Advertising

Resumen y profundidad de cada posición ofensiva en la plantilla de los Cowboys

Llegó el momento de revisar cada posición del equipo para determinar qué lugar continúa débil en la plantilla de los Cowboys. 

A continuación está un resumen de las posiciones ofensivas y sus respectivos jugadores.

Receptor abierto: 

Tras el corte de Dez Bryant, los Cowboys se quedaron sin su receptor estelar y ahora buscan llenar ese rol de receptor N° 1. Entre los candidatos se encuentran el veterano Allen Hurns y el novato Michael Gallup (tercera ronda). Cedrick Wilson (sexta ronda) es otro novato que fue reclutado en este draft 2018. Terrance Williams y Cole Beasley continúan en el equipo, pero ahora con la adicción de los veteranos Deonte Thompson y Tavon Austin, quien se espera tenga un rol como corredor. Noah Brown, quien mostró cualidades similares a las de Bryant, también tendrá la oportunidad de seguir compitiendo por su lugar en el roster. Los Cowboys cuentan con otros cuatro receptores más en su lista, pero los nombres que acaban de ser listados son los que más oportunidades recibirán para ganarse un rol en esta ofensiva.

Ala cerrada: 

Dallas perdió una pieza clave e irremplazable en su plantilla tras el retiro de Jason Witten, quien no sólo era un jugador élite sino que un líder dentro y fuera del campo. Los Cowboys ahora están en búsqueda de aquel ala cerrada que de una manera u otra pueda llenar ese vacío en su ofensiva. Ojo, James Hanna también se retiró del juego. Y a pesar de no haber rechazado la posibilidad de contratar a un jugador veterano en caso de ser necesario, el equipo dijo sentirse a gusto con su grupo actual. Grupo consistido por Geoff Swaim quien sólo lleva nueve recepciones en un total de tres temporadas, el ex jugador de baloncesto Rico Gathers quien aún no ha jugado un sólo juego en temporada regular y que perdió todo el 2017 tras sufrir una conmoción cerebral en el campamento de entrenamiento, el recién reclutado Dalton Schultz (cuarta ronda) que carece de experiencia, y Blake Jarwin, un jugador que últimamente ha sido alabado por Jerry y Stephen Jones. David Wells también forma parte del grupo como novato no reclutado. 

Mariscal de campo:

Dak Prescott está entrando a su tercer año en la NFL, una temporada vital para su carrera ya que es muy probable que esta determine su futuro. Los Cowboys siguen confiando plenamente en él y han hecho todo lo posible para crear una ofensiva que lo complemente. El equipo aún tiene a Cooper Rush en su lista, jugador que se vio muy bien en los juegos de pretemporada. Los Cowboys también reclutaron a Mike White (quinta ronda) y firmaron Dalton Sturm, un novato no reclutado de UT San Antonio.

Línea ofensiva:

Todo aparenta ser que los Cowboys van a poder volver a contar con una línea ofensiva sólida. El equipo contrató al tackle Cameron Fleming y al guardia Marcus Martin durante la agencia libre, y se llevó tremenda sorpresa al poder reclutar al tackle Connor Williams en la segunda ronda del draft. Se espera que La’el Collins sigua jugando como tackle, posición en la que se destacó el año pasado. Tyron Smith dice sentirse mejor de lo que se ha sentido en mucho tiempo, por lo que se espera no vuelva a verse afectado por molestias en la espalda. Chaz Green continúa en el equipo, con la esperanza de poder limpiar su nombre tras básicamente tener la peor temporada de su carrera en el 2017. Green tendrá la oportunidad de competir por un lugar en el roster, ya sea como tackle o guardia. Zack Martin sigue a la espera de renovar su contrato con los Cowboys, aunque es evidente que ambos lados están interesados en continuar la relación. Kadeem Edwards y Dustin Stanton añaden profundidad en la posición de guardia y a su misma vez agregan competencia para el campamento de entrenamiento. El equipo también agregó a algunos linieros agentes libres no reclutados con el mismo propósito de añadir algo de competencia en la línea ofensiva.

Corredor/Corredor de poder:

Hasta ahora Ezekiel Elliott no ha vuelto a tener ningún escándalo fuera del campo, lo que proyecta una buena temporada para el corredor titular de los Cowboys. Rod Smith sigue siendo el candidato principal detrás de Elliott, luego de destacarse en el 2017 cuando él y Alfred Morris se encargaron de correr el balón durante la suspensión del titular. El equipo reclutó al novato Bo Scarbrough en la séptima ronda del draft y se espera que este sea un jugador de desarrollo. Por otro lado, Tavon Austin es un veterano que a pesar de ser receptor, también puede ayudar a correr el balón. Se presume que tenga un rol similar al que solía tener Lance Dunbar y Lucky Whitehead cuando estaban en el equipo. Jamize Olawale (corredor de poder) y Trey Williams siguen presente para tratar de contribuir de alguna manera. El equipo también añadió a Jordan Chunn, novato no reclutado.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising