Tackle defensivo

(Nota: El artículo original fue escrito por Kyle Youmans, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

Una de las verdaderas preguntas al entrar en la temporada baja fue ¿cómo podría este equipo realmente mejorar su línea defensiva? Junto con la incorporación de Mike Nolan, el interior de esa unidad ahora tiene un aspecto completamente nuevo y podría ayudar a crear éxito para el resto de la defensa.

No te olvides de...

No te olvides de este capitán con experiencia

No olvides de...

Parece que no se ha hablado mucho sobre los miembros que regresan de la línea defensiva debido a las nuevas e interesantes incorporaciones. Sin embargo, hay que mantener un ojo en el dúo veterano de Antwaun Woods y Tyrone Crawford. Cada individuo tiene sus signos de interrogación. Con Crawford, hay que ver dónde se alineará y qué tan bien se ha recuperado de su lesión en la cadera. Woods está rodeado de incertidumbre con su rol disminuido y su contrato que aún sigue pendiente.

Si Crawford, un ex capitán del equipo, se queda en el lugar de tackle defensivo en lugar de pasar a la rotación de ala defensiva, habrá un buen grupo de tackles que estarán compitiendo por tiempo de juego. El hecho de que McCoy, Poe y Gallimore sean los juguetes nuevos en el grupo de posición, no significa que ya no haya un lugar para los veteranos. Las jugadas de Poe se redujeron en más de la mitad en 2019 en comparación con su tiempo en Kansas City y Atlanta, principalmente debido a una lesión que tuvo en la Semana 12. McCoy comenzó cada juego para los Panthers la temporada pasada, pero tuvo menos de 700 jugadas por tercera vez en sus 10 años de carrera. Y es de esperar que el papel de Neville Gallimore aumente a medida que avance su temporada de novato. Pero él es solo eso, un novato que tomará tiempo para progresar.

Crawford y Woods no lograron ninguna captura en 2019, y en combinación solo pudieron presionar ocho veces y registrar 16 tacleadas. Claro, la lesión de Crawford jugó un papel muy importante en la falta de números, pero después de ser titulares de varios años en la NFL, se espera que puedan realizar más este otoño. Si muestran un aumento en la capacidad de defender y detener la carrera, todavía habrá un asiento en la mesa para Woods y Crawford. La defensa de Mike Nolan requerirá múltiples rotaciones y cuerpos frescos en el interior de la línea defensiva, por lo que tener dos ex titulares y veteranos respetados como segunda o tercera línea de reservas es realmente beneficioso.

Lo que sabemos

Poe y McCoy traen tamaño, experiencia y más

Lo que sabemos

Las contrataciones de Gearld McCoy y Dontari Poe definitivamente permiten una mayor presencia física en el frente de la defensa con un peso combinado de 640 libras entre ellos (40 libras más que el dúo titular del año pasado). Ambos veteranos han tenido múltiples apariciones en el Pro Bowl y han estado en la parte superior de la lista de destructores de juegos durante la última década. Sin embargo, 2019 realmente no funcionó según lo planeado para el dúo en Carolina, ya que los Panthers estaban en el puesto 29 defendiendo la carrera y según PFF fueron la peor defensa del juego terrestre. Entonces, ¿por qué es eso? ¿Cómo pueden estos dos tener tanta falta de éxito con los Panthers pero a la vez traer tanta emoción por lo que puedan hacer en Dallas?

Primero, Poe se perdió todos los juegos después de la semana 12 debido a una lesión y la defensa de Carolina sufrió por eso. Antes de su ausencia, los Panthers promediaron una calificación de 67.1 según PFF, que habría sido una trayectoria lo suficientemente buena para ser clasificados alrededor de 22 en la NFL. No está tan mal en comparación con la calificación de 45.3 que fue el promedio en los últimos seis juegos, lo cual fue la peor marca en la liga por casi diez puntos completos. La lesión obviamente fue un gran revés para la línea defensiva interior de los Panthers hace un año y mostró el impacto que Poe tiene, específicamente contra el juego terrestre.

En segundo lugar, el esquema hace una gran diferencia en cuán efectivos pueden ser dentro de la línea. En Carolina, un frente de tres hombres trató de utilizar su capacidad de espacio múltiple para permitir que algunos apoyadores menos efectivos salieran corriendo del borde. Este sistema realmente limitó lo que McCoy y Poe podían hacer, ya que las ofensivas podían neutralizar efectivamente la presión al mariscal de campo con un equipo doble y confiar en sus tackles ofensivos para detener a los apoyadores. Sin embargo, el sistema de Mike Nolan debería permitir más presión desde el borde con las alas defensivas en lugar de los apoyadores. Con suerte, esto liberaría a los defensores del interior para enfrentar una sola tarea y permitiría a apoyadores como Leighton Vander Esch y Jaylon Smith tomar decisiones más rápidas, ya sea en cobertura o en la defensa de carrera.

En teoría, los problemas que tuvo Carolina en 2019 tuvieron más que ver con la lesión de Poe, lo que obligó a McCoy a asumir más responsabilidad, junto con un esquema defensivo que fue ineficaz. Si las cosas hacen clic para los dos veteranos en esta nueva defensa de Nolan, cada uno debería tener una transición fácil para convertirse en una fuerza dominante en el interior.

¿Qué hay de nuevo?

Nuevas caras, nuevo aspecto y nueva filosofía

¿Qué hay de nuevo?

Junto con las nuevas adiciones en la ofensiva, la mayoría de la emoción que rodea la temporada baja de 2020 se centra en una apariencia renovada en el interior de la línea defensiva. Gerald McCoy y Dontari Poe firmaron al principio del período de la agencia libre y agregan una presencia de veteranos con experiencia a un grupo de posición que no tuvo impacto en 2019. También está Neville Gallimore de Oklahoma, quien fue seleccionado en la tercera ronda y tiene la oportunidad de ser un contribuyente inmediato después de 8.5 capturas durante su tiempo en Norman.

La intriga viene después de una decepcionante campaña de 2019 en la que Trysten Hill no tuvo un buen rendimiento, Tyrone Crawford estuvo lesionado, y Antwaun Woods que no dio el siguiente paso. Pero el cambio que llamará la atención de los fanáticos de los Cowboys a principios de 2020 tendrá que ver con el cambio de esquema y los diferentes roles que serán asignados al interior de la línea.

La nueva forma de pensar tiene que ver con la incorporación del coordinador defensivo Mike Nolan y el entrenador de línea defensiva Jim Tomsula. Cada uno ya ha establecido un plan que debería verse muy diferente y más cercano a un estilo de esquema híbrido que en años anteriores. En lugar de seguir el método de pensamiento del personal anterior, uno que incluye tackles más pequeños para ocupar un solo espacio y permitir que los apoyadores y los edge rushers realmente se encarguen de la situación, Nolan quiere cambiar toda esa mentalidad. Quiere dejar que los tackles grandes ataquen primero, lo que les permite a los apoyadores ver si necesitan atacar por ese lado.

En última instancia, esto condujo a la adquisición del trío de jugadores mencionado anteriormente, que se espera asuman los roles más expansivos con su tamaño físico (Poe y McCoy), o Gallimore con su atletismo y capacidad lateral. Los tres no deberían tener ningún problema en asumir una carga de trabajo significativa durante su primera temporada en Dallas, y todas las posibilidades que crean para Nolan podrían mejorar de inmediato el resto de la defensa.

back to top

Related Content

Advertising