Receptor abierto: ¿Retener a Cooper y Cobb será suficiente?

Receptores

(Nota: El artículo original fue escrito por Jonny Auping, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

FRISCO, Texas - El mes de febrero es siempre el período de transición de una temporada a la siguiente. La temporada 2019 está en el pasado, especialmente con un nuevo cuerpo técnico. 

El siguiente paso para el equipo es el personal de jugadores, que se lleva a cabo principalmente en el mes de marzo con el inicio de la agencia libre. El primer día del nuevo año de la liga es el 18 de marzo, aunque los Cowboys tienen que tomar otras decisiones antes de eso, gracias a que tienen 25 agentes libres sin restricciones.

Mientras seguimos a la espera, echémosle un vistazo a cada posición, descubriendo lo que tienen, lo que necesitan y algunas decisiones importantes que tomar.

Hoy evaluamos la posición de receptor abierto.

Entrenador a cargo: Adam Henry

Henry ha estado trabajando con receptores abiertos desde que se unió al cuerpo técnico de McNeese State. Recientemente pasó las últimas dos temporadas como entrenador de receptores abiertos para los Cleveland Browns. Su carrera ha estado vinculada a Odell Beckham Jr. porque entrenó a Beckham cuando estuvo con LSU, los New York Giants y los Browns.

"Soy un tipo al que le gusta estar en el pasto, estar con [los jugadores]", dijo Henry. "Hablar con ellos, hablar de cosas y ver lo que saben y lo que no saben, porque puedes asumir muchas cosas al solo mirar la cinta".

Pregunta más importante: ¿Qué pasará con Cooper y Cobb?

Los Cowboys han dicho en numerosas ocasiones que traer de vuelta a Amari Cooper será tratado con el mismo tipo de urgencia que el de la retención de Dak Prescott. Cooper también ha afirmado repetidamente que quiere regresar a Dallas. Es posible que los Cowboys usen la etiqueta de franquicia o la etiqueta de transición para retenerlo. Del mismo modo, la historia de Randall Cobb con Mike McCarthy en Green Bay hace que su regreso a Dallas parezca probable. Aún así, las palabras y apariencias en diciembre y enero son diferentes a la hora de firmar un contrato. Si las negociaciones simplemente toman más tiempo de lo anticipado con cualquiera de los jugadores, especialmente con Cooper, eso podría afectar los planes de los Cowboys en esta temporada baja.

El primer día para que los equipos designen jugadores de franquicia o transición es el 25 de febrero y la fecha límite es el 10 de marzo a las 3 p.m. hora central. 

Lo que tienen: Un jugador con mucho potencial

Michael Gallup regresará la próxima temporada con la posibilidad de convertirse en un receptor de calibre Pro Bowl en su tercera temporada. Gallup luchó contra las lesiones en 2019, pero aún así logró más de 1,000 yardas de recepción y terminó la temporada con un juego de tres touchdowns contra los Washington Redskins. Si los agentes libres Cooper y Cobb regresan al equipo, es difícil imaginar un trío de receptores con más expectativas que este.

Necesidad inmediata: Refuerzo en caso de lesiones

Después de Gallup, Cooper y Cobb, hubo una diferencia considerable en la química entre los demás receptores abiertos y el mariscal de campo Dak Prescott – que seguramente es el caso de muchos equipos de la NFL cuando vas bajando en la tabla de profundidad de receptores. Aún así, los primeros tres receptores de los Cowboys tienen un historial de lesiones persistentes, por lo que el equipo podría tratar de reclutar a un receptor en el draft para desarrollar y jugar en la ranura… A su misma vez, alguien que pueda asumir un papel más importante en caso de ser necesario.

Related Content

Advertising