Bajo Revisión: Lo mejor y lo peor de la temporada 2020 

Eatman-We’ve-Been-Waiting-To-See-‘This’-Team-hero

FRISCO, Texas - La temporada baja está aquí y, con ella, quedan muchas preguntas por responder sobre la lista de los Cowboys en los próximos meses.

Echemos un último vistazo a la temporada 6-10, los altibajos de un año como ningún otro. Aquí están las selecciones del personal de DallasCowboys.com: Jonny Auping, Nick Eatman, Ambar García, David Helman, Rob Phillips, Mickey Spagnola y Kyle Youmans.

Mejor victoria: 31-28 en Minnesota (Semana 11)
No hay una manera agradable de decir esto, pero esta puede haber sido la única victoria de los Cowboys contra un equipo decente en 2020. No, los Vikings no llegaron a los playoffs, pero estuvieron compitiendo por un lugar hasta la Semana 16 y su récord de 7-9 fue el mejor entre cualquiera de las seis victorias de los Cowboys. No es solo eso, pero esta victoria de la Semana 11 puede haber sido la mejor que el equipo jugó durante todo el año. El juego terrestre obtuvo un total de 150 yardas, y Andy Dalton involucró todas sus armas en el juego aéreo. Liderada por Donovan Wilson y DeMarcus Lawrence, la defensa se robó el balón dos veces para desencadenar posiblemente su mejor día del año. Fue una actuación completa para romper una racha de cuatro derrotas consecutivas, lo que ofrece la esperanza de que tal vez este equipo no sea tan malo como lo había demostrado a principios de año.

Peor derrota: 41-16 vs. Washington (Día de Acción de Gracias)
No fue solo la derrota de 25 puntos ante un rival de división. Para empezar, fue una semana horrible para el equipo. El coordinador de fuerza y acondicionamiento Markus Paul, un miembro querido de la organización, falleció el día antes del juego después de sufrir una emergencia médica el martes de la semana de Acción de Gracias. Los Cowboys se propusieron honrar su memoria el resto de la temporada. En el juego del Día de Acción de Gracias se mantuvieron firmes durante tres cuartos y medio antes de que Washington tomara la ventaja, barriera la serie de la temporada y obtuviera lo que finalmente fue una ventaja insuperable en la NFC Este.

Mejor jugada: Touchdown de CeeDee Lamb contra Vikings
Cuando los Cowboys seleccionaron a CeeDee Lamb, sus videos de las mejores jugadas en Oklahoma estuvo lleno de recepciones acrobáticas, muchas de ellas en plena cobertura por defensores. Sin lugar a dudas, su mejor recepción de su joven carrera en la NFL ocurrió en Minnesota, cuando giró su cuerpo para hacer una atrapada en picado en la zona de anotación. El touchdown de Lamb proporcionó una chispa temprana ya que los Cowboys pudieron remontar para derrotar a los Vikings.

Peor jugada: Fake Punt vs.Washington (Día de Acción de Gracias)
Una de las decisiones más desconcertantes de la memoria reciente, tal vez incluso en la historia de la franquicia. Siguiendo a Washington, 21-16, a principios del último cuarto, los Cowboys se enfrentaron a un cuarto y 10 desde su propia yarda 24. En lugar de apoyarse en su defensa, que había estado jugando bien, optaron por un despeje falso inverso a Cedrick Wilson. Tras una revisión adicional, se suponía que Wilson lanzaría un pase a Hunter Niswander, quien había sido bien cubierto por los artilleros de Washington. El pase no fue posible, lo que obligó a Wilson a intentar ganar 10 yardas con los pies, aunque en realidad eran más de 20 yardas, ya que Wilson había conseguido el balón 10 yardas por detrás de la línea de golpeo. A todo el mundo le encantan las llamadas de juego agresivas, pero esto se sintió más imprudente que agresivo. Los entrenadores de los Cowboys fueron castigados por ello, ya que Washington regresó con una carrera de touchdown de 23 yardas en la siguiente jugada para esencialmente poner el juego fuera de su alcance.

MVP ofensivo: Amari Cooper
Cuando se trata de valor real, se puede argumentar a favor de Dak Prescott, o incluso de Tyron Smith y Zack Martin. La ofensa no fue la misma sin ellos. Pero en cuanto al mejor jugador ofensivo de principio a fin, tiene que ser Amari Cooper. Es apenas el cuarto jugador en la historia del equipo con 90 recepciones o más. Sus 92 recepciones fueron un récord personal. Y no olvidemos que lo hizo con cuatro mariscales de campo titulares diferentes esta temporada.

MVP defensivo: DeMarcus Lawrence
Como el mejor jugador y el mejor pagado de la defensa de los Cowboys, Lawrence siempre será juzgado por capturas. Tuvo 6.5 esta temporada, el segundo año consecutivo que no alcanza los dos dígitos. Pero también hace todas las pequeñas cosas que ayudan a un frente defensivo. Pro Football Focus lo ubicó en el séptimo lugar entre todos los apresuradores de mariscales de campo en 2020, y lideró a los Cowboys en otras tres categorías además de las capturas: presiones (37), tacleadas por pérdida (7) y balones sueltos forzados (4).

MVP de equipos especiales: Greg Zuerlein
Esta fue una votación cerrada, con casi la mitad de las selecciones para C.J. Goodwin, quien tuvo grandes jugadas en equipos especiales. Pero es probable que Zuerlein obtenga el visto bueno porque durante la primera mitad de la temporada, las únicas dos victorias de los Cowboys fueron gracias a los goles de campo de Zuerlein en el último segundo. También tuvo la loca "patada de sandía" que le dio a los Cowboys la oportunidad de ganar ese juego de la Semana 2 ante los Falcons. Zuerlein se mantuvo estable todo el año, logrando 34 de 41 goles de campo. De sus siete fallas, seis de ellas ocurrieron en intentos de más de 50 yardas.

Novato más sorprendente: Trevon Diggs
Diggs, una selección de segunda ronda en abril pasado, siempre pensó en jugar bastante como novato. Pero inmediatamente se ganó un puesto de titular en un grupo de esquinero veterano y emergió como una parte fundamental de la secundaria en el futuro. Diggs cedió algunas jugadas y también se perdió cuatro partidos por una lesión en el pie. Pero aún así logró liderar al equipo en intercepciones (3) y pases rotos (15). Los Cowboys están entusiasmados con su habilidad con el balón y su espíritu competitivo.

Héroe oculto: Dalton Schultz
Cuando comenzó el campamento de entrenamiento, los Cowboys tenían grandes esperanzas en Blake Jarwin y Blake Bell. Después de eso, fueron Schultz y algunos agentes libres novatos luchando por el puesto. Pensar que Schultz terminaría como el cuarto ala cerrada en la historia de los Cowboys en registrar 60 recepciones es una gran sorpresa. De hecho, podría decirse que Schultz tiene mejores números que Evan Engram de los Giants, quien llegó al Pro Bowl. Schultz mejoró a medida que avanzó el año y demostró ser un receptor confiable y un corredor astuto después de la recepción.

Mayor decepción: La lesión de Dak
Cada vez que pierdes a tu mariscal de campo titular por la mayor parte de la temporada, no hace falta decirlo. El récord no lo refleja, pero Dak Prescott estaba jugando el mejor fútbol de su vida cuando se rompió el tobillo en la Semana 6 contra los Giants. En solo cinco juegos, estaba estableciendo un récord personal para el porcentaje de pases completos con nueve touchdowns y 1,856 yardas aéreas, lo que lo puso en camino para unas 6,000 yardas en la temporada. Es impresionante ya que Andy Dalton tardó hasta las últimas semanas de la temporada para superar el total de yardas que Dak acumuló en solo cinco juegos. Nunca sabremos qué podría haber hecho Dak para el récord de victorias/derrotas. Después de todo, los Cowboys terminaron solo 2-3 en los juegos que Dak inició. Pero tenemos la sensación de que habría sido mejor que 6-10 y, sin duda, mucho más divertido de ver.

The DallasCowboys.com staff looks back at a season unlike any other, reviewing the best and worst from 2020.

dal-hs.jpg
DallasCowboys.com

Dallas Cowboys Staff Writers

Related Content

Advertising