Advertising

5 Claves del Juego: Cowboys vs Titans

Practice-Recap-Zack-Martin-Returns-To-Practice-hero

Con otro descanso obligado en los libros, cambios para los Cowboys en víspera de las luminarias candentes de otro lunes por la noche.

La novena jornada tendrá a unos igualmente desesperados Titans de Mike Vrabel que buscan seguirle el paso a los Texans de Houston en su propia División Sur de la Conferencia Americana visitando el AT&T Stadium en lunes por la noche.     

La oncena vaquera se prepara con algunos cambios recientes, comenzando con el refuerzo Amari Cooper.  La consigna es ver producción inmediata del ahora receptor abierto ante la necesidad de estirar por fin el campo con la amenaza de la llamada de larga distancia.  Ciertamente el juego terrestre y control de las trincheras pueden ayudarse con los ajustes que causa la simple presencia de dicha y esperada amenaza de un pase de mas de veinte yardas.   

The Star en Frisco tuvo otro cambio al darle el adiós al asistente de línea ofensiva Paul Alexander y ascender a Marc Colombo de su puesto de asistente.  Desde las barreras este movimiento delata la necesidad de un cambio visceral entre los guardaespaldas azul y plata, luego de ser testigos de momentos donde este tan vital departamento no eran aptos de proveerle carriles a Ezekiel Elliott o esos micro-segundos extra para Dak Prescott y el reto que ha sido tirar el balón.  

Como parte del crucigrama ofensivo entre que si Prescott no es esto, que si los receptores abiertos no son lo otro, que no hay uno de entre tantas alas cerradas, podemos regresar a lo mismo con esta generación de la franquicia; hay que correr el balón.  Para hacerlo se requiere de la quinteta de gigantes que juntos formen la estabilidad inicial de cualquier equipo que busca llegar a los juegos en diciembre y apuntarse como protagonista hacia los juegos en enero.

El comienzo de noviembre para tanto Titans como Cowboys llega señalando el inicio de la segunda vuelta de la temporada regular. Los Cowboys siguen escuchando el retumbar del poste en Landover, mientras que los Titans por último se la jugaban por dos puntos en Londres ante los Chargers para caer 20-19 hace dos semanas. Para ambas franquicias la necesidad de salir avante con la cuarta victoria en ocho juegos es vital para no caer a la segunda división de la NFL de cara al resto de la temporada. 

Los visitantes llegan como la ofensiva 30 por aire y 19 por tierra, mientras que los de casa tiene la 29 por aire y la 4 por tierra.  La defensiva vaquera presume ser la 3 total ante la 11 de los titánicos, donde la posibilidad de tener al rival con menos de 20 puntos es muy factible con dos ofensivas que no han podido operar del todo.

Para las cinco claves del juego les tengo estas observaciones.

Clave 1 –  Nueva opción aérea.  El esperado debut de Cooper será gran parte de la trama dentro del drama, considerando el baile que se va a dar con los esquineros Malcolm Butler, Logan Ryan y el versátil Adoree’ Jackson.  La atención sobre un ahora receptor número uno real por definición abre avenidas para otros, en particular para el chaparrón Cole Beasley en esas ya afamadas trayectorias en el centro del emparrillado.  No olvidemos que para Allen Hurns, Terrence Williams y Michael Gallup la presión de no tener un verdadero número uno estará en evidencia, pero por lo mismo, significa una gran oportunidad con la atención que se predice sobre Cooper.  La lesión del ala cerrada Geoff Swain es factor considerando la necesidad que alguien de esta cuadrilla sea de pronto no solo válvula de escape pero también factor en bloqueos clave para el juego terrestre y aéreo.  Esta parte del balance requiere la misma atención que tuvo el perímetro, pero por lo pronto la dirección es bastante obvia.  

Clave 2 –  Se sigue corriendo el balón.  Con toda la atención sobre el juego por aire, Elliott y el juego terrestre pudieron escudarse de la luminaria semanal luego del descanso obligado.  La ofensiva sabe que el trabajo en equipo comienza con la efectividad de correr el balón, que contando con dicha efectividad esto obliga a los ajustes defensivos del contrario.  Los cánones lo dictan, y a partir de ver como Elliott no ha tenido un juego denominado como explosivo, por ahí un Brian Orapko y Will Compton pudieran ser presa para por fin ver que se desprenda en una esperada escapada.   El coordinador defensivo Dean Pees de los Titans sería el primero en admitir que su estampa esta falto de mayor contundencia algo que es la invitación que esperaba Elliott para su propio juego de ajedrez ante los siete y hasta ocho que de pronto lo señalan como asignación primaria.  Ya para establecerse en su propio patio el desempolvar al poderoso Rod Smith es señal fiel que las cosas van con el ritmo deseado, sin descuidar el hecho de verlo en trayectorias aéreas cerca de la línea de golpeo.  

Clave 3 –  Cambios en el departamento.  Ya el silencio se había vuelto demasiado sonoro cuando parte de la aventura de los denominados guardaespaldas vaqueros edición 2018 amaneciera con la noticia del jefe departamental.  El despido a consecuencia de la inefectividad del producto general, pero también la falta de dirección de tan vital asignación llevó a la necesidad del cambio, y para los protagonistas será ahora Columbo, que no hace mucho tiempo se vistió como liniero ofensivo vaquero, el que dirija los intereses de los tantas veces desconocidos.  La presente generación de la franquicia se ha distinguido en atraer y retener a lo mejor de la liga, año tras año, de entre los linieros ofensivos y si todo esto de la falta de ofensiva se reduce a que la línea ofensiva es parte del problema, pues ha llegado el momento de ponerle un alto a eso.  Por ahí se escucha que Paul Alexander se fue apagando en su preparación con el indiscutible talento de Zach Martin y Tyron Smith y que la inercia inicial es que cambio por cambiar el presente ambiente es la idea de momento.

Clave 4 –  Titans con su propia sopa.  Para la quinta jornada de la presente temporada los crecidos Titans presumían una vistosa marca de 4-1 con racha de tres consecutivos, comenzando con victoria ante los Texans 20-17, seguido de un inexplicable 9-6 ante los Jaguars y una tercera victoria siendo aquella improbable 26-23 ante los actuales campeones de la NFL Eagles.  Pero cambio de dirección.  De ahí fueron tres derrotas consecutivas, comenzando con un horrible 13-12 ante los Bills de Buffalo, que realmente están pensando en el 2019, una blanqueada ante los Ravens 20-0 para luego dejarlo todo en el campo de juego en territorio Ingles ante los Chargers y Phillip Rivers.  Del otro lado del campo el juego se torna realmente vital para las esperanzas de Vrabel, que vaya si se puso a medio mundo en la bolsa al jugársela al final del juego en Londres, siendo para muchos la razón del porque en el mundo del deporte el jugársela así es vivir al filo arriesgándolo todo.            

Clave 5 –  Las luminarias candentes.  Hubo un tiempo donde el juego del lunes por la noche dominaba el panorama de juegos en las noches.  Sin rivales como los ahora esperados domingo, jueves y hasta sábado en la noche de hoy en día, el atractivo para lo partícipes de estas confrontaciones es que saben que en ese momento el resto de las 30 otras franquicias son ahora meros espectadores.  Las luminarias candentes de estos juegos se reflejan en juegos de alta intensidad donde el inexorable final no apto para cardíacos se da por una variedad de razones, botes del ovoide que determinan todo la labor que significa el prepararse semana tras semana para una interminable temporada que se reduce a diez y siete semanas.  Para esta versión del juego semanal del lunes se enfrentan dos equipo con visibles detalles a la ofensiva donde al final pudiera decidirse en esta plataforma con una jugada de equipos especiales, un regreso espectacular, balón suelto en patada de despeje, o alguna de esas jugadas que hace del aficionado el espectador afortunado.

Related Content

Advertising