Corregido y mejorado

Motivated-Zeke-Focused-On-Eliminating-Fumbles-hero

Ezekiel Elliott asegura que llegó corregido y mejorado al campamento de prácticas de los Dallas Cowboys.

Está consciente hasta en el mínimo detalle de que su producción distó de ser la que él mismo esperaba en todos los aspectos, incluidas las yardas por carrera, pero sobre todo el de los balones sueltos, que fueron muy costosos la temporada pasada.

Elliott dice que está más motivado que nunca para mostrar que sigue siendo uno de los mejores y más confiables corredores que hay en toda la NFL.

"No necesitas más motivación que tener la temporada que tuve el año pasado", dijo Elliott en su primera conferencia de prensa del campamento, el jueves por la tarde en Oxnard, California. "Conozco el tipo de jugar que soy y no creo que lo mostré la temporada pasada".

Las personas cercanas a Elliott, como su compañero Dak Prescott, han reiterado que se preparó ta vez como nunca antes de llegar al campamento, incluso desde antes de empezar el programa de receso de temporada.

Su entrenador en jefe, Mike McCarthy, coincidió en su impresión de ver a Elliott trabajar desde que terminó la temporada anterior y guiar al equipo con su propio ejemplo.

"Zeke ha estado en primera fila en todos aspectos", comentó McCarthy el miércoles. "Todos los días ha estado en nuestras instalaciones trabajando. Desde que terminó la temporada pasada, hasta antes de subirse al avión para viajar hacia acá".

El 2020, representó la primera temporada completa en la que Elliott se queda cortó de las mil yardas (979), y la segunda, si se considera que sumó 983 en el 2017, cuando estuvo seis juegos suspendido.

El año pasado soltó el balón seis veces; cinco en los primeros seis partidos. Y sus 338 yardas por recepción fueron la menos cantidad también en campaña completa, aunque se debe considerar el desfile de quarterbacks y los problemas ofensivos que sufrieron los Cowboys después de la lesión de Prescott en el quinto partido.

Sólo superó las 100 yardas en dos ocasiones, pero igual puede pretextar en su bajón estadístico las lesiones por buena parte de la temporada de los tres mejores linieros ofensivos de Dallas, La'el Collins, Tyron Smith y Zack Martin.

"Quiero probarme a mi mismo", afirmó Elliott, quien jugó en el 2020 el primer año de su contrato por seis temporadas y 90 millones de dólares, que firmó en el 2019. "Creo que la peor parte del año pasado que sientes que dejas abajo a tus compañeros. Eso lastima y quiero asegurarme de que puse mi mejor pie adelante e hice todo lo necesario para ayudar a que este equipo gane".

Elliott dijo que parte del régimen de vida que ha tenido desde que acabó la campaña anterior incluye su alimenación.

Comentó que pesaba las mismas 218 libras que en su primer año universitario y que representan 10 libras menos que la temporada pasada.

"He escuchado que cuando te empiezas a poner viejo en esta liga quieres empezar a bajar de peso y la nutrición tiene mucho que ver con eso", dijo Elliott, quien comenzará su sexta temporada en la NFL. "Un aplauso para mi chef, Chef Hoppie, por poner bien y poner delgado y listo para la temporada. Me siento bien".

Related Content

Advertising