Mariscal

(Nota: El artículo original fue escrito por Nick Eatman, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

Con el NFL Draft ya terminado y la agencia libre desacelerándose a medida que se acerca el verano, es hora de echar un vistazo más de cerca cada posición.

Cada día, analizaremos un aspecto diferente sobre la posición: la competencia, jugadores que no están bajo el radar, o simplemente responderemos preguntas sobre temas que aún no se han resuelto.

Hoy comenzaremos con la posición de mariscal de campo.

Lo que hay que resolver

Solo queda una cosa por resolver

Lo que hay que resolver:

No hay mucho que resolver en cuanto a la profundidad. Lo que hay que solucionar, por supuesto, es el contrato de Dak Prescott. Claro está, los Cowboys se cubrieron con la etiqueta de franquicia que le pagará a Dak más de $31 millones esta temporada si es que no se llega a un acuerdo a largo plazo antes del 15 de julio.

Por lo tanto, Prescott será el mariscal de campo y se le pagará generosamente esta temporada. Pero sin un acuerdo – una situación que se ha prolongado durante más de un año – es fácil preguntarse dónde estará la mente de Prescott en esta temporada baja. Se ha especulado, aunque nada ha sido confirmado, que él no participará en el programa de temporada baja, especialmente si es estrictamente virtual, para ganar algo de influencia en las negociaciones.

Por ahora, la temporada baja virtual es solo voluntaria y según Mike McCarthy la semana pasada, Prescott ha estado en comunicación con sus compañeros y entrenadores.

Eso es realmente lo más importante que los Cowboys tienen que resolver con respecto a los quarterbacks. Salvo alguna lesión, parece que Prescott, Andy Dalton y probablemente Ben DiNucci serán los tres mejores mariscales de campo en la lista.

Pero el contrato de Prescott ciertamente necesita ser resuelto.

Listo para competir

¿Dónde habrá competencia?

Listo para competir:

En la superficie, todos, desde Mike McCarthy, Jerry y Stephen Jones, hasta los mismos mariscales de campo, probablemente dirán que cada jugador está luchando por un lugar en la lista. Y aunque Andy Dalton tiene la experiencia y el pedigrí para ser titular en un equipo de la NFL, no es probable que lo sea aquí en Dallas.

Los Cowboys se han entregado a Dak Prescott y confían en su titular, por lo que es muy poco probable que Dalton entre y pelee por repeticiones como titular. Además, el hecho de que Dalton tenga una garantía de $3 millones señala que él solo será el respaldo, por lo que los Cowboys no perdieron tiempo en cortar a Cooper Rush.

El novato Ben DiNucci tiene una buena oportunidad de formar parte del equipo, considerando que es un mariscal de campo en desarrollo. Su única competencia real vendrá en la forma de Clayton Thorsen, quien estuvo el año pasado en el equipo de práctica de los Cowboys.

Es una posición de alto perfil, pero no parece que haya competencia definida este año.

No te olvides de...

La nueva regla debería ayudar a la selección de séptima ronda

No te olvides de...

Con las nuevas reglas en la NFL, las listas de los equipos se han expandido a 55 jugadores, en vez de 53. Y en el día del juego, el límite de la lista sube de 46 a 48.

Cuando piensas en que los Cowboys generalmente solo activan a dos quarterbacks el día del juego, tiene sentido que uno de estos lugares adicionales vaya a un quarterback, y eso debería allanar el camino para un jugador como Ben DiNucci.

La selección de séptima ronda proveniente de James Madison en realidad creció en Pittsburgh, al igual que el entrenador en jefe Mike McCarthy. ¿Por qué importa? Bueno, obviamente McCarthy no jugará a favoritos basado en ciudades cuando se trata de formar la lista final, pero hay una razón por la que DiNucci estaba en el radar de McCarthy hace casi 10 años. La firma de Andy Dalton realmente no afecta mucho en cuanto a las posibilidades de que DiNucci pueda formar parte del equipo. La única competencia real sería en forma de Clayton Thorsen.

Pero como selección de draft, y al tener lazos con el entrenador en jefe, los puestos adicionales en la lista deberían darle a DiNucci una oportunidad legítima de formar este equipo.

Lo que sabemos

¿La llegada de Dalton afecta las negociaciones con Dak?

Lo que sabemos:

A pesar de algunas de las adiciones recientes, incluido un respaldo veterano con más de 130 aperturas, Dak Prescott sigue siendo el punto focal de la posición, e incluso todo el equipo.

Claro, todavía no ha firmado su oferta de franquicia, pero es una oferta exclusiva de los Cowboys y no se espera que algo cambie – aparte de él firmar justo en la fecha límite o finalizar un contrato a largo plazo que terminará con toda esta incertidumbre con respecto al jugador más reconocible de los Cowboys.

El equipo tiene hasta el 15 de julio para finalizar un contrato a largo plazo, de lo contrario, Prescott y los Cowboys no podrán renegociar hasta el próximo marzo. En ese momento, podría probar las aguas de la agencia libre o Dallas podría darle otra etiqueta de franquicia, que sería aún más costosa y probablemente causaría aún más drama entre las dos partes.

Tal como está ahora, los Cowboys aparentemente no tienen planes de hacer cambios en la posición, a pesar de fichar a Andy Dalton durante el fin de semana.

Los Cowboys han dejado claro desde el principio que Prescott es su mariscal de campo a futuro. En este punto, las dos partes solo necesitan llegar a un acuerdo a largo plazo o que Prescott firme su oferta.

De cualquier manera, nada ha cambiado en términos de la dirección que están tomando los Cowboys.

Qué hay de nuevo

Dalton trae experiencia inmediata a la sala de QB

¿Qué hay de nuevo?

La única posición que realmente tuvo una gran noticia en los últimos días es la posición de mariscal de campo. Y no solo fue grande para los Cowboys, sino que también pareció sorprender a toda la comunidad de la NFL.

Andy Dalton, que hace poco fue cortado por los Bengals, ha firmado con los Cowboys, convirtiéndolo en uno de los suplentes más experimentados en la liga, y ciertamente uno de los quarterbacks No. 2 más experimentados que Dallas ha tenido en los últimos años.

El lunes, los Cowboys liberaron a Cooper Rush, quien había sido el respaldo de Dak Prescott en las últimas tres temporadas, lanzando solo tres pases de carrera. Rush había firmado un tender como agente libre restringido en marzo.

El hecho de que Prescott no ha sufrido una lesión es algo que crea preguntas sobre por qué los Cowboys garantizarían $3 millones por los servicios de Dalton. Pero no hay que olvidar que esta es una nueva era del fútbol de los Cowboys con Mike McCarthy, quien no solo entrenó en Green Bay, sino que también seleccionó a Aaron Rodgers cuando tuvo a Brett Favre. También seleccionó a cinco quarterbacks en 13 años a pesar de tener esas dos leyendas.

Por lo tanto, a McCarthy no solo le gusta tener un seguro, sino que ve el valor de tener una sala de quarterback competitiva.

Y hasta que la oficina principal de los Cowboys diga algo diferente, ese será el ángulo a seguir basado a este movimiento. Se trata de tener experiencia en el puesto y poco que ver con el hecho de que Prescott aún no ha firmado su oferta de etiqueta de franquicia.

Dalton ha jugado nueve años en la NFL, compilando un récord de 70-61-2 en la temporada regular. Tiene marca de 0-4 en los playoffs, pero no ha llegado allí desde 2016. Dalton y toda la organización de los Bengals han tenido problemas en los últimos cuatro años (20-35-1 como titular), lo que llevó a reclutar a Joe Burrow de LSU con la selección global No .1 hace solo dos semanas.

En general, Dalton tiene un índice de pasador de 87.5 en su carrera y estuvo 40-23-1 en sus primeras cuatro temporadas con los Bengals, en comparación con el récord de 40-24 de Prescott después de cuatro años.

Pero Dalton no es el único quarterback agregado al grupo aquí en la última semana. Los Cowboys seleccionaron a Ben DiNucci de James Madison en la séptima, convirtiéndolo en el noveno mariscal de campo en los últimos 31 años seleccionado por la franquicia.

Tanto Dalton como DiNucci podrían formar parte de la lista, pero como la mayoría de los equipos, los Cowboys idealmente preferirían que ninguno de los dos tenga que jugar una jugada significativa en 2020.

back to top

Related Content

Advertising