Apoyador

(Nota: El artículo original fue escrito por Rob Phillips, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

Con el NFL Draft ya terminado y la agencia libre desacelerándose a medida que se acerca el verano, es hora de echar un vistazo más de cerca cada posición.

Cada día, analizaremos un aspecto diferente sobre la posición: la competencia, jugadores que no están bajo el radar, o simplemente responderemos preguntas sobre temas que aún no se han resuelto.

Hoy continuamos la serie con la posición de apoyador.

Lo que hay que resolver

¿Cómo será la transición para Jaylon Smith?

Lo que hay que resolver

¿Cómo puede el esquema del coordinador defensivo Mike Nolan beneficiar a Jaylon Smith?

Durante los últimos tres años, Smith ha sido el apoyador medio en el esquema base 4-3 de los Cowboys. Como el "quarterback" de la defensa, él es responsable de alinear al grupo antes del snap y hacer jugadas laterales. Logró su primer Pro Bowl el año pasado con 168 tacleadas en la primera temporada de una nueva extensión de contrato de cinco años.

Puede que Smith sea un linebacker, pero también tiene un don para llegarle al quarterback.

Ese tipo de versatilidad parece ser una buena opción para Nolan, quien ha implementado un esquema base 4-3 y 3-4 en equipos anteriores. Él no parece ver esas designaciones como rígidas. Los Cowboys todavía se están clasificando como defensa 4-3, pero Nolan enfatiza que su objetivo es tener a los "mejores 11" en el campo y encontrar formas de maximizar sus talentos.

Queda por ver cómo se verá eso en el campo. Pero si los Cowboys mezclan y combinan al personal más de lo que se ha visto en años anteriores, eso podría acentuar las fortalezas de Smith como apresurador de mariscales de campo. Tiene 7.5 capturas en su carrera desde 2016, incluyendo 2.5 el año pasado. En 2018 se convirtió en el primer defensor de los Cowboys desde Keith Brooking en 2009 en registrar al menos 150 tacleadas y 4 capturas.

Listo para competir

¿Podría Luke Gifford tener cierto impacto?

Listo para competir

Saludables y a todo dar, no hay mucho debate sobre los tres mejores apoyadores de los Cowboys: Leighton Vander Esch (quien regresa de una cirugía de cuello), Jaylon Smith y Sean Lee.

Pero apoyador es una posición físicamente exigente, y los tres han perdido tiempo debido a lesiones en sus carreras. Eso agrega una capa adicional de valor en cuanto a los respaldos.

¿Podría Luke Gifford dar un salto en su segundo año? Hace un año, logró formar parte de equipo como agente libre novato a pesar de perderse una gran parte del campamento de entrenamiento debido a una lesión en el tobillo que sufrió en la apertura de pretemporada contra los 49ers. Apareció en seis juegos de temporada regular ayudando en equipos especiales antes de ser movido a la reserva lesionada en diciembre tras fracturarse el brazo.

Tampoco te olvides de Joe Thomas – un ex titular del entrenador en jefe Mike McCarthy cuando estaba en Green Bay – alguien que puede ayudar en múltiples lugares de apoyador y en equipos especiales.

Justin March ha vuelto para una cuarta temporada con el club, pero ha jugado principalmente en equipos especiales. Los novatos no reclutados Francis Bernard, Azur Kamara y Ladarius Hamilton competirán por un lugar en la lista activa o en el escuadrón de prácticas.

No te olvides de...

Sean Lee tiene una meta

No te olvides de…

El impacto de Sean Lee en este grupo mientras ingresa a la segunda década de su carrera con los Cowboys.

Lee tendrá 34 años cuando comience la temporada regular en septiembre. Esta será su undécima temporada, mucho más tiempo que cualquier apoyador en la lista. 2019 no fue un año llamativo en su carrera, pero sigilosamente fue uno de los mejores.

Lee jugó 16 partidos completos por primera vez, un triunfo personal después de luchar contra problemas en el tendón de la corva durante dos temporadas consecutivas. También terminó segundo en el equipo con 109 tacleadas a pesar de jugar un poco más de un tercio de las jugadas defensivas en los primeros seis juegos como el apoyador titular del lado fuerte. La lesión en el cuello de Leighton Vander Esch hizo que Lee volviera a su antigua posición del punto débil y jugó bien en la recta final.

En este punto de su carrera, Lee ha tomado las cosas año por año, y su producción la temporada pasada lo convenció de que aún podía ayudar al equipo. Los Cowboys aceptaron y llegaron a un nuevo acuerdo de un año con él en marzo.

Se espera que Vander Esch regrese sano esta temporada. Pero el valor de Lee sigue siendo evidente. Puede jugar en cualquier posición de apoyador, y seguirá siendo un mentor para Vander Esch y su compañero titular Jaylon Smith.

Queda por ver cuántos años más jugará Lee. Pero sus objetivos nunca han cambiado.

"Obviamente al estar aquí por tanto tiempo como el que he estado, es un lugar donde quiero retirarme y espero cumplir un objetivo de ganar un campeonato", dijo Lee en una entrevista con SiriusXM NFL Radio en marzo. "... Con suerte ganar un campeonato con los Cowboys y luego en el futuro retirarme ahí, ese siempre ha sido mi plan".

Lo que sabemos

Talento, experiencia y profundidad

Lo que sabemos

Cuando todos están saludables y juegan lo mejor posible, este es un grupo de apoyadores que puede desafiar a la mayoría en toda la liga.

Tienen talento, experiencia, profundidad. El veterano titular Sean Lee regresará para una undécima temporada. Los respaldos Joe Thomas y Justin March también fueron traídos de regreso. Jaylon Smith logró el primer Pro Bowl en su carrera como apoyador medio y pudo ver su juego expandirse dentro del ajuste de un esquema defensivo.

La mayor incorporación será el regreso de un Leighton Vander Esch saludable.

El Pro Bowler / All-Pro 2018 se perdió la mayor parte de siete juegos el año pasado debido a una lesión en el cuello que requirió cirugía en enero. En una entrevista con Jane Slater de NFL Network, Vander Esch dijo que está "listo para arrancar", y que de hecho, su recuperación está justo a tiempo. El formato actual de temporada baja 'virtual' no permite entrenamientos en equipo, pero de todos modos los Cowboys probablemente planeaban que el campamento de entrenamiento fuese la verdadera fecha de retorno para Vander Esch. Lee hizo un buen trabajo de pasar del lado fuerte al punto débil durante la ausencia de Vander Esch el año pasado, pero el estilo físico de Vander Esch puede ser un impulso de energía para toda la defensa.

En general, los apoyadores buscarán más consistencia. Las tacleadas fallidas fueron un problema para toda la defensa el año pasado. Cuando juegan futbol básico con sonido de asignación, este puede ser un grupo dominante. Y el tamaño adicional en el frente de los Cowboys --los veteranos Dontari Poe y Gerald McCoy, el novato Neville Gallimore-- podrían darle a los apoyadores más espacio para moverse y hacer jugadas.

Qué hay de nuevo

Este grupo de veteranos escuchará una nueva voz

¿Qué hay de nuevo?

En cuanto al personal, no mucho ha cambiado.

En su mayor parte, los Cowboys han mantenido la continuidad en la posición de linebacker esta temporada baja. Hasta ahora, las únicas nuevas incorporaciones a la lista son los novatos no reclutados Francis Bernard y Azur Kamara.

El mayor cambio ha sido en la sala de reuniones (virtuales).

El entrenador de apoyadores del año pasado, Ben Bloom, no fue retenido en el nuevo personal de Mike McCarthy. El reemplazo de Bloom, Scott McCurley, ha sido un asistente para McCarthy desde hace mucho tiempo. Comenzó como pasante en el primer personal de los Packers de McCarthy en 2006 y subió de rango en la próxima década hasta que finalmente se instaló en un papel de asistente de apoyadores en Green Bay.

En Dallas, trabajará con una combinación talentosa de juventud y experiencia liderada por el jugador de Pro Bowl Jaylon Smith, el veterano de 11 años Sean Lee y el seleccionado de primera ronda de 2018 Leighton Vander Esch, quien está regresando de una cirugía de cuello.

McCarthy dice que los Cowboys todavía están clasificados como defensa 4-3, pero enfatiza que los entrenadores adaptarán el esquema en base a las habilidades de los jugadores. ¿Podría eso significar algunas nuevas responsabilidades para los apoyadores bajo McCurley y el nuevo coordinador defensivo Mike Nolan? Es posible. Pero las caras prácticamente son las mismas.

back to top

Related Content

Advertising