Minimiza Prescott su lesión; quiere jugar pretemporada

What-We-Learned-From-Hard-Knocks-Ep.-1-hero

OXNARD, Calif. - Dak Prescott asegura que no tiene duda de que estará listo para jugar cuando llegue el partido inaugural de temporada entre los Dallas Cowboys y los Tampa Bay Buccaneers, el 9 de septiembre.

Incluso, dice que la próxima semana, cuando los Cowboys reanuden campamento en The Star, espera estar listo para reanudar sus prácticas, aunque sabe que tendrá que ser gradual para evitar retrocesos en su rehabilitación y sanación del tirón en el hombro derecho.

En el mejor de los casos, Prescott espera poder jugar en el tercer partido de pretemporada, primero en el AT&T Stadium de este año, contra los Houston Texans el 21 de agosto.

"Obviamente, si todo sigue progresando de la manera en que ha sido", dijo el quarterback en referencia a jugar en pretemporada. "Voy a ser optimista sobre eso. Seguiré haciendo las cosas que necesito hacer, con mucha precaución y, más importante, asegurándome que voy a estar listo para el inaugural de temporada".

Prescott comenzó a sentir molestias el 28 de julio pasado y de inmediato abandonó el entrenamiento ese día para ser revisado. Desde entonces dejó de practicar con el resto de sus compañeros y apenas el martes comenzó a pasar a su receptor Amari Cooper, en algunas trayectorias cortas y sin mucho esfuerzo.

"Se trata de progresar en el tiempo correcto", agregó. "Si todo se siente bien en cada pase que haga, seguiremos progresando. Aunque no quieras escucharlo, cuando te dicen que te detengas, tienes que parar".

Prescott será sometido a un nuevo estudio de resonancia magnética la próxima semana, para que checar el estatus de su hombro y decidir de que manera va regresando a entrenar.

Los Cowboys pidieron opinión al personal médico de los Texas Rangers y de los New York Yankees con respecto a las molestias en el hombro de Prescott, porque consideran que es similar a la lesiones que sufren algunos beisbolistas, por el desgaste al lanzar la pelota.

"Sólo se trata de consultar con gente que ha lidiado con ese tipo de lesiones", señaló. "Como he dicho, sólo se trata de hacerlo de la manera correcta porque no quieres un retroceso".

Prescott reconoció que está urgido de regresar a los entrenamientos, en los que jamás tuvo problemas con la lesión que preocupaba al comenzar el campamento, la del tobillo que sufrió en el quinto partido del año pasado y que lo dejó fuera para el resto de la temporada.

El entrenador Mike McCarthy sabe que su quarterback está desesperado por practicar y jugar. Pero también que deben tener paciencia.

"Es natural. Cuando frenas a un quarterback por completo de pasar, luego hay un proceso para fortalecerlo", mencionó McCarthy.

El vicepresidente de los Cowboys Stephen Jones coincidió en que tienen que ser conservadores con las rehabilitaciones de Prescott.

"Esta es una larga pretemporada y estamos una semana adelantados de todos los demás", comentó. "Ha asimilado todo, ustedes pueden ver ahí afuera. Lo haremos de la manera correcta y vamos a protegerlo hasta de si mismo, por así decirlo".

Los Cowboys disputarán su segundo juego de exhibición este viernes en Phoenix contra los Arizona Cardinals.

Related Content

Advertising