CeeDee Lamb superó las expectativas en su año de novato

Lamb

(Nota: El artículo original fue escrito por Jonny Auping, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

FRISCO, Texas - En esta serie analizamos lo bueno, lo malo y lo que sigue para jugadores que actualmente están bajo contrato con los Cowboys. Hoy continuamos la serie con el receptor abierto CeeDee Lamb.

Lo bueno: Cuando los Cowboys estaban oficialmente en el reloj para escoger a la selección global No. 17 en el draft del año pasado, y CeeDee Lamb todavía estaba en el tablero, la oficina principal tomó una decisión: simplemente Lamb era un jugador demasiado talentoso como para dejarlo pasar. La mentalidad fue la siguiente: la necesidad de la lista es una cosa, pero si tienes la oportunidad de seleccionar un jugador que podría ser un Pro Bowler por varios años y un favorito de los fanáticos durante años, lo haces. Y por decepcionante que fuera la temporada 2020 en su conjunto, Lamb hizo todo lo posible para validar esa lógica. Ningún otro receptor en la historia de la NFL ha atrapado al menos cinco pases en sus primeros seis juegos. Rompió el récord de los Cowboys (46 establecido por Bob Hayes en 1965) de la mayor cantidad de recepciones de un novato con 74. Su química con Dak Prescott al principio de la temporada fue fenomenal, y sus habilidades para crear jugadas produjeron algunos de los momentos más destacados de la temporada - particularmente una recepción en la zona de anotación en el partido contra los Minnesota Vikings.

En general, Lamb parecía estar un año por delante de la mayoría de los novatos. Terminó la temporada con 935 yardas y cinco touchdowns. 

Lo malo: Si calificas a Lamb como novato, es difícil encontrar muchas "cosas malas" sobre su temporada 2020. Pero si lo miras como el creador de juego del que ya ha demostrado ser capaz, hubo algunos juegos en los que su impacto fue insignificante. No atrapó un solo balón en la derrota en octubre ante Washington y tuvo menos de 45 yardas en recepción en otros cuatro juegos. Para ser justos, todos esos juegos vinieron después de la lesión de Prescott e incluyeron tres mariscales de campo titulares diferentes y una línea ofensiva que estaba batallando con lesiones. Otro aspecto del juego de Lamb que puede mejorar es la recepción de pases. Si bien tuvo algunas recepciones excelentes, hubo varias ocasiones en las que dejó caer el balón en jugadas en las que podía haberlo atrapado. Recibió pases en la zona de anotación en los dos juegos contra Washington, pero no los atrapó. Estuvo a punto de conseguir una espectacular recepción de Hail Mary en Baltimore, pero no pudo, aunque no es justo calificar esa jugada como un pase que dejó caer. Pero sí dejó caer un pase al final del juego de los Giants en la Semana 17 que podría haberlos llevado a una victoria.

Lo mejor de 2020: Su recepción de touchdown contra los Vikings fue probablemente la jugada más impresionante y emocionante realizada por cualquier Cowboy en toda la temporada, pero el mejor juego de Lamb llegó en una difícil victoria de la Semana 6 ante los Giants. En el tercer cuarto, Prescott sufrió una devastadora lesión de tobillo que le costaría el resto de su temporada. Sin embargo, Lamb entró al juego con cinco recepciones en cada uno de los primeros cinco juegos de su carrera, empatando un récord de la NFL. Lamb no solo registró las cinco recepciones necesarias para romper el récord de novato de la NFL, sino que acumuló 124 yarda – incluidas algunas conversiones cruciales en el primer intento al final del juego cuando Andy Dalton entró al campo y el equipo necesitaba mover el balón y desarrollar la química con un receptor rápidamente. Quizás en el juego más emotivo de la temporada, Lamb se destacó y puso de su parte como el resto del equipo.

Consideración de contrato: A Lamb todavía le quedan tres años en su contrato de novato por un valor total de $14 millones. Es una apuesta bastante segura suponer que su segundo contrato valdrá considerablemente más dinero.

¿Qué sigue? El futuro de Lamb es tan brillante como el de cualquier jugador de la NFL y, ciertamente, el de cualquier jugador de los Dallas Cowboys. Los fanáticos no saben cómo serán las jugadas destacadas de la próxima temporada, pero pueden estar seguros de que muchas de ellas vendrán de Lamb, asumiendo que se mantenga saludable. Amari Cooper tiene un contrato a largo plazo y Gallup y Lamb todavía están en sus acuerdos de novato. Los Cowboys tienen el tipo de armas para que su mariscal de campo gane un MVP y sea un monstruo ofensivo. El año pasado fue un ejemplo de cómo la creación de jugadas por parte de jugadores talentosos puede desperdiciarse si muchas otras cosas salen mal para un equipo. Es de esperar que algunos de esos problemas se solucionen por sí mismos cuando los jugadores lesionados regresen, pero un aspecto de tener tres grandes creadores de juego es que es probable que ninguno de ellos tenga el impacto individual que tendrían como un puro receptor No. 1. Lamb parece encajar muy bien como receptor de la ranura, por lo que es seguro asumir que seguirán teniéndolo en ese rol, pero aún buscarán maximizar sus habilidades en cualquier oportunidad que puedan crear para él. Lo de regresador de patadas de despejes probablemente será una decisión que tomarán en el campamento de entrenamiento, pero parece ser una manera fácil de ponerle el balón en sus manos.

Related Content

Advertising