Randy Gregory ansioso por dejar atrás su pasado

Gregory

(Nota: El artículo original fue escrito por Jonny Auping, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

FRISCO, Texas - Es difícil creer que un jugador con el talento de Randy Gregory fue reclutado en 2015 y solo ha comenzado un juego en su carrera. Siempre ha existido la promesa de potencial con el ala defensiva y ex selección de segunda ronda, pero las repetidas violaciones de las políticas de abuso de sustancias de la liga han obstaculizado su disponibilidad durante la mayor parte de su carrera, habiendo jugado solo en 38 partidos en su carrera.

Gregory fue reinstalado a la NFL a mediados de la temporada pasada. Su última experiencia en un minicampamento fue en su temporada de novato. Ahora, él está en el campo y dice que es "refrescante" tener la oportunidad de ser un jugador en el que un equipo puede confiar.

"En mi pasado, tuve mucho tiempo para mí sin estar con el equipo", dijo Gregory sobre el tiempo en el que cumplía sus suspensiones o cuando su estado estaba en el limbo. "Fue un momento difícil. Estar cerca de los muchachos en el vestidor, día a día, semana a semana, estar cerca de los entrenadores, me da un propósito".

A los 28 años, hay un desgaste limitado en el cuerpo de Gregory, que tiene una figura atlética y naturalmente delgada. Más bien ha sido el aspecto mental que le ha costado dominar a través de una serie de contratiempos que en parte fueron autoinfligidos, pero también creó una narrativa sobre él que no cree que refleje su compromiso.

"Se necesita tiempo para generar confianza", admitió Gregory. "Con suerte, llegará un momento en el que podamos sentarnos aquí por 10 a 15 minutos y ni siquiera preguntarás sobre mi pasado".

En realidad, Gregory ha hecho todo lo que el equipo y la liga le han pedido sin problemas ni contratiempos, pero desde el punto de vista de la percepción pública, la gente dejará de hablar del pasado de Gregory cuando lo vean regularmente en el campo.

Gregory solo jugó 271 jugadas defensivas en sus 10 juegos en 2020, a pesar de estar saludable, disponible, y de tener un buen desempeño según él y el cuerpo técnico. Gregory, ansioso por demostrar su valía en un equipo en apuros, naturalmente quería más tiempo de juego.

"Hubo muchos factores en juego", dijo Gregory, con bastante diplomacia de su cantidad de jugadas. "No estaba contento con mi tiempo de juego. ¿Hubo conversaciones sobre eso? Por supuesto. Creo que es algo más interno". Gregory luego continuó diciendo que está encantado de trabajar con el personal actual y que cree que les encanta lo que está aportando al equipo. Dijo que Dan Quinn lo preparó antes de que lo reclutaran en Nebraska y que amaba la energía y la atención a los detalles de Quinn.

"Es un entrenador de jugador", dijo Gregory sobre Quinn. "Él sabe cómo relacionarse con los muchachos. Estoy muy emocionado de tenerlo en la próxima etapa de mi carrera".

La estructura de un programa de temporada baja es algo que Gregory se ha perdido casi toda su carrera en la NFL, y si bien para muchos jugadores el minicampamento puede parecer un trabajo al que te presentas, es un trabajo que le han quitado a Gregory más de una vez.

"Me da una excusa para despertarme por la mañana y divertirme", dijo Gregory el martes. "Lo que me gusta de este personal en este momento es que lo están haciendo divertido. Están mirando los detalles y lo que construye a un buen jugador de fútbol, ​​no solo las X y las O. Realmente están tratando de sacar lo mejor de ti. "

Muchos fanáticos de los Cowboys quieren ver a Gregory en la alineación titular en la Semana 1, y el ala defensiva tiene toda la confianza que jamás ha tenido. ¿Cuál es la verdadera diferencia entre los últimos dos años de Gregory y aquel que seguía encontrándose en el lado equivocado de los castigos de la NFL? Amor propio.

"Hubo un momento en mi vida en el que si me pedías que dijera algo bueno sobre mí, no hubiese podido decirte nada", dijo Gregory. "Podría decirte 20 cosas malas. He recorrido un largo camino desde ese tiempo. Ahora, puedo decir muchas cosas buenas. Estoy orgulloso de mí mismo. Estoy orgulloso de mi jornada. He cometido muchos errores, pero creo que me he ganado lo que he conseguido, ya sea bueno o malo".

Related Content

Advertising