Frederick habla de su progreso y plan de temporada baja

Frederick-Updates-His-Progress-Offseason-Plan-hero

(Nota: La nota original fue escrita por Rob Phillips, escritor para DallasCowboys.com, y traducida al español para SomosCowboys.com)​

FRISCO, Texas - ¿Cuál fue la reacción de Travis Frederick en agosto pasado cuando los médicos le dijeron que tenía el síndrome de Guillain-Barré?

"Nunca había oído hablar de eso", dijo. "La mayoría de gente tampoco".

Tomó varias visitas a especialistas de renombres para diagnosticar a Frederick, el centro de Pro Bowl de los Cowboys, con el síndrome de Guillain-Barré – una rara enfermedad autoinmune, pero tratable, que ataca el sistema nervioso. Múltiples pruebas descartaron otras enfermedades graves con síntomas similares, como por ejemplo esclerosis múltiple, polio y el virus del Nilo Occidental.

Frederick pasó toda la temporada 2018 recuperándose del SGB, recobrando la fuerza en sus extremidades que se habían sentido entumecidas. La semana pasada, se reincorporó a sus compañeros de equipo para comenzar el programa voluntario de entrenamiento de temporada baja de los Cowboys, un paso importante en su plan para regresar para la temporada 2019. 

El sábado pasado, en el "Mud Bug Bash" de la estación de radio 105.3 The Fan en Arlington, Frederick habló con los reporteros sobre su lucha de ocho meses para volver al campo.

"Me siento muy bien en el estado que estoy", dijo. "Es muy difícil hablar en porcentajes en cuanto a dónde estás porque en lo único que podemos juzgar son los números de fuerza. No hemos podido llegar a esos números de fortaleza porque no estoy haciendo banca (pesas)".

Según las reglas de la NFL, la primera fase del programa de temporada baja se limita a ejercicios de fuerza y ​​acondicionamiento. Frederick dijo que está en un entrenamiento modificado y en un plan de levantamiento de pesas después de una cirugía de limpieza en el hombro y una reparación de hernia a principios de esta temporada baja.

"Tenemos que empezar despacio para asegurarnos de que todo esté sano y estable antes de que comencemos a darle duro, pero en cuanto a las cosas en el campo, estoy haciendo casi todo", dijo. "Tendremos algunas cosas modificadas durante las actividades organizadas por el equipo, pero la mayor parte de eso sería para el hombro. No quieres volver a lesionar algo mientras está recuperándote de la cirugía.

"Pero respecto a las cosas en el campo, me siento bien, y en la sala de pesas de mis otros auxiliares también me está yendo muy bien allí. Así que en mayor parte me siento muy bien. No sabremos si me va a ir bien hasta que salga, me ponga las hombreras y tome mi primera repetición". 

Esta vez hace un año, Frederick no tenía limitaciones físicas. Los problemas no empezaron hasta el campamento de entrenamiento en Oxnard, California, cuando comenzó a sentir adormecimiento en los dedos de los pies y las manos. Fue entonces cuando Frederick y los Cowboys comenzaron a buscar respuestas. Hay que darle crédito al personal de entrenamiento atlético por su diligencia en ayudarlo a encontrar el diagnóstico correcto.

Frederick tuvo cierta esperanza de poder regresar al campo la temporada pasada, incluso en octubre, cuando los Cowboys lo colocaron en la reserva de lesionados por un mínimo de ocho semanas. Pero admite que también se preguntaba a veces si podría volver a jugar.

"Ese pensamiento cruza por tu mente", dijo. "Sin duda, ese pensamiento cruza por tu mente en el momento en el que te dan el diagnóstico y nuevamente cuando vas decayendo hasta el punto en el que me estaba costando mucho caminar. Esas cosas definitivamente sucedieron. Pero una vez que empiezas a notar una mejoría y sucedió a un ritmo tan impresionante que te hace pensar: 'Bien, quizás exista una posibilidad, y si continúo a este ritmo, no veo ninguna razón por la que no pueda volver al 100 por ciento'".

Definitivamente está empujando hacia el 100 por ciento, y sus compañeros pueden notarlo.

"No puedo enfatizar lo importante que es tener a Travis de regreso", dijo el apoyador Sean Lee en la mesa redonda "The Mud Bug Bash" de The Fan. "El ver con lo qué lidió durante el año, algunos de los problemas que tuvo, y ahora verlo correr en el campo, ¿tal vez hasta más rápido? Tener eso de vuelta, es increíble".

Eso es lo que más le hizo falta a Frederick: la oportunidad de estar en el campo con sus compañeros de equipo. Estuvo cerca del equipo toda la temporada pasada, ayudando en la práctica y en las reuniones, pero no como el centro estrella haciendo llamadas en la línea de golpeo. 

"Cuando te lesionas, no tienes el mismo sentido de pertenencia que cuando juegas y contribuyes", dijo. "A pesar de que los muchachos fueron increíblemente solidarios y alentadores, fue completamente diferente.

"El año pasado fue un gran año. A medida que iban avanzado más y más, y todo el mundo lo estaba haciendo mejor y mejor, eso te hala el corazón aún más porque no puedes ser parte de eso".

Ahora ha regresado, y a pesar de que su trabajo de temporada baja será modificado, su esperanza es estar listo para el campamento de entrenamiento.

"Confío en mi capacidad para hacerlo", dijo. "Pero realmente no lo sabremos hasta que salga y lo haga de nuevo. Me siento bien con todo lo que estoy haciendo, y todo ha sido a tiempo o antes de lo programado.

"Así que, me siento bien. Estoy emocionado con volver al campo".

Related Content

Advertising