5 Claves del Juego

Presented by

5 Claves del Juego: Cowboys vs Eagles - Semana 18

cowboys_eagles

Llega el cierre de la temporada regular ante unos calificados Eagles.​

Bienvenidos a la dimensión desconocida.

Estos Vaquero, nomas la quieren hacer de drama. Una sencilla victoria ante los Cardenales la semana pasada en su AT&T Stadium y estarían en completo control de su destino hacia la gran fiesta.

Tal pareciera que la escandalosa victoria ante los capitalinos al son de casi 500 yardas totales y casi 60 puntos fue simplemente un sueño guajiro y que la solvencia ofensiva con Dak Prescott en los controles se esfumó.

La diferencia es clara, considerando que colocados en la cuarta posición como el campeón divisional mas débil casi seguro los pone de gira en la segunda ronda en lugar de recibir juegos en casa hasta el momento de enfrentar a los Empacadores en su Lambeau Field en lo que sería el campeonato de la NFC.

Ahora para subir del cuarto lugar requieren de mucha ayuda. San Francisco tendría que ganarle a los Carneros en su Sofi Stadium, Seattle tendría que ganarle a los Cardenales en el desierto y hasta las Panteras tendrían que ganarle a Tom Brady en el Raymond James Stadium de la ciudad de Tampa.

Poco probable.

Ahora, ¿qué tanto quiere arriesgar Mike McCarthy ante su acérrimo rival en un juego con tintes de inconsecuencia? La noticia que ahora son Micah Parsons, Anthony Brown y Tyron Smith los que entran al protocolo COVID siendo oficialmente marginados para el juego del sábado es seguido de la mención de McCarthy que pudiera haber más en la lista con jugadores presentando malestares sin pruebas positivas.

Lo cierto es que tanto Prescott como Ezekiel Elliott han declarado que jugarán, pero de nuevo, ¿qué tan importante es esta décimo octava jornada para buscar este ritmo ofensivo tan elusivo? La verdad es que ganen o pierdan en Philadelphia su situación rumbo a su muy probable encuentro en casa ante Arizona no cambiaría.

Estos Cowboys, solo buscan el drama.

Con todo esto de por medio, les paso mis cinco claves.

Clave 1. Continuidad ofensiva.  A estas alturas y con dudas de quién hará el viaje a un gélido Lincoln Financial, la especulación de quien se alineará ante los pajarracos está en el aire. Seguro saldrán a ganar el juego, por eso se amarran las agujetas, pero que tan factible es ver a Cooper Rush ya comenzada la segunda mitad es la pregunta. Pudiera Kellen Moore decidir que ya vio suficiente de Prescott para ponerle el enfoque en pleno juego al compromiso de la siguiente semana recibiendo en casa al mejor de los comodines. Es claro que Prescott tiene que salir y demostrar que puede mover el balón ante unas Águilas que también van a la gran fiesta teniendo que viajar de momento a Los Angeles a enfrentar a los Carneros.

Clave 2. Juego terrestre.  Arriesgando sonar como disco rayado, el juego de Ezekiel Elliott está pasando por mal momento. Así como aquel rey paseándose sin ropa en su reino, ya es hora de decir lo que se viene experimentando, y eso es que Elliott ya no es el mismo. Semana tras semana la Nación Vaquera ha sostenido la esperanza que pueda despertar y volver a ser aquel "extraterrestre" que le daba tranquilidad a su mariscal de campo sabiendo que se puede mover el balón con el juego terrestre. Esto simplemente no se ha dado y la mera verdad es que Elliott tiene que jugar para comprobarse a si mismo que puede ser parte de la fórmula ofensiva, desechando la noción de sentarlo con la idea de darle un descanso en preparación al juego de comodines. Para ponerle pimienta al caldo Tony Pollard está catalogado como cuestionable, y para él la consideración de sentarlo y optar por el ex-Águila Cory Clement es muy factible.

Clave 3. Circo aéreo.  La lesión de Michael Gallup deja un gran hueco en la ofensiva vaquera. Con un futuro incierto luego de ser marginado ante Arizona, Gallup ahora enfrenta un arduo ciclo de rehabilitación en busca de regresar a su nivel y el ser agente libre al final de esta temporada lo pone en una difícil situación contractual. Para fortuna de los Vaqueros, Cedric Wilson ha sido un buen substituto, y junto con Amari Cooper y CeeDee Lamb tienen lo necesario para amenazar por aire ante una defensiva verde sin Fletcher Cox, Alex Singleton, Genard Avery, Rodney McLeod y Avonte Adams. El problema parece ser la falta de juego terrestre al momento de tirar el balón, porque así como ya se tiene que digerir la falta de juego de Elliott, también hay que admitir que Prescott simplemente no puede subir su juego aéreo sin el apoyo de un saludable juego terrestre.

Clave 4. Defensiva variada.  Dan Quinn enfrentará a Jalen Hurst y compañía sin su bujía defensiva en Micah Parsons, con la ausencia de Anthony Brown y el estatus cuestionable de tanto Jayron Kearse y Trevon Diggs. Es tiempo de ver a gente Luke Gifford como titular, luego de ver su carrera truncada y relegado semana tras semana a los equipos especiales. Por lo mismo, será la oportunidad de ver a Leighton Vander Esch sin el apoyo de Parsons, así como el resto de una defensiva que ha puesto su confianza sobre los hombros del novato cuando se alinea de todos los ángulos habidos y por haber. El dúo de DeMarcus Lawrence y Randy Gregory han sido amenaza considerando el factor Parsons y junto con un recuperado Neville Gallimore, Carlos Watkins y Osa Odighizuwa tendrán la tarea de lidiar con otro mariscal de campo móvil que puede indigestar así como lo hizo Kyler Murray la semana pasada.

Clave 5. Odio apache. Con una marca de 68-53 en temporada regular se vuelven a ver las caras estos dos rivales divisionales. La última versión fue un verdadero desmantelamiento de los Vaqueros sobre las Águilas al son de 41-20 en el AT&T Stadium y buscarán de nuevo barrer la serie. Incluyendo una marca de 3-1 a favor de los Cowboys en juegos de postemporada, han sido un total de 125 juegos en este larguísimo historial, donde 56 juegos se han decido por mas de dos anotaciones, 48 por una anotación o menos, y cuatro juegos en tiempo extra donde la marca es de dos victorias por bando. Para fortuna del respetable siempre ávido de aborotar su estadio en "Cowboys Week" se espera un clima gélido y no faltarán aquellos dementes que andarán con el torso expuesto por el amor de sus pajarracos y la esperanza de mandar a su odiado rival a casa con otra derrota en juego que de nuevo tiene poca relevancia para dos equipos ya con su tarjeta ponchada a la postemporada.

Related Content

Advertising