Ala defensiva Randy Gregory regresa rápido y bien

Gregory

Parece como que nunca se detuvo o quizá como si hubiera pasado el año de suspensión en la NFL jugando en otra liga de alto nivel.

Apenas poco más de una semana después de que comenzó a entrenar con el resto de sus compañeros, el ala defensiva Randy Gregory jugó este sábado con sus Cowboys en la derrota que sufrieron 21-13 ante los Cincinnati Bengals.

Gregory pasó toda la campaña anterior castigado, sin jugar, por reiteración en el consumo de sustancias prohibidas. La ocasión más reciente que había visto acción en la NFL fue en el último partido de la campaña 2016.

"Es difícil decir exactamente cómo jugó", dijo el entrenador de los Cowboys, Jason Garrett. "Pero pareció como que jugó con buen ánimo. Estuvo activo. Se vio como que estuvo alrededor del quarterback algunas veces. Se vio rápido y explosivo. Pareció él mismo".

El entrenador Garrett y el coordinador defensivo, Rod Marinelli, nunca pensaron que tan pronto Gregory estuviera listo para participar en un partido, ni siquiera de pretemporada.

De hecho, cuando en julio pasado fue reinstalado por la Oficina del Comisionado para ser elegible de entrenamiento a partir del campamento, el entrenador Garrett mencionó que primero tendrían que evaluar sus condiciones físicas, mentales y de futbol americano, antes de considerarlo para practicar con el resto de sus compañeros; mucho menos para jugar.

La última semana de entrenamientos en el campamento de Oxnard animó a Garrett y compañía, más después de que el miércoles pasado, apenas en su tercer entrenamiento con contacto junto a los demás Cowboys, pareció como que logró cuatro capturas.

"Es un apresurador de quarterbacks realmente natural con un montón de habilidades", consideró Garrett. "Jugó 10 centros en el partido, que es el número que queríamos. Pensamos que era el número correcto de centros esta noche y él se manejó bien".

Si Gregory puede comenzar la temporada con los Cowboys será como tener un refuerzo interno, sin tener que gastar en agencia libre.

Puede ser de especial importancia considerando que uno de sus linieros defensivos supuesto a ser estelar y que sumó siete capturas en ocho partidos la temporada pasada, ni siquiera ha comenzado a entrenar, David Irving. Y en caso de que lo haga, empezará suspendido cuatro partidos por segundo año consecutivo.

Además, el tackle defensivo titular Maliek Collins ha pasado la gran mayoría del campamento en rehabilitación de una operación de pie que sufrió en el receso de campaña.

Cierto que los Cowboys están muy satisfechos con el desarrollo de dos linieros defensivos este verano, el novato Dorance Armstrong y el agente libre Antwaun Woods, quienes incluso han pulido con titulares.

Pero como alguna vez dijo el entrenador Bill Parcells, "nunca sobra los apresuradores de quarterbacks en un equipo de NFL…". 

Gregory además tiene experiencia, fue considerado en sus épocas colegiales con la Universidad de Nebraska un gran prospecto profesional, que desafortunadamente nunca ha llegado a consolidarse por sus problemas extra cancha.

"Creo que aún no estamos ahí", dijo Garrett en referencia al mejor nivel de juego de Gregory. 

"Lo que queremos hacer con él es continuar poniéndolo allá afuera. Tuvo una buena semana de práctica, buenos 10 centros esta noche. Continuaremos progresando con él. Ciertamente, luce como que está cómodo y con confianza. Está mejorando cada día".

Los compañeros de Gregory también confían en que lo están recuperando como jugador. "Me encanta", dijo el linebacker Jaylon Smith. "Es un muchacho que crecí viendo y como fan de él. La manera en que se acerca al balón y todo lo que ha pasado. Va a tener un gran año".

Related Content

Advertising