5 Claves del Juego

Presented by

5 Claves del Juego: Cowboys vs Chiefs - Semana 11

Chiefs

Llega otro momento de la verdad. 

Con el sube-y-baja que han sido las últimas dos semanas para Mike McCarthy y compañía, llegó el momento de checarle el aceite de nueva cuenta a esta nave. 

Desde que se publicó el carnet de juegos para la temporada 2021, este juego en particular, en la onceava jornada, acaparó mucha atención. 

Por un lado Patrick Mahomes, campeón del Súper Tazón y sub-campeon en temporadas consecutivas con un Andy Reed en los controles, mientras que en la otra esquina el regreso a los emparrillados de Dak Prescott luego de su catastrófica lesión a la altura de la temporada regular donde se empieza a ver quienes en realidad serán los protagonistas rumbo a la gran fiesta

Tanto Jefes como Vaqueros son líderes divisionales y vienen de victorias contundentes luego de salidas poco convincentes donde la calidad de sus mariscales de campo estuvo en duda. La derrota ante los Titanes fue para Mahomes un momento de decidia en cuanto a su propia hegemonía mientras que Prescott sufrió las de Caín ante Denver, solo para recuperar el vuelo con sendas victorias ante los Raiders y Halcones Negros respectivamente.

Los anfitriones son la ofensiva total número cuatro total, 18 acarreando el ovoide y tres por aire, mientras que a la defensiva son la 26 total, 18 ante el acarreo y 23 ante el pase. Los Cowboys por su lado son la ofensiva total número uno, cuatro por acarreo y cuarta por pase, siendo la defensiva número 15 total, nueve ante el acarreo y 21 ante el pase.

De nueva cuenta es un juego de rival poco común, enfrentándose en solo once ocasiones a través de los años, con los Vaqueros teniendo la ventaja con marca de 7-4, con marca de 2-3 jugando en el legendario Arrowhead Stadium de la ciudad de Kansas City, siendo este recinto una de las arenas con mayor intensidad de toda la liga.

Se esperan chispas de las grandes al filo de las 3:25 pm tiempo central.

Con esto en mente, les paso mis cinco claves para este cotrejo.

Clave 1. Lucha de titanes.Para Patrick Mahomes su trayectoria en la NFL ha sido un sueño guajiro. Luego de una carrera colegial zurcando los aires con el festival aéreo en Texas Tech, su llegada a las filas profesionales ha sido marcado con gran éxito, siendo ya portador de un anillo de Súper Tazón. Por su lado Dak Prescott sigue en busca de ese aire enrarecido, pero de lo que no hay duda es que se enfrentan dos de los mejores mariscales de campo del presente juego y tanto fanáticos de ambos equipos como la afición en general saben de la importancia de este juego hacia la recta final de la temporada regular. Basta con ver como cada uno es el líder incondicional de sus respectivos equipos para frotarse las manos para este banquete. 

Clave 2. Hay que correr el balón. El muy factible regreso de Tyron Smith es una buena noticia para las aspiraciones de controlar la línea de golpeo con el acarreo para los Vaqueros. En un ambiente hostíl donde la fanaticada sabe la importancia de presionar al rival a la ofensiva, Arrowhead Stadium se distingue por ser una verdadera casa de horrores para los equipos visitantes. Zeke Elliott seguro será un foco de atención al principio del juego y para las esperanzas de los Cowboys el ver que tanto el como Tony Pollard siguen siendo usados hacia el final del juego será una buena señal. La contundente victoria ante los Halcones fue en gran parte gracias a un saludable balance a la ofensiva, con 31 pases y 37 acarreos de manera de montar un frente consistente y ante el monstruo de 76,000 cabezas será necesario seguir con la misma dosis.

Clave 3. Hombres peligro. Para Dan Quinn los rivales en la mira son el ala cerrada Travis Kelce y el receptor abierto Tyreek Hill. Estos dos se combinan para 137 recepciones para 1,602 yardas y 13 anotaciones por aire. La defensiva vaquera sigue siendo afectada por el juego lateral donde la cobertura puede ser problemática y estos dos son los amos y señores de este tipo de juego, siendo la habilidad de Mahomes de extender las jugadas el elixir donde se encuentran esos lados blandos en la defensivas contrarias. Para Trevon Diggs, Anthony Brown y Jourdan Lewis el mantener enfrente a Hill va a significar un gran reto, pero en el caso de Kelce será interesante la manera de ponerle un espía en un intento por saber donde está en cada jugada ofensiva, porque de no hacerlo los hará pagar caro.

Clave 4. Equipos especiales. De momento las escuadras de John "Bones" Fassel han acaparado la atención de propios y extraños con tres bloqueos de patadas de despeje, dos en los últimos dos juegos. Todo comenzó con el bloqueo de Luke Gifford ante los Patriotas, para darle paso a Malik Turner ante los Broncos, donde Nahshon Wright la tocó de manera de entregar la posesión, para luego ver a un reaparecido Dorance Armstrong metiendo la mano para ver a Wright sacarse la espina con senda anotación ante Atlanta. Según el mismo Fassel es cuestión de ejecución, la busqueda de estas oportunidades para cambiar el curso del juego con estos equipos especiales, y el vuelo que le puede dar a su equipo, y en particular en un escenario foráneo donde este tipo de jugadas pueden determinar el resultado final. Lo único que falta es ver algún regreso de patada de despeje a las diagonales para hacer del trabajo de Fassel un juego redondo.

Clave 5. Disfrutar del momento.La derrota ante Denver está en el pasado, pero esa amarga experiencia no deja de ser una verdadera lección en cuanto al aspecto anímico de un equipo. Quizá la llegada de los Broncos al AT&T Stadium no fue razón para preocuparse, pero el resultado fue un verdadero quita-risas para cada integrante del equipo de Jerry Jones y esta preparación mental y física es emblema de los equipos protagonistas. El llegar a esta onceava jornada a un juego que acapara tanta atención es razón de celebración, y para McCarthy es tiempo de responder que su equipo en realidad está listo para lo que les depara en diciembre en esta temporada de 17 juegos de temporada regular. Los momios favorecen a los Jefes por los 2.5 puntos que se le da al equipo de casa de cajón, y vaya celebración para los Vaqueros sería el vuelo de regreso luego de una victoria, sabiendo que pudieron pegarle a uno de los mejores equipos en su propia guarida.

Related Content

Advertising