¿Cómo se ve el tope salarial para el 2022?

Stephen jones

(Nota: El artículo original fue escrito por David Helman, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

MOBILE, Ala. – La gran ironía del Senior Bowl es que es el primer vistazo de cómo podría ser 2022, pero es demasiado temprano en el proceso para ser un vistazo con claridad.

Los 32 clubes de la NFL tienen al menos alguna presencia en Mobile, con miras a evaluar la clase del draft de este año y prepararse para un nuevo año de liga. Pero el hecho es que todavía queda un partido por jugar en esta temporada 2021, y hay demasiadas incógnitas sobre lo que vendrá.

"Es un poco temprano, un trabajo en progreso para nosotros decir 'Estas son nuestras necesidades, esto es lo que queremos ver en este momento'", dijo el director de operaciones de los Cowboys, Stephen Jones, el martes. "Todavía no estamos preparados para hacer eso y mucho de eso afectará a cuántos de nuestros jugadores podemos volver a firmar en general".

Como siempre es el caso, los Cowboys tienen mucho trabajo por delante de cara a la temporada baja de 2022. De sus 21 agentes libres sin restricciones, 10 de ellos eran titulares regulares y otra gran parte eran jugadores importantes. Varios de ellos, como Dalton Schultz, Randy Gregory y Jayron Kearse, podrían recibir un gran día de pago en el mercado abierto.

También hay que tener en cuenta el detalle significativo de que actualmente se proyecta que los Cowboys estén cerca de $20 millones por encima del tope salarial de 2022, y eso les da mucho en qué pensar durante las próximas semanas.

"Vamos a tener que tomar algunas decisiones difíciles", dijo Jones. "No vamos a poder mantener a todos los que nos gustaría mantener y eso es parte de eso".

Por supuesto, se puede lograr mucho con unos pocos clics de un botón. Los Cowboys a menudo han reestructurado sus contratos más grandes para crear espacio bajo el tope salarial, y es probable que lo vuelvan a hacer. El acuerdo masivo de Dak Prescott se puede reestructurar para crear espacio, al igual que cualquiera de los contratos más grandes a lo largo de la línea ofensiva de los Cowboys. Los Cowboys también han reestructurado el contrato de Ezekiel Elliott en el pasado.

También está el caso interesante de Amari Cooper, cuyo salario de $20 millones se garantiza cinco días después del inicio del año de la liga en marzo. Debido a la forma en que está estructurado su contrato, los Cowboys podrían ahorrar $16 millones si cortan a Cooper antes de esa fecha, algo que se ha especulado con tanta frecuencia que hasta al mismo Cooper se le ha preguntado al respecto.

Después de la derrota en los playoffs ante San Francisco, se le preguntó a Cooper si pensaba que se quedaría con los Cowboys en 2022.

"Yo no tomo esas decisiones", dijo Cooper en ese momento. "Honestamente, no lo sé, pero espero".

Claramente, hay mucho aquí para que la oficina principal considere. Crear espacio en el tope salarial puede ayudarlos a navegar en 2022 y potencialmente conservar algunos de sus agentes libres clave, pero también puede tener el costo de crear futuros dolores de cabeza.

Dada la cantidad de contratos de mucho dinero que los Cowboys han negociado en los últimos años, Jones notó el desafío de ese acto de equilibrio.

"Por mucho que respetemos a estos hombres, todos saben que tenemos que administrar un negocio y solo hay equis cantidad para distribuir", dijo.

Ese volverá a ser el caso este año, tal vez tanto para los agentes libres como para los jugadores que regresan. Entonces, si bien la preparación del draft de los Cowboys ha comenzado, se siente justo decir que las imágenes son muy confusas sobre lo que necesitarán en el futuro cercano.

"Ciertamente, tendremos que manejarlo y tomar algunas decisiones difíciles", dijo Jones.

Related Content

Advertising