Advertising

La titularidad de receptor abierto de los Cowboys sigue bajo disputa

Hurns

(Nota: El contenido original fue escrito por DallasCowboys.com y traducido al español para SomosCowboys.com)

FRISCO, Texas – La temporada baja está por terminar. La próxima vez que los Cowboys se reúnan, será hora de iniciar el campamento de entrenamiento. La lista está casi llena y eso debería significar una buena dosis de competencia – en todas las posiciones. 

En las últimas dos semanas, los escritores de DallasCowboys.com se han enfocado en cada posición en la lista para encontrar las batallas más intrigantes mientras nos preparamos para el campamento de entrenamiento.

Hoy continuamos la serie con la posición de receptor abierto.

Ojo: 

Es una locura pensar que, hace apenas un par de años, la tabla de profundidad de receptor abierto de los Cowboys estaba definida, porque eso definitivamente ya no es el caso. Para ser justos, la lógica dicta que algunos de estos muchachos tienen su lugar asegurado. Los Cowboys no le pagaron a Allen Hurns $12 millones de dólares para cortarlo seis meses después, y ciertamente no cortarían al recluta de tercera ronda, Michael Gallup. Además de eso, Cole Beasley y Terrance Williams son los receptores con más experiencia en este equipo. Por ende, es fácil asumir que algunos de estos muchachos tienen su lugar asegurado en la lista. Pero aún así, no se sabe quién será el titular para este equipo. El cuerpo técnico de los Cowboys usó hasta siete receptores distintos en la ofensiva del primer equipo durante las OTAs, y eso ni siquiera incluye a Williams, quien ha estado rehabilitándose de una lesión en el pie. Es posible adivinar cuál de estos receptores formarán parte del equipo, pero el campamento de entrenamiento podría decidir quién gana más tiempo de juego.

No te olvides de:

Hay alrededor de cinco muchachos en la tabla de profundidad que harías bien en recordar. Los Cowboys contrataron a Deonte Thompson bajo un acuerdo veterano en marzo, y posee un elemento de velocidad que pocos de los receptores de este equipo pueden igualar. A la oficina principal le gustó Tavon Austin lo suficiente como para canjear por él durante el draft en abril, y este cuerpo técnico tiene planes muy claros para él, como corredor y receptor. Durante ese mismo fin de semana, los Cowboys también gastaron una selección de sexta ronda en Cedrick Wilson, quien tiene la versatilidad para jugar dentro y fuera. Y luego está el dúo de Noah Brown y Lance Lenoir. Brown hizo la lista de 53 jugadores como selección de séptima ronda el verano pasado, y su marco de 6-2 y 220 libras se destaca entre este grupo de receptores. Lenoir pasó la temporada pasada en el escuadrón de prácticas después de un impresionante campamento de entrenamiento, y no debería ser una sorpresa si vuelve a llamar la atención este verano.

Pendiente:

Los Cowboys mantuvieron seis receptores el año pasado, y parece que volverá a ser el caso en 2018. Si sumas cuatro veteranos en la lista, eso deja dos puestos para hasta seis jugadores distintos. El margen de error se ve muy fino mientras los Cowboys comienzan el proceso de determinar su cuerpo de receptores para el futuro.

Los asegurados:

Allen Hurns – Cole Beasley – Michael Gallup – Terrance Williams

Los contendientes:

Tavon Austin – Deonte Thompson – Noah Brown – Cedrick Wilson – Lance Lenoir – K.D. Cannon

Los improbables:

Marchie Murdock – Mekale McKay

Related Content

Advertising