La receta del triunfo: Dak Prescott, Cole Beasley y Ezekiel Elliott, 40-7, ante los Jaguars

Cole and Dak

Dallas se gozó una victoria dominante, 40-7, ante la mejor defensa de la NFL – los Jacksonville Jaguars.

La receta del triunfo para los Cowboys depende de múltiples factores, pero queda claro que tres ingredientes esenciales incluyen una buena mezcla de Dak Prescott, Cole Beasley y Ezekiel Elliott.

Prescott no sólo completó 17 de 27 pases para un total de 183 yardas y dos anotaciones, sino que acarreó el balón 11 veces para 82 yardas por tierra y un touchdown.

El éxito del juego no sólo se basó en que Dak conectara pases, sino en que él pudiera acarrear el balón por su propia cuenta.

"Eso ayudó a abrir todo", dijo Prescott. "Fueron carreras y opciones de lectura. Mucho fue protección hombre a hombre y cobertura hombre a hombre, y la protección fue sólida, pude salir de la bolsa y hacerles pagar… eso abrió todo para nuestra ofensiva". 

Beasley fue el mejor receptor del juego, atrapando 9 de 11 pases para 101 yardas y dos anotaciones. 

"Siempre hemos tenido una buena conexión. Es un muchacho que jugó mariscal de campo cuando era joven, por lo que conoce el campo de las coberturas, las jugadas de hombre a hombre, y sabe cómo abrirse", comentó Prescott.  

"Sabíamos que íbamos a tener algunas oportunidades contra estos muchachos y él hizo un gran trabajo en la planificación de juego durante toda la semana. [Cole] estaba emocionado, se la pasó hablando de eso toda la semana, de cómo iba a tener una gran semana. Así que fue genial verlo salir aquí y lograr eso".

Luego de la desafortunada derrota ante Houston la semana pasada, Beasley no se contuvo y decidió expresar sus emociones a través de Twitter luego de recibir críticas por parte de los fanáticos… 

Entre los Tweets se encontraban comentarios sobre su contrato, su producción en el campo y la ofensiva de los Cowboys. Quizás dichas críticas fueron utilizadas como motivación interna, o quizás no, pero lo que no cabe duda es que Beasley marcó su territorio en el campo.

"Sé lo que valgo. Hay muchos críticos, muchas personas que intentan decirme quién soy. Eso no significa nada para mi", dijo el receptor. "Sé de lo que soy capaz y obtuve oportunidades esta noche. Hoy sólo fue un día para demostrarlo".

El entrenador en jefe Jason Garrett respaldó a Beasley y comentó sobre el esfuerzo que hicieron para lanzarle más el balón.

"Sabes que Beasley siempre es una gran parte de lo que hacemos. Él es un jugador que es difícil de emparejar y hizo muchas jugadas importantes para nosotros a medida que el juego iba avanzando", dijo Garrett. 

"Empezó a recibir mucha atención por parte de ellos (Jags), ya sea por parte del níquel o el profundo o el apoyador, así que él es ese tipo de jugador. Por lo general, él gana en situaciones de uno a uno. Es un tipo difícil de proteger. Muy amigable para el mariscal de campo, por lo que ciertamente es una gran parte de lo que estamos haciendo".

Y otra gran parte de lo que están haciendo se llama: Ezekiel Elliott, quien terminó la noche con 106 yardas en 24 acarreos y un touchdown, más una recepción para 11 yardas.

Muchos ameritan crédito tras esta gran victoria, pero según Elliott, la clave está en la ejecución.

"Se trata de pura ejecución. Tenemos el talento, tenemos el talento. Tenemos la mejor línea ofensiva en la NFL. Tenemos armas en el exterior", dijo el corredor estrella. "Dak es un gran mariscal de campo. Pero si no salimos y jugamos como lo que somos, bueno, entonces no nos veremos así… Hoy salimos y mostramos quiénes somos.

"Este ha sido el juego más dominante que hemos tenido desde que estoy aquí. Sabíamos lo que queríamos hacer. Salimos, empezamos rápido, ejecutamos bien y manejamos nuestra tarea".

Y bueno, más que una victoria necesitada o que un juego dominante, esperemos que esta mezcla entre Dak, Zeke, y Cole solo sea el inicio de una nueva tendencia para los Cowboys.

Related Content

Advertising