Cowboys logran su cuarta victoria consecutiva

Rumbo a la quinta jornada el equipo de Jason Garrett estuvo bajo el microscopio acarreando una racha de tres victorias consecutivas, de que Dak Prescott no tira el pase largo, y que Tony Romo si, pero de nuevo fue la tranquilidad del ahora mariscal de campo vaquero y su juego certero con rating de 117.9 pudo darle la cuarta victoria consecutiva a un perfilado equipo azul y plata.

Para que correr si puede uno llegar caminando, parece decir el novato que ahora presume la marca de todos los tiempos de no tirar una intercepción en el comienzo de su carrera al mando de su equipo desde el silbatazo inicial de una temporada. 

Ahora se pone interesante viendo que perdieron las Águilas ante los Leones así dejando solamente a los Vikingos de Mike Zimmer como equipo invicto y estos Vaqueros edición 2016 ahora están entre los mejores de la Conferencia Nacional. De especial interés será ver a la caravana vaquera rumbo al recinto histórico de Lambeau Field en la sexta jornada de la NFL, justo antes del descanso obligado del equipo de Jerry Jones.

Con la derrota de los Gigantes ante esto mismos Empacadores en el estadio de aquel Curly y el mismo Vince Lombardi, de pronto son estos Vaqueros los que tienden hacia el alza, y vamos a ver las cinco instancias hacia este momento positivo en la victoria 28-14 en el AT&T Stadium.

Momento 1. Serie inicial del equipo de casa. Todo mundo hablaba de los siete frontales de las fieras, que Dunlap, Burfict, Johnson y Dansby. Al final del día la señal se mando de manera fehaciente con la primerísima serie ofensiva de los Cowboys luego de ganar el volado inicial y querer recibir la patada inicial. Este fue un momento de mostrar de donde venía la curva y los Vaqueros lo lograron con una serie simple y sencilla de siete jugadas para 64 yardas culminando con una lance de Elliott de 13 yardas para los primeros puntos del juego. Nada exorbitante, sólo lo que pedía el doctor. Mueve el balón, mueve las cadenas y entra a las diagonales. Misión cumplida.

Momento 2. Series ofensivas contrarias en la primera mitad. Los pupilos de Marvin Lewis no supieron si fue palo o pedrada, ya que en los primeros 30 minutos de juego no se aparecieron en escena a la ofensiva. Cero. Fueron una, dos, tres, cuatro series ofensivas del Cerillo Dalton que resultaron en patadas de despeje. Fue el clásico, "dobla pero no te rompas", por parte de Sean Lee, Jason Durant, los mellizos Crawford, Benson Mayowa y compañía, defensiva comandada por el coordinador defensivo Rod Marinelli. Este fue un factor crítico para los Vaqueros para de pronto verse arriba en el marcador 28 a cero en el tercer cuarto, y para entonces fue indiscutible el hecho de que el juego estaba pues ya en la bolsa, pero aclarando que fueron estas primeras instancias de hostigar al mariscal de campo contrario que le dio la victoria a fin de cuentas al equipo de casa.

Momento 3.Tercera y largo con Jason Witten. Era el segundo cuarto y los Vaqueros comenzaban su ofensiva de la yarda 20 luego de la otra patada forzada de Huber que resultó en las diagonales. Con 7:47 restando en el segundo cuarto y arriba 14-0 los de casa ya buscaban tomar total control del juego moviendo las cadenas y despachando a estas fieras edición 2016.  De pronto se confrontaban a una tercera y tres desde la 45 contraria con la condicionante de seguir en posesión del balón para continuar controlando el juego. Pues de pronto se aparece el Superman de la novela, el hombre elástico, el héroe de la novela... ¿Quién mas?, Jason Witten, con recepción de 31 sendas yardas para un primero y diez a la yarda 14 de los visitantes. Otra de esas jugadas que muestran que no hay mucho de que preocuparse en cuanto al resultado final.

Momento 4. Ezekiel Elliott acarreo de 60 yardas. Pocas son las ocasiones en un juego tan competitivo como lo es de la NFL que se ve un acarreo de mas de 30 yardas. No es algo usual. Pero uno de 60 yardas es, pues un momento de parar las prensas. Este fue el acabose para los Bengalíes luego de recibir la patada inicial de la segunda mitad y conseguir cuatro primeros y dieces, se estancaron en la 32 de los Vaqueros y Mike Nugent falló un intento de gol de campo con el balón colocado en la 40 de campo contrario.  Al fallarlo, los Vaqueros se alinearon en la misma con primera oportunidad, diez yardas por avanzar. "No pos guau, adiós Nicanor", como dicen por ahí, porque ese fue una daga donde es difícil ni pensar en recuperarse.  Elliott se viste de héroe en el plano de la liga y los Vaqueros mandaron un mensaje muy fuerte que Zeke ya llegó y en serio.

Momento 5. Línea ofensiva vaquera. Durante la semana se habló de las deficiencias de la línea ofensiva por las posibles bajas de Tyron Smith y los enroques posibles con Zack Martin y el mismo Doug Free. No hubo necesidad de nada de esto, y la clave fueron las 134 yardas y 8.9 yardas por acarreo de Elliott y la protección envidiable de Prescott durante el juego ¡Qué bárbaro!  Se sienten los fantasmas de pronto de los noventas con Stepnoski, Gesek, Gogan, el desaparecido Tuinei, Williams y Newton.  Ahora son Frederick, Martin, Leary, Smith y Free... Bienvenidos.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising