Vaqueros inigualables llegan a 13 victorias

Estos Vaqueros edición 2016-17 han logrado lo que solamente dos escuadras del equipo azul y plata ha podido hacer desde su inicio en 1960, y eso es llegar a las trece victorias en una temporada regular. La primera fue en el '92 cuando comenzaban a levantar el vuelo ante el universo de la NFL con un nuevo dueño en Jerry Jones, capturando el primero de tres trofeos Lombardi con gente como Aikman, Smith y Irvin bajo la tutela del peinado Jimmy Johnson.

La otra fue en aquel 2007 cuando llegaron con Wade Phillips al mando como el primer sembrado con marca de 13-3 y fueron los Gigantes de Nueva York, el sexto sembrado de la NFC, que ganó en Tampa Bay 24-17 en el juego de comodines, para luego en el plano divisional vencer a esos Vaqueros a domicilio en el desaparecido Texas Stadium 24-17 para el campanazo. Fueron estos mismo Gigantes que ganaron la NFC en Green Bay 23-20 y sorprendieron a propios y extraños con victoria 17-14 ante los Patriotas para llevarse la corona en el Súper Tazón XLII.

Ya con la primera siembra asegurada para esta versión hacia la gran fiesta, los ahora Vaqueros de Dak Prescott, Ezekiel Elliott y Dez Bryant dominaron a los Leones de Matthew Stafford por marcador de 42-21 ante un lleno escandaloso en el AT&T Stadium de la ciudad de Arlington, Texas para poner su marca de 13-2 con vistas a cerrar la temporada regular en Philadelphia en juego el 1ero de enero con patada inicial a las 12 del mediodía tiempo central de la unión americana. Dependiendo de que equipo salga en juego sin significado alguno hacia el cierre de la campaña regular sería quizá la oportunidad de descansar cuerpos con dos semanas de descanso antes de recibir al peor sembrado de la NFC que sobreviva el fin de semana de comodines.

Para fortuna de los presentes, se presenció un espectáculo redondo donde se fueron al descanso empatados a 21 por bando para luego ser partícipes de una segunda mitad donde la defensiva de Rod Marinelli lanzó una senda blanqueada anotando otros 21 puntos para el marcador final 42-21 a favor del mejor equipo de momento en la Conferencia Nacional.

Pasemos a ver cinco momentos discutibles de este juego de lunes por la noche.

Momento 1. Anotaciones para abrir boca. De nueva cuenta la ofensiva de Scott Linehan se puso a trabajar desde un principio, con los Leones cediendo el balón a los Vaqueros luego de ganar el volado inicial. Desde su propia yarda 34 fueron tres primeros y dieces entrando a la zona roja en primero diez desde la 17 de los visitantes y un castigo de Jason Witten por movimiento ilegal le restaba ritmo a Prescott y compañía, como lo fuera ante Tampa Bay la semana anterior. Pero aquí el mariscal de campo vaquero tiró tremendo dardo en tercera y 14 desde la yarda 21 al receptor abierto Brice Butler que logró una atrapada circense para abrir la pizarra. Los Leones pudieron empatar el juego con serie de 9 jugadas para 75 yardas con acarreo del güero Zach Zenner, pero inmediatamente después el extraterrestre Zeke Elliott se escapó 55 yardas para la anotación y este juego se convertía en un tiroteo entre ofensivas agresivas con poca resistencia a la defensiva.

Momento 2. Esa la tuvieron que revisar. Comenzando el segundo cuarto el equipo de Jim Caldwell buscaba mantener el paso ante el frenesí ofensivo de la escuadra de casa. Stafford se las ingenió para poner el balón en primero y gol desde la uno de los Vaqueros y luego de tres jugadas sin poder romper el plano imaginario de las diagonales, estos felinos decidieron porqué no, y se la jugaron en cuarta oportunidad y en jugada personal de Stafford pareciera que el oriundo de Highland Park en Dallas rompiera dicho plano para la anotación. La jugada fue decretada anotación y fue confirmado dicho fallo con el uso de la repetición instantánea y se empataba el juego a 14 con 13:32 restando en la primera mitad.

Momento 3. Se apareció en escena el monstruo mayor. Los Leones de nuevo aprovecharon su juego terrestre con Zach Zenner, que terminara con 12 acarreos para 67 yardas y dos anotaciones, para irse arriba 21-14 luego de obligar a un tres y fuera de la ofensiva vaquera luego del estirón de Stafford. De pronto cascabeleaba la ofensiva de casa con otra patada de Chris Jones colocando el balón en la yarda 10 de Detroit y en tercera y ocho desde la yarda 12 fueron los linieros defensivos Benson Mayowa y David Irving los que llegaron sobre Stafford para una valiosa captura, forzando ahora la defensiva de casa la patada de despeje de Sam Martin con excelente posición de campo, la yarda 49 de su propio campo. Ahora Prescott en tercera y siete desde la 25 de los Leones conectaba con Dez Bryant en la esquina izquierda en jugada donde Bryant lograba una espectacular atrapada a una mano con todo y la interferencia de pase del esquinero Johnson Bademosi que valiera el boleto para el respetable, empatando el juego a 21 por bando dejando 1:04 en el reloj de la primera mitad. Bryant terminó con cuatro recepciones para 70 yardas y dos anotaciones.

Momento 4.Entrega de balón valiosa en su momento. Ezekiel Elliott entraba de nuevo a las diagonales, la segunda ocasión siendo de la yarda uno para irse arriba 28-21 comenzando la segunda mitad. La defensiva vaquera comenzaba ahora si a apretar tuercas, de hecho luego de las tres y únicas anotaciones de los Leones, sus siguientes posesiones fueron despeje, despeje, intercepción, despeje, intento de gol de campo fallado, despeje, balón suelto y el reloj en ceros. Todo esto se daba con la primera serie ofensiva de los Leones para abrir el tercer cuarto con un castigo de uso ilegal de las manos en contra del corredor Zenner, otra de las cuatro capturas de Stafford a manos en esta ocasión de Maliek Collins. En segunda y 31 desde su propia yarda 18 fue el momento del profundo J.J. Wilcox con su intercepción luego del manotazo de Brandon Carr en pase profundo a T.J. Jones. Campo corto para Prescott que supo aprovechar con la resbalada desde la uno de Elliott para el 28-21 con 10:19 restando en el tercer cuarto.

Momento 5. A chiflar y a bailar. Para Dez Bryant el poder recuperase luego de la debacle ante los Gigantes es un gran aliciente para los Vaqueros rumbo a su destino en la gran fiesta. Ya para ponerle moño a esta victoria, fue una jugada sorpresa que le diera a los jugadores azul y plata de ambos lados del balón la oportunidad de relajarse y saber que este resultado estaba ya bajo control. Los Vaqueros comenzaban serie ofensiva desde su propia yarda cinco luego de la patada de despeje de Martin aunado a un castigo de Byron Jones en equipos especiales por uso ilegal de las manos. Tres pases completos de 11, 14 y 30 yardas con Terrance Williams y un castigo por rudeza innecesaria de A'Shawn Robinson ponía a los Vaqueros en primero y diez desde la yarda 25 de Detroit. Prescott se escapó para 15 yardas para luego en reversible con Bryant, que de pronto pisa el freno y tira un pase por el lado izquierdo y con la zurda a Jason Witten completamente solo en las diagonales que con el punto extra de Dan Bailey ponía el marcador 35-21 con un equipo de Jason Garrett en completo control del juego.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising