¿Cómo cambia la defensa tras la llegada de Robert Quinn?

Quinn

(Nota: La nota original fue escrita por David Helman, escritor para DallasCowboys.com, y traducida al español para SomosCowboys.com)​

FRISCO, Texas - Teniendo en cuenta lo mucho que se ha hablado del tema en estas últimas dos semanas, no es sorpresa que Robert Quinn se convierta en un Dallas Cowboy.

No hay otra manera de decirlo: la posición de ala defensiva era un desastre, y los Cowboys no intentaron ocultarlo. El director de operaciones, Stephen Jones, dijo el martes en Phoenix que la oficina principal todavía estaba intentando agregar jugadores que puedan presionar al pasador – probablemente en referencia a este canje – y también dijo que la línea defensiva sería una de las principales prioridades en el draft de este año. 

Teniendo todo esto en cuenta, los Cowboys merecen muchas felicitaciones por ser agresivos, pero inteligentes, al abordar el problema. El canjear por Quinn, significa agregar un talento con calibre de Pro Bowl a una línea que lo necesita desesperadamente. Las 6.5 capturas de Quinn en 2018 habrían sido el segundo total más alto en esta lista, apenas superando las seis de Randy Gregory.

A su vez, Quinn está a punto de cumplir 29 años y trae consigo un historial bien documentado de lesiones de espalda. Es por eso que los Cowboys están adquiriendo sus servicios por el precio manejable de una selección del Día 3 en el draft del próximo año.

Listo. La noticia actual ha sido establecida. Pero como siempre, echemos un vistazo hacia adelante. ¿Qué significa exactamente esto para los Cowboys en el futuro a corto y largo plazo?

¿Por qué está Quinn aquí?

Este es un nombre más grande del que solemos escuchar durante la agencia libre de los Cowboys, pero el propósito general es el mismo. 

Los Cowboys negociaron por Quinn porque el problema en la posición de ala defensiva es evidente, y a ellos no les gustaron sus probabilidades de solucionarlo a través del draft sin una selección de primera ronda. Las alas defensivas que marcan la diferencia desaparecen del tablero en las primeras 20 selecciones, y los Cowboys no están en el reloj hasta la selección No. 58.

Al canjear por él, los Cowboys están agregando a un titular que es capaz de ejercer presión. Quinn actualmente tiene 69 capturas en su carrera, destacada por un esfuerzo de 19 capturas en 2013. Ha logrado 15 en sus últimas dos temporadas. Puede jugar en el lado derecho, que Rod Marinelli felizmente te dirá que es una de las posiciones más importantes en su defensa.

Tal como está ahora, los dos mejores alas defensivas de los Cowboys tienen futuros ambiguos. Gregory está suspendido indefinidamente. Y por más optimista que sea la oficina principal en cuanto a su restablecimiento, no sería muy inteligente contar con ello.

Lawrence obviamente está en medio de una negociación de contrato acalorada. Hablaremos más de eso en un minuto.

El punto es que los Cowboys se dirigían hacia una situación en la que tendrían que reclutar por necesidad. Pero con Quinn de por medio, ya no tienen que hacerlo. Ojo, eso no quiere decir que no agregarán ayuda a través del draft, si no que ahora no están forzados a hacerlo.

¿A quién está reemplazando Quinn?

Esta pregunta podría ser un poco cargada, dependiendo de tu perspectiva.

Es obvio que Quinn puede reemplazar a Gregory, como ya se ha señalado. ¿Pero será que esta adición va más allá de ahí?

Lawrence ha sido golpeado con la etiqueta de la franquicia por segundo año consecutivo, garantizándole un salario de $20.5 millones por un año. El problema, por supuesto, es que Lawrence no tiene interés en firmar la etiqueta en esta ocasión, ya que está en busca de un contrato a largo plazo.

Stephen Jones señaló el martes que hay un "delta" obvio entre el mercado de los mejores alas defensivas y todos los demás. En gran parte eso se debe a Khalil Mack, quien firmó un contrato de seis años por un valor de $141 millones con los Chicago Bears en septiembre pasado.

Los detalles de la negociación no son de conocimiento público, pero es obvio que Lawrence quiere que se le pague cerca de la cima de ese mercado. Es difícil decir cuál será la cifra que lo haga firmar, pero no será pequeña.

Por su parte, Jones lo dejó perfectamente claro: no se trata de Quinn ni de Lawrence, se trata de ambos.

"Estamos motivados en lograr este acuerdo con DeMarcus Lawrence", dijo Jones el jueves. "Obviamente, es un tipo que ha estado aquí, de cosecha propia, que juega el juego que nos gusta que se juegue".

Si eso sucede, no es exagerado decir que este será el par de alas defensivas más productivas de los Cowboys desde 2012, cuando DeMarcus Ware y Anthony Spencer lograron 11 capturas.

Si por alguna razón esto no funciona, entonces consulta la parte anterior de este artículo: Los Cowboys por lo menos se han cubierto.

¿Qué pasa con el resto de la línea?

Si Quinn y Lawrence están presentes cuando este equipo inicie el campamento de entrenamiento, podríamos estar hablando de la línea defensiva más profunda de Dallas en los años recientes.

Ese tándem le proporcionaría a los Cowboys Pro Bowlers en ambas posiciones de ala defensiva.

Detrás de ellos estaría Tyrone Crawford, un veterano versátil con 22 capturas. Y eso ni siquiera incluye una selección de primera ronda – Taco Charlton aún tiene que demostrar que está a la altura… pero podría ser un gran impulso para la unidad si él da un paso hacia adelante en 2019.

A esto agrégale a Dorance Armstrong y cualquier adición de novato, y este se convierte en un grupo muy profundo – todo eso sin contar cualquier contribución que Gregory podría hacer, suponiendo que haya alguna.

Eso podría girar la atención de regreso hacia la posición de tackle defensivo. Los Cowboys firmaron a Kerry Hyder y Christian Covington para unirlos al dúo de Maliek Collins y Antwaun Woods. Con Quinn en el redil, tal vez la oficina principal decida invertir algo de capital del draft en el interior, donde los Cowboys históricamente se han conformado con las selecciones de draft de última ronda y los agentes libres de la calle.

Esas preguntas están lejos de ser contestadas. Por el momento, agregar a Quinn sigue el modelo típico de los Cowboys al reforzar una necesidad. La diferencia es que él es bastante mejor que los agentes libres que los Cowboys suelen contratar.

Y, dependiendo de lo que los Cowboys hagan en estos próximos meses, él podría ayudar a su defensa a dar ese siguiente paso tan importante.

Related Content

Advertising