En Resumen: Cowboys caen frente a un equipo "perdedor"

dak_nyj

(Nota: El artículo original fue escrito por Kurt Daniels, editor de Dallas Cowboys Star Magazine, y traducido al español para SomosCowboys.com)​

No se supone que esto sucediera. Los Dallas Cowboys entraron a su juego contra los New York Jets con la esperanza de volver a retomar su ritmo tras las derrotas consecutivas ante dos de los mejores equipos de la NFL. Después de todo, se iban a enfrentar a un club que aún no había ganado un juego este año.

En cambio, los Cowboys vieron su racha perdedora extenderse a tres, ante los supuestamente desafortunados Jets, con un marcador final 24-22.

Al tener a ambos de sus tackles ofensivos titulares fuera por lesiones, así como al receptor abierto Randall Cobb y luego al receptor titular Amari Cooper – quien tuvo que abandonar el juego después de la primera serie de los Cowboys debido a una lesión en el cuádriceps – la ofensiva de los Cowboys tuvo problemas para encontrar algún tipo de impulso al principio del partido.

No fue hasta el último cuarto cuando el equipo por fin pudo ponerse en marcha, pero al final, el déficit fue demasiado grande como para superarlo.

La ofensiva presentó un ataque equilibrado con Dak Prescott completando el 70 por ciento de sus pases para 277 yardas y un índice de pasador de 89.3. Conectó con ocho jugadores distintos, con cuatro de ellos: Tavon Austin, Jason Witten, Ezekiel Elliott y Cedrick Wilson, atrapando cinco cada uno.

Y en el juego terrestre, Elliott abrió el camino para su tercer esfuerzo de 100 yardas por tierra en la temporada, terminando con 105 yardas en acarreos y otras 47 en el juego aéreo. Ese es el tipo de esfuerzo ofensivo que generalmente gana los juegos para los Cowboys, pero en este caso, la mayoría de esas jugadas se produjeron en la segunda mitad, después de que el equipo ya estaba por debajo con margen demasiado grande.

El regreso de Sam Darnold resultó ser una gran diferencia para los Jets mientras la defensa de los Cowboys luchaba por frenar al mariscal de campo. Darnold lanzó para 338 yardas, completando el 71.9 por ciento de sus pases con dos pases de touchdown para un índice de pasador de 113.8.

Detrás de Darnold, el juego ciertamente no tuvo un buen comienzo para Dallas ya que, en la segunda posesión de los Jets, marcharon 83 yardas en 14 jugadas mientras consumían 7:54 del reloj. Peor aún, los Cowboys ayudaron al esfuerzo del oponente con cuatro castigos defensivos durante la serie, incluyendo tres dentro de la zona roja. Eso llevó a que Le’Veon Bell se metiera a la zona de anotación desde la línea 2, el primer touchdown por tierra de un corredor de Nueva York en esta temporada.

Dallas anotó puntos en el marcador en la primera jugada del segundo cuarto gracias a Brett Maher, quien logró un gol de campo de 50 yardas para cambiar el puntaje a 7-3. Pero sus problemas fueron evidentes luego de que los Cowboys se abrieran paso a un primero y 10 en la línea de 15 yardas de Nueva York. En cuarto y 2 en la yarda 7, el equipo decidió intentarlo, al Prescott acarrear el balón en un intento para entrar a la zona de anotación. Al final nunca lo logró, los Jets lo detuvieron para una pérdida de 1 yarda.

Si los Cowboys no estaban no inquietos a ese punto del partido, lo estaban al final de la primera mitad. Nueva York necesitó exactamente una jugada para llegar a la zona de anotación, ya que Darnold lanzó un pase profundo a Robby Anderson, quien se puso detrás del profundo Jeff Heath y recorrió la distancia completa de 92 yardas para anotar.

Luego, el mariscal de campo de los Jets le ganó a la defensa de Dallas en la próxima posesión de Nueva York, completando 4 de 5 pases para 61 yardas, tres de los cuales fueron para el ala cerrada Ryan Griffin. Luego encontró a Griffin para una recepción de touchdown de 5 yardas, lo que resultó ser una ventaja insuperable de 21-3.

Sin embargo, Dallas recibió un impulso justo antes de que terminara el segundo cuarto, cuando Maher logró un gol de campo de 62 yardas, empatando su propio récord de los Cowboys. Aún así, el equipo entró al medio tiempo habiendo permitido 21 puntos y 247 yardas a un equipo de los Jets que había promediado solo nueve puntos y 179.5 yardas por juego esta temporada.

La chispa que Maher proporcionó justo antes de la mitad se trasladó al tercer cuarto, cuando los Cowboys se apoyaron de su caballo de batalla, Elliott. Acumuló 54 yardas por tierra en el tercer cuarto, así como otras 13 yardas por aire.

Dallas salió y rápidamente recorrió el campo para llegar a un primero y gol en la línea de 8 yardas de los Jets. Pero el posible pase de touchdown de Prescott a Jason Witten fue revocado debido a un castigo (cuestionable) de interferencia de pase ofensivo, lo que llevó a los Cowboys a conformarse con otro gol de campo, esta vez desde la yarda 32.

Esa pequeña chispa se incendió un poco más cuando la defensa de Dallas terminó una larga serie de los Jets gracias al esquinero Jourdan Lewis que interceptó un pase de Darnold - logrando la segunda intercepción del equipo esta la temporada. Desafortunadamente, los Cowboys no pudieron aprovechar el regalo – a pesar de que pudieron trabajar en el rango de gol de campo una vez más – ya que en la primera jugada del último cuarto, Maher falló su intento desde la yarda 40.

Finalmente, Prescott condujo a su equipo 84 yardas en 11 jugadas, completando 4 de 5 pases para 38 yardas, llegando a la línea de 13 yardas de los Jets. Ahí es donde Elliott se hizo cargo, acarreando el balón tres veces seguido, para luego entrar a la zona de anotación. Con eso, los Cowboys cambiaron el marcador a 21-16.

Pero necesitando desesperadamente una parada, la defensa del equipo permitió que los Jets entraran en el rango de gol de campo donde Sam Ficken de Nueva York anotó desde la yarda 38 – la única anotación de los Jets en la segunda mitad, la cual extendió la ventaja a ocho puntos con 3:24 minutos restantes.

El final fue salvaje – con castigos para ambos equipos, que llegaron rápido y furioso. Con la ayuda de tres pañuelos de interferencia de pase, los Cowboys llegaron a la línea de 4 yardas de los Jets donde Prescott acarreó el balón él mismo, corriendo hacia el centro para anotar. Pero al necesitar la conversión de dos puntos simplemente para empatar el partido, Prescott tuvo que deshacerse del balón rápidamente debido a la presión, pero su pase a Witten cayó incompleto. Marcador final, 24-22.

Con la derrota, los Cowboys también perdieron una gran oportunidad de tomar una pequeña delantera en la NFC Este, ya que Filadelfia perdió en el partido contra Minnesota. Ahora, estos dos equipos 3-3 se jugarán en un gran enfrentamiento el próximo domingo por la noche cuando los Eagles lleguen a Arlington en una batalla por la corona de la división.

Lo que significa que es hora de que los Cowboys retomen su ritmo.

Related Content

Advertising