En Resumen: Tarde pero seguro, Cowboys encuentran victoria

Ezekiel Elliott_HOU

(Nota: El artículo original fue escrito por Kurt Daniels, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

No comas el queso.

El entrenador en jefe Mike McCarthy lo predicó toda la semana antes de este enfrentamiento: no pasen por alto a los Houston Texans. Pero aunque los Dallas Cowboys pudieron salir con una victoria de 27-23, de ninguna manera dominaron a un oponente contra el que eran favoritos por 17 puntos.

Aun así, en la NFL de hoy, una victoria es una victoria.

Con una desventaja de seis puntos antes del último cuarto, los Cowboys pudieron recuperarse durante los últimos 15 minutos. Sin embargo, antes de ese final emocionante, el equipo fue en gran medida su peor enemigo, ya que las entregas de balón, los errores y las jugadas cuestionables mantuvieron a los Texans en el juego.

Dak Prescott, en particular, tuvo problemas durante los primeros tres cuartos, ya que terminó el día con 284 yardas aéreas, pero tuvo un pase de touchdown y dos intercepciones con al menos un par de otros intentos de pase que casi fueron interceptados. Terminó con solo un índice de pasador de 70.9, el más bajo desde que regresó de su lesión.

A Dallas le fue mejor por tierra, promediando 4.1 yardas por acarreo para 127 yardas terrestres en total. Ezekiel Elliott corrió para 62 yardas en 15 acarreos y Tony Pollard agregó otras 42 yardas en 10 intentos.

Del otro lado del balón, los Cowboys a veces parecían estar mal preparados para el mariscal de campo de Houston, Jeff Driskel, quien fue ascendido del equipo de práctica para este enfrentamiento. Completó solo cuatro de seis pases para 38 yardas, pero también corrió para 36. Los Cowboys no pudieron capturarlo a él ni a Davis Mills. Juntos, el par terminó con una calificación de 93.6 con el receptor abierto Chris Moore también totalizando 10 recepciones para 124 yardas.

Primer cuarto

Los Cowboys no perdieron el tiempo para subirse al tablero cuando anotaron en su posesión inicial, solo el tercer juego de esta temporada en el que cruzaron la línea de gol en su primera serie. La serie de nueve jugadas y 76 yardas vio cinco carreras y cuatro intentos de pase con Pollard entrando a la zona de anotación después de una carrera de 11 yardas.

Sin embargo, a pesar de ese comienzo rápido, Dallas volvió al molesto hábito de tropezar al principio y finalmente se encontró perdiendo, 10-7, al final del cuarto.

Las luchas comenzaron con lo único que este equipo no podía permitirse hacer contra un oponente inferior: entregar el balón. Aunque la defensa de los Cowboys forzó una tercera y fuera, el regresador de patada, KaVontae Turpin, falló el despeje subsiguiente y Houston recuperó el balón en la yarda 24 de Dallas.

Seis jugadas más tarde, el corredor Dameon Pierce logró su cuarto touchdown de la temporada.

Y luego, después de que la ofensiva de los Cowboys tuvo un tres y fuera, Houston regresó con una serie de seis jugadas que llevó a los visitantes al rango de gol de campo. El gran golpe llegó en una jugada de pase de 36 yardas hasta la yarda 27 de Dallas.

Los Cowboys se mantuvieron firmes desde allí, pero el pateador de los Texans, Ka'imi Fairbairn, deslizó su intento justo dentro del poste izquierdo para el gol de campo de 43 yardas y la ventaja.

Segundo cuarto

Dallas no se quedaría atrás por mucho tiempo. Prescott puso las cosas en marcha al moverse hacia su derecha y luego, en la carrera, lanzó campo abajo al receptor abierto Noah Brown para una recepción de 51 yardas. Dos jugadas más tarde, Pollard corrió hacia la derecha para 18 yardas y dos jugadas después de eso, el corredor recibió una entrega de Prescott y corrió por la línea lateral izquierda las últimas 10 yardas para otro touchdown.

La defensa de Dallas evitó que Pierce convirtiera en cuarta y 3 en la yarda 42 de los Cowboys, pero la parada tuvo un costo. Tanto el esquinero Trevon Diggs como el tackle defensivo Johnathan Hankins abandonaron el juego durante la serie debido a lesiones en el pulgar y el hombro, respectivamente. Afortunadamente para una secundaria de los Cowboys que ya ha perdido dos esquineros titulares en Anthony Brown y Jourdan Lewis, Diggs pudo regresar.

Pero el error de las pérdidas de balón volvió a morder a los Cowboys, Prescott lanzó otra intercepción al final de la primera mitad. Un pase rápido hacia Brown fue desviado por el profundo M.J. Stewart, pasó por las manos de Brown y finalmente fue acorralado por el esquinero Tremon Smith, quien corrió 26 yardas por la línea lateral izquierda hasta la 27 de Dallas.

Luego, Houston solo necesitó dos jugadas para llegar a la línea de gol cuando el receptor Amari Rodgers superó a un par de defensores de los Cowboys para el primer touchdown de su carrera.

Con 2:23 todavía en el reloj, hubo mucho tiempo para que Prescott y compañía sumaran a su marcador. Dallas pudo moverse profundamente en territorio enemigo, pero después de no poder llegar a la zona de anotación, Brett Maher logró un gol de campo de 33 yardas.

Desafortunadamente, hubo más malas noticias en el frente de las lesiones, ya que el tackle derecho titular Terence Steele abandonó el juego con una lesión en la rodilla izquierda. El ala cerrada Jake Ferguson también fue sacado por un problema en el cuello.

Para colmo de males a esa lesión, los Texans pudieron regresar en los últimos 40 segundos del cuarto y prepararon a Fairbairn para un gol de campo de 50 yardas cuando el tiempo terminaba, lo que le dio a Houston una ventaja inesperada de 20-17 en el descanso.

Tercer cuarto

Diggs consiguió que la segunda mitad tuviera un comienzo emocionante. Después de que Donovan Wilson le quitó el balón a Pierce, Diggs lo recogió de un rebote, corrió casi 20 yardas hacia atrás tratando de encontrar espacio, finalmente encontró un hueco y lo devolvió 17 yardas hasta la yarda 28 de Houston.

Luego, después de correr el balón 11 veces en comparación a 23 intentos de pase durante la primera mitad y a pesar de promediar 6.5 yardas por acarreo por tierra, los Cowboys salieron y lanzaron el balón nueve veces seguidas en esta serie inicial de la segunda mitad. Pero en cuarta y gol en la línea de 1 yarda, Elliott tuvo una pérdida de 1 yarda - Dallas se quedó sin nada.

Comenzando desde su propia yarda 2, los Texans pudieron marchar 63 yardas en 10 jugadas para llegar al rango de gol de campo. Esta vez, Fairbairn dividió los postes de 54 yardas para aumentar la ventaja a seis puntos, 23-17.

Último cuarto

Las esperanzas de regreso de los Cowboys comenzaron a fines del tercer cuarto cuando Dallas se hizo cargo en su propia yarda 25 y se abrió camino a través del medio campo hasta la yarda 33 de los Texans. Pero allí se estancó el avance, el equipo recurrió a Maher, quien pateó el gol de campo de 53 yardas para anotar tres puntos.

Pero entonces ocurrió el aparente desastre. Turpin dejó pasar el despeje en lugar de atrapar la recepción limpia, los Texans derribaron el balón que rebotaba en la yarda 1 de Dallas. Pero después de conseguir un primer intento y luego volver a caer, el brazo de Prescott recibió un golpe cuando lanzó en segunda y 20 en su propia yarda 2. El pase destinado al ala cerrada Daulton Schultz fue directo a los brazos del esquinero Smith, Houston ahora con el balón en la yarda 4 de los Cowboys.

Fue entonces cuando la defensa de Dallas se hizo grande y mantuvo a los Texans fuera de la zona de anotación. Driskel fue detenido en cuarta y gol desde la yarda 3, los Cowboys recuperaron el balón con 3:20 restantes en el reloj.

En movimiento se fueron. Prescott encontró a Schultz para 21 yardas, luego nuevamente para 13 más. El mariscal de campo convertiría un tercero y 1 en la yarda 46 de los Texans y luego vio a Brown hacer una hermosa recepción en picado cerca de la línea lateral derecha para una ganancia de 18 yardas.

Cuando Prescott luego conectó con Schultz por la costura para 18 yardas, los Cowboys tenían primero y gol en la yarda 4 de los Texans con 55 segundos restantes. Fueron necesarios tres intentos, pero Elliott recibió el pase y cargó justo por el medio para el touchdown ganador de 11 jugadas y 98 yardas.

Los Texans ciertamente no iban a caer sin pelear y al final lo hicieron interesante. Cuando Mills encontró a Moore en el medio para 31 yardas hasta la yarda 44 de Dallas, la afición de los Cowboys estaba más que un poco ansiosa.

Pero el tackle izquierdo de Houston, Laremy Tunsil, fue castigado en jugadas consecutivas, lo que dejó a Mills intentando un pase Ave Maria final en la zona de anotación. Allí, el profundo de los Cowboys, Israel Mukuamu, superó a un grupo de defensores de Dallas para lograr la intercepción y sellar la victoria.

Con la victoria, los Cowboys cerraron su estadía en casa de tres juegos y mantuvieron el ritmo de los Philadelphia Eagles, líderes de la NFC Este. Dallas ahora comienza un tramo final de la temporada regular que verá tres de sus últimos cuatro juegos fuera de casa, comenzando con un enfrentamiento en los Jacksonville Jaguars la próxima semana.

Related Content

Advertising