Oportunidad de por fin ganar

Zeke

FRISCO, Texas - Esta vez no hay pretextos… Los Cowboys tienen que ir a New England, vencer a los Patriots y regresar a The Star en Frisco con marca de 5-1.

Están en la mejor posición que han estado en más de dos décadas para por fin derrotar a los Patriots por vez primera desde 1996.

Van a enfrentar a un equipo que, aunque no quiera reconocerlo, está en franca renovación, que incluye un quarterback novato, que está sufriendo dolores de crecimiento, receptores que tienen poco o nada y un backfield sin nombres que resalten.

Lejos quedaron los tiempos en que en New England los esperaban Tom Brady, Rob Gronkoswski y compañía, en un voraz estadio, donde el clima nunca ayudó mucho para la causa de Dallas, como sucedió la ocasión más reciente en que visitaron y que perdieron 13-9 en un muy mal partido, en medio de un aguacero, con fuertes vientos.

"Como olvidarlo", dijo el corredor Zeke Elliott. "Si parecía que estábamos jugando en medio de un huracán".

Los Cowboys llegarán a Gillete Stadium con cuatro victorias consecutivas, incluidas las últimas tres en casa; una ofensiva, encabezada por Dak Prescott que está jugando mejor que nunca en todos aspectos; un grupo de cinco receptores en los que se puede confiar; el ala cerrada Dalton Schultz convertido en uno de los mejores de la liga, y el backfield que por momentos parece imparable con Elliott en un nivel muy alto, con y sin balón en las manos.

"Estos muchachos lucen bien", dijo el entrenador de los Patriots Bill Belichick en la smana. "Está hasta arriba de la liga en pase. En realidad quiero decir que están hasta arriba de la liga en todo, así que cualquier cosa que quieran hablar, ellos están hasta arriba en eso".

Los Cowboys andan con cuidado. Saben que van a enfrentar probablemente al mejor entrenador de la liga, que puede ajustar y que tiene en la defensa precisamente a su fortaleza, y que aunque las estadísticas digan otra cosa, los Patriots van a estar preparados para jugar.

Las precauciones no son para menos. Los Cowboys han perdido seis partidos consecutivos ante New England y nunca han vencido a Belichick con los Patriots

"Hace dos años llegamos allá con la ofensiva número uno de la liga y fallamos", recordó Prescott. "Sé que no tuve un gran partido. Fallé pases con receptores abiertos y ni el clima aquella tarde es justificación, a pesar de que terminé jugando con guantes. Hay que darles crédito con los ajustes que hicieron, la defensa y algunos de esos muchachos sabían que íbamos a hacer, se prepararon. Así que será un buen reto este domingo".

La defensa de los Patriots es la quinta en yardas permitidas por juego; cuarta contra el pase; 15 ante la carrera y quinta en puntos permitidos.

Pero sin restarles méritos porque es la NFL, su calendario tampoco es que parezca el más complicado y sus únicas dos victorias fueron ante los New York Jets y los Houston Texans; ambos con récord de 1-4.

La ofensiva de los Cowboys está segunda en yardas generadas y 11 por pase, ya que no han tenido necesidad de lanzar tanto, cuando su juego por carrera ha resultado en el segundo mejor de la NFL hasta el momento y tienen a dos corredores entre los 10 con más yardas, Elliott y Tony Pollard.

Promedian 34 puntos en sus cinco partidos, aunque son más de 40 en los tres más recientes.

"Me gusta dónde estamos como equipo en este momento", dijo el entrenador de los Cowboys Mike McCarthy. "Estamos jugando con balance y eso ayuda en todos aspectos. Cuando un equipo puede correr en esta liga, muchas otras cosas se facilitan".

Del brazo del quarterback novato Mac Jones han sufrido para mover el balón. Son una de las siete peores ofensivas en yardas por partido; 19 por pase; 25 por carrera y una de las siete con menos puntos producidos en la liga.

La defensa de Dallas tampoco es que sea de las mejores, salvo contra la carrera, que era su "talón de Aquiles" en el 2020. Ahora son quintos. Y contra el pase permiten yardas, son los 31, pero están consiguiente intercepciones, recuperar balones; algo que antes era sólo como un mito en Dallas porque nunca sucedía.

El esquinero de los Cowboys Trevon Diggs suma seis intercepciones, pero está "cuestionable" por molestias en el tobillo, que sufrió desde el domingo pasado.

Así que los Cowboys están ante su mejor oportunidad de tratar de sacar el triunfo e irse a su semana de descanso motivados y con nota positiva.

"Es realmente importante para nosotros por quiénes fueron y quiénes aún son", dijo el receptor Amari Cooper en referencia a los Patriots. "Todavía tienen al mismo entrenador y son un gran reto para nosotros y para cualquiera. (Belichick) es realmente listo y estudioso. Juegan bien diferente a los otros equipos. Va a ser difícil".

Related Content

Advertising