5 claves del juego: Vaqueros rumbo al nuevo palacio de la NFL

Con su marca de 5-3 los pupilos de Jason Garrett van rumbo al nuevo Taj Majal de la NFL, siendo esta la flamante casa de Arthur Blank, propiamente llamado el Mercedes-Benz Stadium de la ciudad del durazno en el estado de Georgia.

Es un juego vital para ambas escuadras. 

Un equipo de Dan Quin que sigue sin encontrar su filo, con su propia marca de 4-4 luego de la derrota en Carolina, parece un espectro de lo que fue hace escaso año, y para ellos peligra la gran fiesta en una División Sur de la NFC que incluye a unos inspirados Santos de Nueva Orleans junto con las Panteras de Carolina.

Los vestidos de azul y plata buscan a como de lugar mostrar que el Plan B sin Ezekiel Elliott es cosa de simplemente mover piezas para seguir en busca de cualquier tropiezo de las Águilas de Philadelphia para mantener el paso en la búsqueda de un campeonato divisional que sigue siendo un respiro de ilusión guajiro.

Los pajarracos vestidos de rojo y negro son un equipo que no ha podido ejercer el domino como lo lograron en el 2016-17 cuando llegaron al Súper Tazón ante unos milagrosos Patriotas que le arrebataron el trofeo Lombardi luego de ir arriba de manera convincente. Hay quien dice que la falta de ángel en esta temporada es un remanente de los sucesos en febrero.

Lo que es indudable es ver como un Matt Ryan no es el mismo, por la razón que sea. Su juego terrestre ha sido adecuado, su línea ofensiva no se ha esfumado, la defensiva ha sido buena sin ser dominante, pero la gran duda es si la ofensiva de los Halcones Negros de Atlanta pueden darle al respetable en este nuevo recinto razón para celebrar.

Clave 1 –Bueno, ya lo sabíamos. Ya digerida la noticia con respecto a Elliott, ahora ya se puede entrar al plan de juego ya anticipado desde aquel momento a mediados de agosto cuando se promulgó el castigo para el joven corredor por las razones ya conocidas. Ante los Jefes, fueron 27 acarreos para 93 yardas y una anotación, con Alfred Morris apareciendo en solo una ocasión, pero ahora ante la defensiva comandada por el apoyador Vic Beasley Jr., será un juego terrestre por comité el que se plante ante Atlanta. Todo parece indicar que Morris será el titular, donde Rod Smith y Darren McFadden le darán una jiribilla al juego terrestre, pero en realidad no se sabe en que porcentaje de toques se presentarán junto con Dak Prescott. Hay la posibilidad de Morris con doble ala cerrada o junto con corredor de poder, ya sea Rod Smith o Keith Smith, o el propio Darren McFadden en las misma combinaciones, siendo el comodín el primero de los Smith también como el corredor primario. Sea lo que sea, la obligación es llenar un vacío que se venía anticipando desde justo después de aquel día donde la NFL inmortalizó a Jerry Jones en su Salón de la Fama en Canton, Ohio.         

Clave 2 – Lesiones relevantes. Para la jornada 10 todo parece indicar que los Vaqueros, que hasta el momento la han librado sin mucho aspaviento en cuanto a las lesiones en general, no contarán con los servicios del tackle izquierdo Tyron Smith, que luego de sobrellevar semana tras semana una espalda marcada, ahora reporta un tirón en la ingle siendo esta la gota que derramó el vaso. El hecho es que no practicó y las posibilidades que juegue son muy escasas, siendo el siguiente a bordo Chaz Green, que viera acción ante los Jefes luego de la salida del otrora Tazón de los Profesionales. El protector del lado ciego de Prescott es pieza vital, y sin la muralla Smith se verán algunos ajustes, ya sea con doble ala cerrada de ese lado, o un Rod Smith ayudando en los bloqueos particularmente en jugadas de pase. Esto se complica al momento de perder a un excelente bloqueador también en Elliott, y es factible ver a Prescott en una bolsa móvil con el afán de evitar la presión de una línea defensiva que le permitió casi 90 yardas por tierra a Cam Newton en la victoria en Carolina sobre estos Halcones Negros en la jornada anterior.     

Clave 3 – Alicaídos y confundidos. Los Halcones Negros comenzaron la temporada a tambor batiente, con sendas victorias ante Chicago, Green Bay y Detroit, solo para ver como dejaban dinero en la mesa con derrotas ante Buffalo, Miami, Patriotas y las mencionadas Panteras. La combinación de corredores en Devonta Freeman y Tevin Coleman ha dado frutos respetables, pero un Julio Jones con una sola anotación y un pase clave que se le cayera en Carolina es muestra de que algo no anda bien. La esperanza es el poder definir en el estudio del video como seguir llegando sobre el mariscal de campo Matt Ryan, sabiendo que existe la posibilidad de que despierte del momento somnoliento en el que se encuentra que los tiene a mitad de tabla. La presión de Demarcus Lawrence, David Irving y compañía, junto con la movilidad de Sean Lee y Jaylon Smith pueden fastidiar a los mencionados, y será importante aguantar los embates iniciales de lo que seguro será la búsqueda de una jugada explosiva para meter de lleno al monstruo de 71,000 cabezas, luego de andar de gira desde el 22 de octubre en visitas a Nueva Inglaterra, Jets de Nueva York y Carolina.         

Clave 4 –Juego aéreo azul y plata. Durante la semana de preparación rumbo a Atlanta la lista de lesionados incluyó a los receptores abiertos Dez Bryant y Terence Williams, el primero siendo congelado mientras que el segundo sacudiendo levemente el cuerpo este jueves pasado. Bryant declaró estar esperanzado de jugar, pero de estar en el terreno de juego la duda es cuanto Dez habrá para lidiar con los esquineros Robert Alford y Desmond Trufant. Williams tuvo gran juego ante Kansas City, y su condición parece ser menos precaria con la flecha apuntando hacia el cielo para otro juego explosivo luego de ver como la sincronía con Prescott pareciera manufactura Suiza, solo faltándole una visita a las diagonales. Otro que entra a la ecuación es el chapparrón de oro Cole Beasley, el de las dos sendas anotaciones como para declarar a los cuatro vientos, "aquí estamos y no nos vamos". Es tiempo también de ver a Brice Butler entrar al baile, siendo un atleta con herramientas al puro estilo de Mercurio pero cuyas oportunidades de pronto se desvanecen en el momento crítico. Pudiera ser propicio darles juego a las alas cerradas Geoff Zwaim y James Hanna, que seguro estarán en asignaciones de bloqueo con la salida del tackle ofensivo Smith, pero que por lo mismo deberían soltarles las riendas para  darles una paseadita en trayectorias de pase.     

Clave 5 – En el centro del huracán. No hay duda que este compromiso en Atlanta está en el radar no solo de los seguidores de ambas escuadras, pero también por parte de todo el universo de la NFL. Con el comienzo pactado para las 4:25pm tiempo del este, este seguro será un juego para ver de principio a fin con todos los fierros, sabiendo de todo lo que conlleva la situación Elliott y lo que se ha desatado al más alto nivel entre la jefatura vaquera y los despachos de la NFL en Manhattan. Por lo mismo esta el nuevo estadio en Atlanta, sabiendo lo que se vivió en la apertura del entonces Cowboys Stadium, ahora AT&T Stadium, causando revuelo para los millones siguiendo las acciones a nivel internacional. Los pupilos de Dan Quin tienen la desmedida presión de despertar, comenzando y terminando con Matt Ryan en los controles ofensivos, para seguir en la lucha y el marco de su nueva casa y la anticipación de la visita de los Vaqueros de Dallas con todas sus luces hacen de este un manjar digno del propio Emperador Mughal Shah Jahan, que comisionó la  construcción del soberbio mausoleo en la India en aquel año 1653 a su esposa predilecta Mumtaz Majal.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising