A buscar reemplazo

La’el-Collins-Suspended-Five-Games-By-The-NFL-hero

FRISCO – Los Dallas Cowboys tendrán que comenzar a enfrentar sus nuevos problemas ofensivos el lunes, cuando comience la preparación para visitar a Los Angeles Chargers.

Son problemas recientes, de los que apenas se enteraron pocas horas después de que ofrecieron una mejor exhibición de la que el mundo esperaba, contra los Tampa Bay Buccaneers, aunque al final el resultado fue el que casi todos anticipaban, la derrota.

Los Cowboys tendrán que remplazar por cinco partidos a su tackle titular La'el Collins, quien fue suspendido cinco partidos por violar el reglamento de sustancias prohibidas.

Y al mismo tiempo, encontrar la manera de ajustar la ausencia por lesión del receptor Michael Gallup.

"Ty (Nsekhe) y Terence (Steele) han trabajo del lado derecho e izquierdo", mencionó el entrenador de los Cowboys, Mike McCarthy. "Los jugadores están libres por sus tres días libres obligatorios. Así que el lunes que lleguen los jugadores vamos a pasar la mañana trabajando en Tampa y después del mediodía en los Chargers".

Al menos, los Cowboys tienen la ventaja de que se enteraron de la suspensión de Collins 10 días antes de visitar Los Ángeles, para tratar de buscar el mejor acomodo en su línea ofensiva, que es muy probable que ya cuente con el guardia derecho Zack Martin, quien estuvo fuera del primer partido por los protocolos de Covid.

Si se considera que Connor McGovern lució vienen contra los Buccaneers como guardia derecho, quizá el equipo pueda considerar a Martin como tackle de ese lado, como sucedió en la campaña anterior por la lesión de Collins, que estuvo fuera todo el 2020 lastimado de la cadera.

Los Cowboys también le dieron juego en todos los partidos de la temporada al entonces novato agente libre Terence Steele, incluidos 14 partidos como titular. El equipo contrató como agente libre al tackle veterano suplente Ty Nsehke.

"Ty y Terence han trabajo como tackles izquierdos y derechos", explicó McCarthy con respecto a la pretemporada. "Así que me siento cómodo jugando con esos muchachos".

Los Cowboys todavía tienen la esperanza de que el equipo legal de Collins pueda evitar o al menos reducir la suspensión. Pero parece poco probable.

"Estamos extremadamente decepcionados de cómo la NFL ha manejado todo este asunto, desde pisotear los derechos del Sr. Collins hasta divulgar la información prematuramente, sabiendo que se presentó una apelación oportuna, hasta engañar de manera intencional a la corte en la audiencia", escribieron sus representantes en un comunicado. "El alcance y el esfuerzo que hizo la NFL para lograr sus fines es espantoso".

Por otra parte, la lesión de Gallup pondrá a prueba el extenso talento que los Cowboys tienen en la posición de receptor, donde dejaron seis jugadores activos, incluidos cinco veteranos y un novato, además de otros dos en equipo de prácticas y uno más como reserva por lesión no relacionada con el futbol americano.

Cedrick Wilson deberá ser el primer receptor que tomen en cuenta y Noah Brown deberá tener participación, después de que contra los Buccaneers no jugó debido a que tenía apenas menos de una semana de que salió de la reserva por Covid.

Ambos, Gallup y Collins, son parte del corazón ofensivo de los Cowboys que compitió hasta su última serie contra los campeones de la NFL, de tú a tú.

"Fue un gran partido", dijo McCarthy. "Creo que el ambiente fue increíble. Me encantó la manera en que nuestros jugadores salieron y atacaron".

"Creo que le enseñamos al mundo de lo que somos capaces".

Related Content

Advertising