Vaqueros sorprenden a todo mundo menos a ellos mismos

Las dudas continúan desapareciendo luego de ver como el equipo azul y plata le pagó la visita a los temidos Empacadores en su Lambeau Field y los despacharon al son de 30-16 para amanecer en primer lugar de su propia división.

En esta ocasión el mariscal de campo vaquero pudo sobrevivir errores poco comunes para él en su naciente carrera, con dos balones sueltos y un pase interceptado, su primero de la temporada. Y aun con estos detalles, Dak Prescott siguió siendo el guía de los Vaqueros con su ahora marca de 5-1, completando 18 de 27 intentos para 247 yardas, tres pases de anotación y un rating de 117.4, ganándose así  el halago de propios y extraños.

Sus compañeros de ambos lados del balón también se mostraron en las estadísticas, dos pases de anotación con Cole Beasley, Brice Butler con otra en espectacular lance a la esquina de las diagonales desde la yarda 20, Ezekiel Elliott con 28 acarreos para 157 yardas y la defensiva de Rod Marinelli, que esta vez fue factor al obligar a Aaron Rogers y compañía a patear de despeje y goles de campo. Juego redondo.

Con la derrota de las Águilas a manos de los capitalinos, los Vaqueros van rumbo a su descanso obligado con su reaparición programada para las luminarias candentes del Domingo en la Noche del 30 de octubre ante los vestidos de verde. Merecida victoria que pone a estos Cowboys en la cima de la NFC, y ahora les presento los cinco momentos clave del juego en el recinto del deporte en la ciudad de Green Bay, Wisconsin.

Momento 1. Usar pie derecho. Toda la semana se habló de la confrontación de la ofensiva número uno corriendo el balón con el corredor líder en yardas por acarreo, ante la mejor defensiva en contra del mismo. De hecho, los Empacadores habían permitido un total de 171 yardas en cuatro juegos, pero se les aparecieron los vestidos de azul y plata y les corrieron para 191 yardas en un solo cotejo. Los Vaqueros sabían que su primer paso sería vital, ganaron el volado, pidieron el balón y mostraron su tinte con serie ofensiva que abrió en su propia 25 y con ocho jugadas, 75 yardas y 4:57 de tiempo corrido, entraban a las diagonales con pase de una yarda de Prescott para Beasley que los puso arriba en primera instancia. Elliott fue el caballito de batalla, demostrando de nuevo que esta ofensiva edición 2016 se arma en el brazo y piernas de dos novatos que de pronto son la sensación de la liga. Esta fue la primera serie ofensiva para abrir un juego ante los Empacadores que permitían una anotación en el 2016.

Momento 2. La secundaria alzó la mano. La defensiva vaquera ha sido considerada el talón de Aquiles y el sondeo durante la semana fue el, "cuidado con Rogers". En esta ocasión fue la secundaria la que puso orden en la corte, destapándose en el primer cuarto con un golpeo frenético y efectivo. Luego de obligar a la patada de despeje del zurdo Chris Jones, los de casa se alinearon desde su propia yarda 14 donde Rogers encontró al resurgido Jordy Nelson para 18 yardas en el centro del campo, pero el profundo Barry Church le propino un llegue certero obligando el balón suelto que fue recuperado por Morris Claiborne en la 36 de Green Bay. Para mala fortuna, tres jugadas después Prescott perdía el balón en lo que inicialmente se estaba calificando como pase interceptado que a la postre resultó un balón suelto por contacto del veterano de mil batallas Julius Peppers. Ya en el tercer cuarto, Church interceptó pase de Rogers que resultaría en gol de campo para el 20-6.

Momento 3. Lucky explosivo en conversión. Agonizaba la primera mitad y con un minuto restando la ofensiva vaquera tomaba posesión en su propia yarda tres luego de excelente patada de despeje de 47 yardas de Jacob Schum. En tercera y uno desde su propia yarda 12, una formación 'jumbo' con triple ala cerrada en busca de esa yarda resulta ser el engaño destapando a Whitehead para 26 yardas, un primero y diez desde la 38 propia con 40 segundos restando en la mitad. Otro pase de Prescott para Terrance Williams de 46 yardas daba paso a un espectacular envío a la esquina con Butler de 20 yardas para luego ir al descanso arriba 17-6, cruzando las 97 yardas en cinco jugadas en 33 segundos.  Importante destacar que los Empacadores recibirían la patada de salida para abrir la segunda mitad y estos siete puntos fueron oro molido para los visitantes.

Momento 4. Rogers errores poco vistos. Para Aaron Rogers el duelo ante los Vaqueros pareciera "pan con lo mismo". En la noche que se honraba a Brett Favre en el anillo del honor de casa, y el heredero de aquella era ahora tenia la oportunidad de hundir a los Vaqueros, cosa que habían logrado en las últimas cinco ocasiones consecutivas. Era cuestión que hiciera lo que ha hecho en tantas ocasiones, pero la defensiva vaquera tendría otro guión preparado. Con el marcador 20-6 luego de gol de campo de Dan Bailey, los Packers tomaron posesión en su propia 25 en busca de llegar a las diagonales contrarias.  Fueron cinco primeros y dieces, donde el receptor abierto Ty Montgomery fue el estelar y de pronto el balón estaba colocado en la yarda uno con primero y gol. Aquí se apareció David Irving no solo causando el balón suelto de Rogers pero también recuperando dicho balón para cerrarle la puerta a los anfitriones. Dak Prescott tiraría su primer intercepción oficial de su carrera en la serie subsecuente al error de Rogers, pero de nuevo la defensiva se puso de pie permitiendo cero yardas totales obligando a un gol de campo de Mason Crosby para el 20-9.

Momento 5. No hay causa para alarma. Ahora si podemos ver a Prescott como lo que es, un jugador que simple y sencillamente no se achica en el escenario grande. Su experiencia de estadios grandes en sus épocas colegiales con la Estatal de Mississippi delata que no cualquiera bloquea los gritos de 90,000 almas con caza cabezas al acecho. Por otro lado, la afición de Green Bay propinó a su propio hijo prodigo con abucheos poco escuchados en el Lambeau Field, ya frustrados por la pobre exhibición de su ofensiva. Para los Vaqueros ahora serán dos semanas de pensar las cosas rumbo al juego ante Philadelphia, y el mismo Jerry Jones dijo en pocas palabras que habrá que ver donde anda Tony Romo en su posible regreso aun cuando tal pareciera que la decisión de ir con la sangre fría de Prescott pudiera ser la tónica. Mantengan la sintonía.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising