5 Claves del Juego: Cowboys vs Rams - Playoffs

Ramsvsdal

La visión de ver el legendario Coliseo de Los Ángeles a su capacidad es en gran parte el plan de la NFL, siendo esta región de la Unión Americana un vínculo importante para el continuo éxito de la liga. Curioso ver como de pronto hay ahora hasta dos equipos nombrando esta ciudad como casa luego de tantos años sin equipo alguno, y ambos presentes en esta postemporada luego de exitosas temporadas.

Ciertamente el avance de los Rams (13-3) ha sido vertiginoso, con el jovenzuelo Sean McVay al mando.  Así como los Cowboys, dependen de su juego terrestre para mantener el ritmo de su ofensiva y la defensiva tiene con que presionar de un lado al mariscal de campo contrario con un estrecha vigilancia en los perímetros siendo una importante herramienta.  Si algo hay que apuntar es la falta de efectividad para detener el acarreo, hecho que les afectó en dos derrotas consecutivas ante los Chicago Bears y Philadelphia Eagles hacia el final de la temporada regular.     

Para muchos el descansar en la primera semana por estar sembrado 1 ó 2 es una arma de doble filo.  Por un lado se le dio la oportunidad al corredor estrella Todd Gurley de recuperarse para su debut a la gran fiesta, pero por otro lado se pierde cierta continuidad que, por su lado, el equipo de Jason Garrett debe usar para alimentarse de garra luego de tan emotiva victoria ante Seattle.  

Lo cierto es que se enfrentan dos equipos con la oportunidad de pasar al juego de campeonato de la NFC ante el ganador del Eagles-Saints a jugarse el domingo en la noche y aun cuando, para el que se disputa este sábado, los momios apuntan a los de casa por casi ocho puntos, para muchos este juego es ciertamente de pronóstico reservado.   

A estas alturas de la temporada, de nuevo se pueden tirar las marcas y estadísticas por la borda en cuanto a predecir lo que puede ocurrir en el histórico coso ubicado en el campus de la Universidad del Sur de California.  Con un cupo para más de 90,000 aficionados, lo curioso de todo esto será la cantidad desmedida de aficionados del equipo de la estrella solitaria que se darán cita portando los colores del equipo visitante, que hablando de visión, el genio de Tex Schramm de tener sus campamentos de entrenamiento en Thousand Oaks, California de 1963-1989 ahora paga frutos en el paradisíaco estado californiano.

Para Prescott y compañía de pronto la aguja apunta hacia arriba, con un rating de efectividad por demás mejorado luego de lo que pareciera interminables momentos de duda e imprecisión que simple y sencillamente dejaba perplejo a propios y extraños.  Con dotes de grande en todos los departamentos, lo único que le queda al líder indiscutible vaquero es usar sus armas, anotar de perdido 24 puntos y evitar los errores que han puesto a su propia defensiva en situaciones precarias. 

Para eso está tal defensiva de Rod Marinelli, que ahora están convertidos en el elixir de poder aspirar inclusive a recibir el Juego de Campeonato de la Conferencia Nacional (NFC) si es que los Vaqueros puedan sonar la campana, y que Nick Foles y las Aguilas puedan tronar su propia campanada ante los Santos en la sombra de la Calle Bourbon.             

Jared Goff, como contraparte estará en el juego más importante de su corta carrera con la presión de demostrar porque son, junto con los Santos de Sean Payton, la crema y nata de la NFC con la verdadera oportunidad de representar a su conferencia en Atlanta para el Súper Tazón LIII este próximo 3 de febrero.

Para las cinco claves del juego les tengo estas observaciones. 

Clave 1 –  Mantener la calma.  Vaya escenario.  El equipo de la estrella solitaria visita al hijo pródigo californiano que regresa por sus fueros para volver a elevar el nombre de la Ciudad de Los Ángeles en los círculos deportivos a nivel internacional.  Todo este revuelo pudiera marear a cualquiera, y para dos mariscales de campo relativamente noveles en cuanto a estos trotes será de vital importancia no perder la cordura ni el enfoque.  El ritmo inicial será revelador, ya que los dos equipos usan el acarreo como plataforma para todo lo demás, siendo de especial interés quien de los dos será el primero en buscar la jugada de largo metraje.  Los juegos terrestres prometen ser parte medular de las primeras ofensivas, y aquí es cuando la paciencia junto con la precisión es clave para no quedarse atrás en el marcador forzando salir de este ritmo placentero y efectivo a uno impredecible y peligroso simplemente para mantener el paso.

Clave 2 –  Protagonismo por tierra.  En esta esquina, Todd Gurley …. en esta otra esquina, Ezekiel Elliott.  Se enfrentan los dos corredores elite de la NFL, siendo el sello de la casa para ambas estrategias ofensivas y para los amantes del clásico juego del rudo deportes de las tackleadas, no pudiera haber mejor potencial para algo ciertamente espectacular.  Estos dos corredores son letales tanto por tierra como por aire, con la ventaja del lado de Gurley en cuando a su reserva C.J. Anderson siendo por demás efectivo en los últimos juegos de la temporada regular como titular.  El reto de los Cowboys es lidiar con el sobreuso de Elliott, pero con la poca efectividad de Rod Smith este hecho le da sin lugar a dudas la ventaja en este rubro a los Rams  considerando que cuentan hasta con un Malcolm Brown cuyo juego sólido es ideal para los respiros obligados para Gurley.

Clave 3 –  Las defensivas al abordaje.  No hay duda que a estas alturas las defensivas toman su lugar así como en el beisbol se habla del pitcheo en la postemporada, son vitales para ganar campeonatos, y los juegos necesarios para llegar a la disputa a tales alturas.  Por su lado los Rams no han disputado un juego de vida o muerte desde hace más de un mes, pero con gente como Aaron Donald, Ndamukong Suh, Michael Brockers en la línea de golpeo, y los esquineros estrella Aqib Talib y Marcus Peters la presión sobre Prescott será continua y de especial importancia para el será evitar el error por su parte con alguno de esos momentos de pura especulación.  Las 20.5 capturas de Donald son imposibles de ignorar y con la inclusión del novato Connor Williams pudiera estarse frotando las manos en espera de la oportunidad de perseguir y alcanzar a Prescott.  Los apoyadores vaqueros llegan en importante momento, siendo la dupla Vander Esch y Smith la más comentada de la liga y cuya asignación incluirá a los ya mencionados junto con el peligroso Tyler Higbee, el ala cerrada que aun cuando solo tuvo 24 recepciones para 292 yardas y dos anotaciones, no deja de ser otra herramienta lista para usarse.

Clave 4 –A surcar los aires.  En cuanto al juego aéreo los Cowboys tienen decididamente la ventaja, tomando en cuenta que se compara a un Amari Cooper con Robert Woods. La explosividad de Cooper es evidente y para Prescott será vital saber cuando jalar del gatillo con su estelar ala abierta, sin olvidarse de los Tavon Austin, Michael Gallup y Cole Beasely, que también pueden ser peligrosos en su propios papeles dentro del reparto.  Aquí es donde Goff quizá derrape un poco, y la ausencia del güero Cooper Kupp desde la décima jornada le ha afectado ya que en el momento de dicha lesión, que lo mandara a la lista de lesionados, este era su receptor favorito.  Es importante volver a buscar y encontrar a Dalton Schultz y Blake Jarwin, cuya productividad de pronto fue descubierta, aun cuando seguimos buscando el momento de tirarle el balón a Rico Gathers que seguro se juega sus últimas canicas con su equipo.

Clave 5 –  Ahora si es tiempo de cuidar el balón.  Todo puede pasar es este tipo de juegos, muchas expectativa, estadio abarrotado y toda la presión vertida sobre 22 hombres en cualquier momento dado. Viendo los reportes de la semana ambas concentraciones están sin distracciones o algún caso de telenovela extra-football que distraiga.  ¿Será que esos vaqueros se han quedado en el pasado?  La buena vida no evita los errores, pero si reduce el margen de error al momento de saltar a la grama a un paso de disputar el primero de dos posibles campeonatos.  Un balón suelto en equipos especiales, un bloqueo de patada de despeje, una intercepción o inclusive algún castigo costoso siempre va a ser parte del juego, pero el evitar cualquiera de estas calamidades es ciertamente la idea a seguir. Es lo que se busca, pero con la intensidad con la que se llega a este juego en particular, la frialdad que ambos mariscales de campo y entrenadores en jefe están demostrando, este arroz ya está listo para servirse.

Related Content

Advertising