5 Claves del Juego: Bengals vs Cowboys - Semana 2

Bengals_Cowboys

De vuelta al AT&T Stadium para la segunda jornada de la temporada 2022.  A continuación las cinco claves del juego de los Cowboys ante los Cincinnati Bengals.

Capítulo dos de la tragicomedia Vaquera con tintes de desesperación por doquier.

Guardando todo respeto, el comienzo del 2022 para Mike McCarthy es para algunos una tragedia griega mientras que para otros es otra versión de una comedia que se viene dando desde hace casi 30 años.

Por supuesto, la nación vaquera que quiere ver a sus vaqueros en la cima estará ciertamente cruzando los dedos que sin el líder incondicional Dak Prescott puedan sacar al burro del barranco, mientras que aquellos anti-vaqueros…. pues usted ya sabe como son.

Lo cierto es que el "show" debe continuar y así como ante los Vikingos en Minnesota la temporada pasada, Cooper Rush será la mejor opción en busca de hacer la "chica" ante Joe Burrow y los Bengalíes que llegan al Metroplex del Norte de Texas como favoritos, en este momento, por 7.5 puntos.

Ambos llegan con marca de 0-1 y de no haber un empate como el 20-20 entre los Potros y Tejanos la semana pasada, uno de estos dos equipos entrará a su tercera jornada con la poco decorosa foja de 0-2 en divisiones donde los otros tres equipos de la AFC Norte y la NFC Este ganaron su primer juego.

Hablando de empates, vaya juego desde el otrora Paul Brown Stadium cuando los acérrimos rivales divisionales Bengals y Steelers se enfrentaban en la versión 106 de tan largo historial, siendo esta la primera ocasión que abrieron la temporada regular enfrentándose el uno al otro.

Y vaya si fue un juego para el propio Ripley.

Cinco entregas de balón por el propio Burrow, cuatro intercepciones y un balón suelto, que puso en relieve lo bien que jugó la defensiva del coordinador defensivo Lou Anarumo, maniatando a Mitch Trubisky con un 21-38 para 194 yardas y solo una anotación.

De hecho, permitieron solamente 16 puntos ofensivos, considerando que los primeros seis puntos fue en regreso de intercepción del profundo Minkah Fitzpatrick para abrir boca con el subsecuente punto extra de Chris Boswell.

De hecho, esta defensiva 4-3 que se maneja con un tercer esquinero le permitió solamente tres puntos al equipo de Mike Tomlin en toda la segunda mitad.

Si no es por una lesión al centro largo Clark Harris obligando al ala cerrada Mitchell Wilcox a entrar en su lugar con el marcador 20-20 con :02 en el reloj, el punto extra para la victoria de las fieras no hubiera estado falto de la sincronía necesaria al llegar el propio Fitzpatrick al bloqueo en equipos especiales por la lentitud del intercambio tan aparentemente rutinario.

Para colmo esta misma situación los volvió a engatusar cuando McPherson se alineó en tiempo extra para un gol de campo de 29 yardas para por fin congelar el juego pero de nuevo Wilcox titubeó con un centro muy alto para el sostenedor Kevin Huber y la oportunidad de ganar se fue por la borda al jalar McPherson el puntapié.

Puntos finos.

Con el espectro de un 0-2 en la mira para uno de estos dos, les paso mis cinco claves del juego.

Clave 1. Hay que simplificar la fórmula. El ser el mariscal de campo reserva significa una variedad de cosas, entre ellas el no ser lo suficientemente bueno para salir de titular.  Obvio.  Pero por lo mismo, este detalle requiere de un ajuste cuando el titular no está disponible, como en el caso de Rush.  Durante la pretemporada el veterano de ya cinco campañas como reserva siguió pecando de la misma desidia y falta de movimiento que lo tiene como el mariscal de campo "de ser necesario".  Para Kellen Moore la consigna es ponerlo en un ambiente donde pueda tener la mejor oportunidad de ir adquiriendo confianza conforme se desarrolle el juego.  El juego terrestre tiene que ser su primera arma, y el poder volver a un juego paulatino y hasta aburrido para el fanático es la manera de quitarle presión en sus primeras intervenciones.  Ezekiel Elliott y Tony Pollard tendrán que contribuir mas que la semana pasada y para ello será vital no encontrarse de pronto en tercera y largo obligando a Rush a buscar surcar los aires.

Clave 2. Los castigos tienen que disminuir.Los pañuelos … tantas ocasiones donde de pronto una segunda y tres se convierte en una primera y veinte, o una tercera y uno se convierte en una segunda y quince.  Sea la indisciplina, la mala suerte o simplemente el no ser lo suficientemente bueno para evitarlos, el andar regalando yardas juego tras juego tiene que llegar a un "hasta aquí" si los Vaqueros quieren competir semana tras semana.  Ante los Bucaneros fueron un total de 10 castigos que les costó 73 yardas, y cada uno de los castigos fueron evitables en su mayoría.  Mucho de la falta del juego terrestre luego de la primera serie que resultó en los únicos puntos del juego fue precisamente porque el juego de mover las cadenas se les puso en contra obligando a tirar el ovoide con resultados cuestionables.  Con un susodicho monstruo de dos cabezas para controlar las trincheras el no poder con esto de los castigos es ponerse en camisa de once varas.

Clave 3. Receptores abiertos bajo la lupa. Para muchos la cúpula vaquera debería haberse preparado mejor con el personal con el que saltaron a la grama el domingo pasado en cuanto al juego aéreo.  CeeDee Lamb no fue lo esperado cuando le tiraron el balón en once ocasiones con solo dos recepciones, mientras que Noah Brown y el propio Dennis Houston tampoco pudieron quitarle la doble y hasta triple cobertura al ahora no. 1 de la vía aérea.  Por lo mismo, el ver inactivo al cotizado Jalen Tolbert fue otra pieza en busca de su lugar en el rompecabezas.  Con su ahora mariscal de campo, esto tiene que cambiar con la esperanza que exista un juego terrestre y un mínimo de castigos que haga valer el momento de buscar el pase.  Dalton Schultz seguirá siendo una válvula de seguridad para mantenerse vivos, pero para que valga la pena será necesario ponerlo en situaciones positivas tomando en cuenta que los demás están de perdido haciendo su propia parte.  Por lo mismo, la línea ofensiva estará obligada a darle un mínimo de tiempo a Rush, al establecer el acarreo para luego buscar tirar el balón.

Clave 4. Duelo de defensivas.  Ambas escuadras pudieron limitar al contrario la semana pasada, y mientras los Bengalíes hicieron su parte de manera loable, Micah Parson y compañía pudieron hacerle sombra al gran Tom Brady con solo 19 puntos y una sola visita a las diagonales con espectacular lance de Mike Evan ante Trevon Diggs.  La ofensiva vaquera tendrá las manos llenas con un Trey Hendrickson que fue un foco de atención de principio a fin, mientras que los apoyadores Logan Wilson y Germaine Pratt, junto con el tercer esquinero con finta de apoyador Mike Hilton, se combinaron para ocho tackleos cada uno, maniatado así al peligroso Najee Harris con solo 23 yardas en 10 acarreos.  Y para ponerle pimienta al caldo, los esquineros Chidobe Awuzie y el ex-Gigante Eli Apple conocen de sobra las tendencias del juego aéreo vaquero.  La defensiva de Dan Quinn estará obligada ante el corredor Joe Mixon, luego de ver como Leonard Fournette les corrió para 127 yardas en 21 acarreos.  La esperanza es que DeMarcus Lawrence se aparezca en escena temprano, algo que pudo hacer pero solamente en destellos en el juego de apertura.

Clave 5. Ganar feo. De nuevo los Cowboys están como gatos esquinados y ahora apenas en la segunda jornada.  La lesión de Prescott llega como cualquier mala noticia, en el momento menos propicio, considerando que antes de salir con lo del dedo pulgar averiado la efectividad dejo mucho que desear.  El octanaje de Burrow con gente como Ja'Marr Chase, Tyler Boyd y Mike Thomas, considerando que sigue Tee Higgins en veremos luego de entrar al protocolo de conmociones, y el ala cerrada Hayden Hurst obligará a la defensiva vaquera de ponerse en un plan intransigente, al grado de buscar tirarle un perico a los engranes.  A la ofensiva están obligados a una juego lento, controlado y falto de espectacularidad desde un principio, y a la defensiva tendrán que encontrar la manera de causarle errores al equipo ofensivo de Zac Taylor.  Para ganarle a esta versión de los Bengals como amplió favorito en su propio patio será necesario el jugársela en el ámbito psicológico, haciendo de esto una lucha libre donde los vestidos de azul-plata son los verdaderos rudos del cuadrilátero.

Related Content

Advertising