Con el contrato de Dak finalizado, ¿quién sigue?

With-Dak-Done,-How-Much-Of-“The-Pie”-Is-Left-hero

(Nota: El artículo original fue escrito por David Helman, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

FRISCO, Texas - Finalmente, un sentido de dirección. 

El acuerdo histórico con Dak Prescott fue emocionante por una variedad de razones. Los Cowboys aseguraron los servicios de su mariscal de campo franquicia durante los siguientes cuatro años, y lo hicieron de una manera que no debería dañar su flexibilidad financiera a largo plazo.

También les permite hacer movimientos en el presente.

Desde que terminó la temporada 2020, pareciera que todo estaba congelado, como si alguien presionara el botón de pausa en la organización de los Cowboys. El estado del contrato de Prescott fue la mayor prioridad de la temporada baja, y considerando el costo astronómico de ese contrato, era algo que tenía que resolverse antes de que pudiera suceder cualquier otra cosa.

Bueno, ya por fin resolvieron lo de la posición de mariscal de campo y ahora las otras fichas de dominó han comenzado a caer.

El mismo día que Prescott firmó su contrato, los Cowboys activaron cláusulas en varios otros contratos para liberar algo de espacio en el tope salarial. Es una táctica que la oficina principal ha implementado durante años, convirtiendo grandes salarios en bonos de firma, lo que les permite distribuir el golpe contra el tope salarial en varios años y liberar espacio en el límite del tope salarial del año actual.

Con el tope salarial de 2021 establecido en $182 millones, los Cowboys presionaron algunos botones y reestructuraron los acuerdos de Tyron Smith, Zack Martin y La'el Collins, liberando aproximadamente $17 millones.

Con la agencia libre programada para iniciar la próxima semana, los Cowboys tienen aproximadamente $19 millones en espacio de tope salarial, en gran parte gracias al tope salarial de Prescott de $22 millones, una reducción significativa de los $37.7 millones que habría costado si hubiese jugado bajo la etiqueta de franquicia.

"Cuando se trata del tope, como dije, creo que tenemos los recursos para hacer lo que tenemos que hacer dentro del tope y poner una defensa con Dak y la ofensiva para ser un equipo de campeonato", dijo el director de operaciones de los Cowboys Stephen Jones.

Sin embargo, ¿cómo se ve eso exactamente? Los Cowboys no han gastado mucho en la agencia libre en los últimos años, y no parece probable que eso cambie ahora.

Nunca han sido demasiado tímidos al respecto. Durante la mayor parte de la última década, los Cowboys han preferido encontrar sus grandes piezas a través del NFL draft. Cuando se le preguntó sobre la adquisición de talento defensivo el miércoles, Jones aludió a ese hecho él mismo.

"Creemos que podemos superar esto y realmente mejorar nuestra defensa, y obviamente el corazón y el alma de cualquier equipo es el draft", dijo.

Su lógica es incluso más sólida de lo habitual. Uno de los pocos aspectos positivos de un récord 6-10 es el hecho de tener la selección global número 10 del draft. En total, tienen 10 selecciones para usar en el resto de su lista, destacadas por un par de selecciones compensatorias recibidas por Byron Jones y Robert Quinn - No. 99 y No. 138. Los Cowboys actualmente tienen cuatro selecciones en el Top 100 del draft y seis selecciones en las primeras cuatro rondas.

"Creo que tenemos a uno de los mejores en el negocio, Will McClay y su grupo de scouts, y van a hacer un trabajo tremendo. Creo que nos ayudarán a encontrar jugadores defensivos", dijo Jones. "Ahora, tienes que tener la mente abierta o no conseguirás a CeeDee Lamb si está sentado allí. Al mismo tiempo, creo que el draft es obviamente una excelente manera de mejorar nuestro equipo".

Obviamente, no todo se puede hacer a través del draft. Al igual que todos los demás en la liga, los Cowboys realizan adquisiciones de agentes libres cada temporada baja, aunque el impacto de esas adiciones ha sido mínimo en el mejor de los casos.

La oficina principal mostró su voluntad de invertir un poco más en 2020, lo que marcó el inicio del primer año del mandato del entrenador en jefe Mike McCarthy. Los Cowboys firmaron a Gerald McCoy bajo un contrato de tres años y $18.3 millones, y agregaron a sus compañeros veteranos Dontari Poe y HaHa Clinton-Dix a acuerdos por valor de $9 millones y $3.75 millones, respectivamente.

Estos contratos ciertamente no eran enormes para los estándares de agencia libre de la NFL, pero eran más grandes de lo que los Cowboys habían dado habitualmente en años recientes, especialmente para dos tackles defensivos y un profundo, posiciones en las que el equipo no ha estado dispuesto a invertir grandes sumas en el pasado.

La ironía, por supuesto, es que ninguno de esos movimientos dio resultado. McCoy se rompió el cuádriceps al comienzo del campamento de entrenamiento y finalmente fue liberado. Clinton-Dix fue cortado cuando el equipo redujo su lista al final del campamento. Poe fue liberado a mitad de la temporada después de no lograr crear un impacto en una defensa atroz.

Ahora, la pregunta es: ¿qué tanto afectarán esos fracasos en su estrategia de este año? Los Cowboys necesitan talento, particularmente en el lado defensivo del balón. Titulares y contribuyentes clave como Chidobe Awuzie, Xavier Woods, Jourdan Lewis y Aldon Smith llegarán al mercado abierto la próxima semana. Incluso una clase de draft cargada no puede reemplazar toda esa producción por sí sola.

Jones también pareció reconocer eso, y nuevamente, esto solo enfatiza aún más la importancia del acuerdo de Prescott. Si los Cowboys estuvieran entrando a un nuevo año de liga con su mariscal de campo en una etiqueta de franquicia de $38 millones, estarían maniobrando para simplemente permanecer por debajo del tope salarial, en lugar de identificar piezas para agregar.

"Basado en cómo negociamos este contrato con Dak y Todd, esto nos da la oportunidad de hacer algunas cosas para seguir mejorando en el lado defensivo del balón", dijo. "Lo cual, como vimos el año pasado, es muy difícil superarlos en este juego. Tenemos que ser mejores en el lado defensivo del balón".

A pesar de todo esto, la historia sugiere que los Cowboys no serán jugadores importantes en la agencia libre. Pero contratar a su mariscal de campo les da la flexibilidad de poder hacer algo. Con ese primer paso tan importante fuera del camino, se siente mucho más fácil empezar a ver cuál será el camino hacia la temporada 2021.

Related Content

Advertising