Villalba: Vaqueros de nuevo son victimados por Aaron Rodgers

Pues caray, qué se puede decir del ahora verdugo oficial del equipo de la estrella solitaria. Se llama Aaron, se apellida Rodgers y en el AT&T se ha convertido en el hombre de la capucha negra.

Mas bien, se pone el casco amarillo y con escasos 73 segundo en el reloj, desde su propia yarda 25 y abajo por tres puntos, decide que el empate no es suficiente ante el lleno escandaloso y arma una ofensiva de nueve jugadas que culmina con pase de 12 yardas para Davante Adams para la victoria.

Inclusive en tercera y ocho de la yarda 30 de los Vaqueros se escapa en jugada personal 18 yardas para el primero y diez, y luego del dardo letal con Adams siendo este el segundo de la tarde para el receptor abierto que estaba en duda toda la semana, termina con 19 completos de 29 intentos, 221 yardas, tres anotaciones y un rating de 122.9, esto aun con cuatro capturas de la defensiva vaquera.

"Yo estaba pensando anotación", dijo Rodgers al cuestionarle si era eso o gol de campo al final. "Teníamos tiempo, teníamos un tiempo fuera. La clave para cualquier serie de los dos minutos es la primera jugada. Tienes que conseguir algunas yardas positivas. Así que teníamos un buen concepto en el lado frontal, y una alerta en la parte posterior, que en realidad puso la mesa para toda la secuencia para tener a Davante en su hombre posterior para comenzar la serie ofensiva. Eso ultimadamente pone la mesa para el pase al ala, porque esta jugando en el hombro alto en la primera jugada, el hombro posterior. Esta jugado bajo en la última jugada por encima".

Pues díganle Superman, porque no hay ninguna otra manera de calificar la actuación del mariscal de campo visitante mas que de esa manera – fuera de serie. Y lo hace básicamente de la misma manera que lo hiciera en juego de postemporada hace nueve meses, dejando con un horroroso nudo en la garganta a los de casa.

"Estoy extremadamente decepcionado por nuestros fanáticos", dijo el dueño y gerente general Jerry Jones luego de la edición número 36 de esta rivalidad. "Por supuesto, vamos a sobre-cuestionarnos lo que sucedió al final del juego y mantener el balón fuera de sus manos un poco mas. Pero así es esto. Sí tuvimos algunos muchachos dentro del juego y compitiendo. Me sorprendió que en la segunda mitad no pudimos mantener posesión. Mantuvimos posesión en la primera mitad y tuvimos resultados para comentar.  Todo habla por si mismo ahí. Le das a (Aaron) Rodgers un minuto, y casi seguro vas a recibir una anotación en un momento crítico".

Los Empacadores de Mike McCarthy también contaron con las 129 yardas en 19 acarreos con visita a las diagonales del novato Aaron Jones, que de nuevo pone en relieve la falta de tackleo contundente de la defensiva de Rod Marinelli ante la ausencia por segunda semana consecutiva del apoyador Sean Lee.

"Estoy muy orgulloso de Aaron Jones", aseveró McCarthy después del juego. "Se ganó la oportunidad de salir de titular hoy y fue productivo. Es lo que buscas en tus jugadores, especialmente en los muchachos jóvenes. Esta fue su primera oportunidad de lidiar con la carga grande y siento que jugó por demás bien. Me encanta su estilo de correr. Muy productivo. Gran trabajo".

Todo comenzó de una manera por demás positiva por parte del equipo de Jason Garrett, que recibieron el balón para abrir el juego con serie de 12 jugadas para 75 yardas que culminó con pase de Dak Prescott para Cole Beasley desde la dos contraria. Prescott terminó con 25 completos de 36 envíos para 251 yardas, tres pases de anotación y un pase interceptado en el último cuarto por el esquinero Demarious Randall que paso por las manos del receptor abierto Terrance Williams que ponía los cartones 28-24 a favor de la marea verde y amarillo.

Esto con todo y que el pateador Mason Crosby fallara dos puntos extra, luego de llegar 12 de 12 en el departamento.

Al final del día fue la defensiva que simple y sencillamente no pudo mantener la ventaja, porque una ofensiva que anota 31 puntos y cuyo corredor Ezekiel Elliott contribuye 116 yardas en 29 acarreos normalmente es una receta para una victoria. De hecho cuando los Vaqueros se fueron arriba 21-6 con el pase de Prescott para Dez Bryant desde la yarda diez contraria todo parecía color azul y plata, pero la verdad poco les duró el gusto.

"Es definitivamente muy frustrante", dijo Elliott. "Pero sabes, sabíamos el calibre de jugador que Aaron Rodgers es y lo hemos visto las pocas veces que lo hemos enfrentado. El terminando haciendo lo que mejor hace, llegando y terminado el juego, y ganando el encuentro. Propusimos un buen esfuerzo. Peleamos muy fuerte.  Estoy orgulloso de estos muchachos. Tenemos que seguir trabajando y seguir mejorando".

La siguiente serie ofensiva fueron 13 jugadas para 75 yardas consumiendo 5:16 en el reloj donde la clave fue un sujetando de la mascarilla del apoyador Anthony Hitchens que ponía el balón en la yarda 18 y dos jugadas después Jones entraba como Francisco en su patio y con Crosby fallando su segundo punto extra los cartones se ponían 21-12 rumbo al descanso.

Hasta este momento, los Cowboys dominaban en yardas totales netas 223 a 119, tiempo de posesión 18:50 a 11:10 y convirtieron cuatro de seis en terceras oportunidades. De nuevo fue la segunda mitad el acabose por parte del equipo de casa que con esta derrota se va al descanso obligado con marca de 2-3 mientras que los Empacadores están en la cima de la NFL División Norte con marca de 4-1.

El volado inicial lo ganó Green Bay y decidieron ceder el balón para abrir el tercer cuarto a la ofensiva. Nueve jugadas después Crosby conectaba gol de campo de 22 yardas para acercarse 21-15. Martellus Bennett bajó un pase de Rodgers para 33 yardas y Jones fue el caballito de batalla, en otro momento donde la defensiva estaba obligada a detener y forzar una patada de despeje.

De hecho fueron solamente dos patadas de despeje de Jeff Vogel de Green Bay y una de Chris Jones por parte de Dallas.

La de Jones fue precisamente en el siguiente posesión donde se desdibujó la ofensiva vaquera dejando la puerta abierta para los visitantes. La siguiente serie de Rodgers fue de 14 jugadas para 88 yardas quitándole 7:43 al reloj encontrando a Jordy Nelson en la primera jugada del último cuarto con pase de diez yardas que los ponía arriba en el marcador 22-21 con mucho tiempo en el reloj.

Conformándose con un gol de campo de Dan Bailey, los Vaqueros ahora si pudieron detener a Rodgers en tres y fuera, pero ahí fue cuanto vino el desaguisado de Williams en pase que le pegó en las manos y que fue aprovechado por Randall para la intercepción y anotación.

"La jugada de Demarious Randall fue enorme", agregó McCarthy. "Fue la única voltereta del juego. Gran jugada de Demarious y Aaron Rodgers manejando la serie de dos minutos, no sé que mas puedo decir de él. Necesito expandir mi vocabulario.  Simplemente un gran trabajo de Aaron. La estructura completa de la ofensiva de los dos minutos. Creo que Dallas jugó agresivo con el dos-hombres y la presión. La escapada (de Rodgers al final) fue grande y el pase de anotación fue excepcional. Excelente victoria. Estamos emocionados de estar 4-1. Vamos a regresar a los muchachos a casa y prepararnos para Minnesota".

Prescott pudo llevar a su equipo al 31-28 en serie de 17 jugadas para 79 yardas y una jugada personal de alto ingenio y agallas, pero aquí fue donde le dejaron demasiado tiempo al hombre temerario que a fin de cuentas pudo mandar el juego a su favor y seguro un placentero vuelo de regreso al pueblo de Green Bay, Wisconsin.

No hay duda que se presentía que le dejaron demasiado tiempo, y así fue.

El verdugo no perdonó.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising