Advertising

Segunda pelea del campamento, una vez más entre la línea ofensiva y la línea defensiva

Fight

(Nota: El contenido original fue escrito por DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)​

OXNARD, Calif. - Las líneas continúan marcando la pauta en este campamento de entrenamiento, y ha sido todo un espectáculo.

La segunda pelea del campamento estalló durante la práctica del sábado, una vez más durante los ejercicios de presión al pasador.

Las cosas fueron un poco más lejos esta vez, cuando Travis Frederick y Antwaun Woods se lanzaron golpes el uno al otro después de una repetición particularmente contencioso, que vio a ambos jugadores terminar en el suelo.

"Es solo línea ofensiva vs. línea defensiva. Nos golpeamos todos los días", dijo Woods. "Estoy bastante seguro de que estamos cansados de pegarnos entre nosotros. Es el campamento. Se supone que eso debe suceder".

Ese es un punto completamente válido, pero la intensidad en este caso aumentó un poco más que la pelea de la semana pasada. Zack Martin se unió a la acción en un movimiento que recuerda a la lucha libre profesional cuando saltó a la refriega después de correr desde la distancia.

"Tengo algo de aire, creo", dijo Martin.

Fuera de chiste, puede ser una escena bastante aterradora cuando 30 hombres de 300 libras comienzan a empujarse y pelear entre sí. Pero en el calor de un campamento de entrenamiento intenso, Martin dijo que es importante trabajar en ese tipo de emoción.

"Son personas competitivas enfrentándose entre sí y eventualmente puede surgir algo", dijo. "Pero hemos tenido una gran competencia hasta ahora. Nuestra línea defensiva y línea ofensiva realmente se presionan entre sí. Ha sido un campamento difícil contra esos muchachos, pero eso es lo que necesitamos".

Frederick estuvo de acuerdo. Al hablar después de la práctica, dijo que los altercados son un subproducto de un esfuerzo tan centrado en mantener la intensidad.

"Creo que eso es algo bueno para nuestro equipo, siempre y cuando todo esté dentro de lo razonable", dijo Frederick. "Quieres mantenerlo justo en esa línea de ira pero también de compostura".

Después de la práctica, no parecía que hubiese mucha rabia restante.

Por su parte, Martin dijo que le encanta la oportunidad de trabajar en sus habilidades en uno de los entornos de práctica más desafiantes, incluso si a veces puede convertirse en algo más.

"Ese ejercicio nos coloca probablemente en la situación más difícil que puedas tener como liniero ofensivo", dijo. "En realidad me gusta mucho el ejercicio, porque realmente la cosa no se pone más difícil que ir uno contra uno sin ninguna ayuda, sin gente que te ayude. Realmente es un ejercicio importante para nosotros mejorar en nuestra protección de pase".

Related Content

Advertising