Villalba: Ese cuento edición 2017 se acabó

En un juego irrelevante en el papel, Jason Garrett cerró el telón de una temporada de mas bajos que altos en un frígido Lincoln Financial en la ciudad de la hermandad ante un escaso público vestido de verde. 

Lejos de poner sobre la báscula la actuación de las tres fases del equipo azul y plata, los Vaqueros buscaban más que nada regresarse al Metroplex de Dallas-Fort Worth y a su The Star in Frisco sin lesiones, la única visible siendo la del liniero ofensivo Jonathan Cooper.

Para los anfitriones el eco de este juego fue la inoperancia del equipo de Doug Peterson, que luego de perder a su mariscal de campo titular Carson Wentz en la semana 14 ante los Carneros, viera como Nick Foles no pudo allanar las diagonales, y ni cerca, por cierto, de los visitantes. 

De hecho, y para ponerle más pimienta al caldo, fue el reserva Nate Sudfeld que de alguna manera movió las cadenas dándole a su legión de emplumados alguna razón para ponerse de pie, pero el resultado final de cero tiene que ser foco de atención tomando en cuenta que llegaban a este juego no descansando titulares hacia la gran fiesta pero buscando algún semblante de ritmo ofensivo.    

Ahora llega el momento de los exámenes físicos e entrevistas finales para disolver el plantel edición 2017 rumbo a un descanso obligado. Algunos se irán para ya no regresar, otros bajo contrato dejarán su casillero en los vestidores vaqueros para de pronto regresar para las sesiones 'voluntarias' de trabajo en la sala de pesas y régimen cardiovascular bajo el ojo clínico del plantel físico.      

Los que no van a ningún lado son Garrett y compañía con la tarea de desmenuzar cada instante de video de cada uno de los juegos de cada uno de los integrantes en busca de calificar el resultado final global rumbo al Draft NFL edición 2018 que se llevará acabo de manera oficial en la ciudad de Dallas, Texas.

Y hay que ser fríos. 

Comenzando con Dak Prescott, que luego de un 2016 de antología donde algunos ya le ponían residencia como el 'heredero de las glorias' de los que vistieran la casaca con números 17, 12, 8 y 9, con la expectativa de un largo trecho por recorrer editando el libro de marcas de la franquicia. A ojo de buen cubero, aun cuando sus dotes de liderazgo y solidez interpersonal son indiscutibles, no hay duda que hay limitaciones en su juego al momento de buscar estirar el campo con el juego vertical.

El arribo a escena de Ezekiel Elliott junto con Prescott en el 2016 fue una combinación poco vista por los resultados finales de una potente marca de 13-3, pero dentro de todo esto se escondía el hecho de que la ofensiva dependía del juego terrestre de una manera simbiótica.  O sea, sin la presencia de este juego terrestre este tipo mariscal de campo no es el mismo. Punto.    

Esta también el caso Dez Bryant, que lejos de confundir y expectorar al final del juego, se escuchó como un jugador sobrio sabiendo que esta puesto el reto de volver a ser el receptor abierto de peligro que anime a su equipo a ser mejor simplemente con ponerse el 88 de la franquicia. No hay duda que tiene los dotes para hacerlo, pero por lo mismo necesita más ayuda en cuanto a un segundón que combine velocidad al momento del juego aéreo en las trayectorias de media y larga distancia.

La defensiva también es foco de atención y ciertamente por la misma razón viendo como la presencia de Sean Lee fue determinante en cuanto a competir del lado defensivo del balón. La pregunta de, ¿como es posible que un solo jugador...? fue imperante en el esquema del coordinador defensivo Rod Marinelli, porque fue indiscutiblemente cierto al ver la marca de 1-4 sin el número 50 en el campo de juego. 

Hay tele de donde cortar de este lado del balón, donde la radiografía muestra a gente como Demarcus Lawrence y un Taco Charlton que vino de menos a más. La secundaria comandada ahora por los Chidobe Awuzie, Jourdan Lewis, Kavon Frazier y Xavier Woods parecen ahora la nueva camada, y Jeff Heath ciertamente hizo méritos para quedarse otra temporada más. 

En cuanto a los equipos especiales, Chris Jones produjo a la par de su millonario contrato, pero el de pronto 'semi-automático' Dan Bailey, como dijo el buen Luis Perez durante la transmisión de Cadena de Plata Radio al verlo fallar un punto extra y gol de campo de hasta menos distancia, es tema de discusión. Luego del juego Bailey aludió a que no es por lesión pero más que nada algo en su tempo interior que le afectó al final de la temporada.

Lo bueno es que en este instante las especulaciones para este equipo se comenzarán a discutir con la calma del descanso y se cierra otro capítulo que para la posteridad resulta con una marca ganadora. 

Para usted que nos siguió a través de Cadena de Plata Radio y estas columnas, le agradezco mil el favor de su fina atención. Ahora nos toca disfrutar de una gran fiesta de la NFC entre Águilas, Vikingos, Carneros, Santos, Panteras y Halcones Negros de Atlanta, que se colaron con su apurada victoria en su majestuoso estadio.

Todo esto rumbo al 3 de febrero en el US Bank Stadium de la ciudad de Minneapolis, MN para el Súper Tazón LII.

Fuerte abrazo y saludos. 

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising