Cowboys siguen con racha victoriosa

La edición 115 de la rivalidad entre Philadelphia y Dallas conmocionó al universo de la NFL sobre el escenario con las luminarias más candentes, estas de un domingo en la noche desde el majestuoso AT&T Stadium. Un verdadero lleno escandaloso fue testigo de uno de los resultados de mayor intensidad en la historia de tan añeja rivalidad con los Vaqueros sobreviviendo esta victoria 29-23 en tiempo extra.

Desde la confrontación de dos mariscales de campo novatos que se perfilan a estar en esta liga por un buen rato, hasta el hecho que con la victoria se separan a dos juegos de su propio rival divisional, fue un toma y daca de fábula. Como se dieron las cosas para un hostigado y en momentos errático Dak Prescott, el de pronto verse abajo 20-10 con un horizonte lleno de nubes con un tinte de gris amenazante y poder a fin de cuentas levantar el balón con la victoria, fue algo ciertamente inolvidable.

El rating de 79.8 de Prescott y las 96 yardas de Ezekiel Elliott se quedaron abajo de la magia de más de 100 en ambas estadísticas, donde fueron cinco juegos consecutivos durante la ahora racha de seis victorias consecutivas. Ciertamente la defensiva del Coordinador Defensivo de la Águilas, el pimentoso Jim Schwartz, fue gran parte del espectáculo, con dos capturas y una intercepción, pero en juego tan candente fueron las jugadas de laboratorio que también se aparecieron en dicho escenario.   

Con todo esto en el tinte de un juego tan intenso, vamos a cinco momentos clave del encuentro.

Momento 1. Primera posesión contraria con castigo. Los Vaqueros ganaron el volado inicial y de inmediato pidieron el balón en busca de establecer la tónica ofensiva de correr el balón, controlando la línea de golpeo con dosis de pases cortos de posesión. Los de casa lograron un primero y diez pero luego de la primera captura sobre Prescott de pronto a patear de despeje, la primera de seis por parte de Chris Jones. La primera ofensiva del equipo verde también resultó en formación de patada, pero un castigo por 12 en el campo de juego por parte el equipo especial de regreso de patada puso de nueva cuenta a Carson Wentz en los controles en la yarda 39 de los azul y plata. Darren Sproles de escapó para 15 yardas y llegaron a tener tercera y seis en la yarda 12, donde un pase incompleto mandó a Caleb Sturgis a conectar un gol de campo de 30 yardas para abrir el marcador. Sin duda la defensiva de Rod Marinelli pudo entrar al quite denegando a los pupilos de Doug Pederson con estos apenas tres puntos.  

Momento 2. Imprecisión de Prescott al finalizar segundo cuarto. Ryan Matthews entró como el propio Francisco en su propio hogar desde la yarda uno para empatar el juego a diez en una serie ofensiva que comenzó desde la 45 de los Vaqueros con regreso de patada de Sproles luego de un tres y fuera que obligó dicha patada de despeje de Chris Jones. Luego de la patada de salida de Caleb Sturgis, Prescott tomó los controles desde la 25 con 3:41 restando en la primera mitad. Un acarreo de 11 yardas de Elliott y un pase con Bryant de 23 yardas ponía el balón en la 24 de las Águilas al puro estilo de Prescott utilizando su infraestructura ofensiva de la manera que le ha dado el mote de 'joven maravilla' y hasta se dio el lujo de escaparse para 16 yardas a la siete de Philadelphia. Pase incompleto a las diagonales para Bryant a la esquina derecha fue una incógnita con Elliott listo para seguir con la estrategia acostumbrada, para luego un pase a Brice Butler en triple cobertura en el centro de las diagonales, con Prescott visiblemente forzando el envío, fuera interceptado por Jordan Hicks, dejando dinero en la mesa.    

Momento 3.Chris Jones sale al escenario. Los visitantes se fueron arriba 20-10 con 6:20 restando en el tercer cuarto con una serie ofensiva de 12 jugadas, 69 yardas quitándole 4:10 del reloj de juego que culminó con pase de cinco yardas de Wentz con Jordan Matthews. Con la espalda contra la pared, Prescott salió desde la 25 propia y con la consigna de un tres y fuera, un cabizbajo equipo de casa se vieron forzados a otro despeje de Jones desde su propia 27, entregando el balón donde de pronto la presión sobre la defensiva vaquera era el detener a un desenfrenado Philadelphia a la ofensiva con la posibilidad de irse arriba 27-10 en el ocaso del tercer cuarto. Las jugadas de laboratorio se aparecieron, con ambos equipos usando receptores abiertos en pases de larga distancia que cayeron incompletos, y aquí fue el propio Jones que de manera de los meros machos se escapó para 30 yardas en cuarta dándole nueva vida a Prescott y compañía resultando en una patada de 23 yardas de Dan Bailey para el 20-13 dejando escasos :56 en el reloj de juego del tercer cuarto.

Momento 4.Serie ofensiva de 90 yardas. Cuarto período, marcador 23-16 luego de gol de campo de Bailey de 49 yardas con 11:34 restando en el encuentro. La defensiva vaquera permitió tres primeros y diez a los forasteros pero en tercera y ocho desde la 30 del contrario, Wentz soltó el balón luego del centro en formación escopeta y aun rescatando la jugada tirando pase a Darren Sproles, Sean Lee plantó al chaparrón para perdida de seis yardas obligando la patada de despeje de Donnie Jones de los emplumados cediendo el balón a Prescott en su propia yarda diez con 6:26 restando. Los Vaqueros regresaron a su personalidad, apareciendo por fin Cole Beasley y dándole acarreos a Elliott como dice la sonada tónica y de pronto la combinación Prescott – Bryant resultó en pase de anotación y con la patada del punto extra de Bailey se empatada el juego a 23 por bando. Fue el clásico momento de esta temporada con una serie ofensiva de 11 jugadas y 90 yardas donde por fin el equipo de Jason Garrett pudo armar lo que han podido ejecutar una tras otra vez durante la nueva era de Dak Prescott.

Momento 5.Jason Witten se viste de héroe. Tiempo extra y el AT&T Stadium era un verdadero polvorín con los Vaqueros ganando el volado inicial y de nuevo teniendo la oportunidad de querer la primera oportunidad de manejar el balón de inmediato. Serie de 12 jugadas para 75 yardas ocupando 7:12 de tiempo corrido en el quinto cuarto, donde se aparecieron Elliott y Beasley para poner el balón en la yarda cinco con primero y gol. Prescott cuidó el balón perdiendo una yarda en primera, y en segunda y gol, mareando a la defensiva verde con su propio uso de piernas, volteó hacia las diagonales y ahí como para cerrar con broche de oro, estaba el Mr. Cowboy de su era, Jason Witten, para darle fin a tan anhelado juego con pase de cinco yardas para la algarabía generalizada. Que manera de ejecutar ante el universo de la NFL, en el escenario más visible con todos los colegas de la liga viviendo tal drama, que demostraron quien es ahora el equipo más candente del la Conferencia Nacional.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising