Advertising

Villalba: Unos Vaqueros que se inspiraron al final convencen

Estos Vaqueros edición 2017 siguen desesperando a su fanaticada, luego de una finalmente contundente victoria 30-10 a domicilio en el MetLife Stadium de la ciudad de East Rutherford, New Jersey.

Un equipo de la familia Mara de pronto en un maremoto de especulaciones alrededor de su muy posiblemente futuro mariscal de campo Salón de la Fama Eli Manning, sacaba los trapos a relucir con la cesión de Ben McAdoo y el gerente general Jerry Reese, para ya ponerle nombre al niño en esta temporada para el olvido.    

Una primera mitad con un tono frio y desolado, con intercambio de goles de campo antes de un pase de Manning para el ala cerrada Rhett Ellison que ponía el marcador al descanso del medio tiempo en un empate de 10 por bando. Lo rescatable de los Vaqueros en esta primera mitad fue el ver a Dez Bryant escaparse con un pase corto de Dak Prescott para 50 yardas para su séptima anotación de la temporada, poniéndole otro leño en la hoguera de la discusión al valor del discutido jugador de la presente era del equipo de la estrella solitaria.

Por primera ocasión en el 2017 Prescott rebasó las 300 yardas por aire, cronometrando 332 en 20 completos de 30 envíos, tres anotaciones y un rating de 137.1 en su haber. Del otro lado fueron 31 completos de 46 envíos para 228 yardas acumulando dos intercepciones para un raquítico 68.0 en cuanto al rating para Manning en su tarde en casa.

Las cosas no comenzaron a tambor batiente para los Vaqueros, considerando una serie de 16 jugadas para 73 yardas quitándole 7:46 del reloj de juego para un gol de campo de 21 yardas de Dan Bailey para abrir así el marcador desde los pantanos de New Jersey en una tarde templada con cielos despejados ante un respetable que no lleno el MetLife Stadium. 

Los Gigantes tomaron su primera posesión y ocuparon el resto del cuarto con cinco primeros y dieces, luego de tener un balón suelto del corredor Orleans Darkwa en la primera jugada ofensiva de la tarde, balón que fue apuradamente recuperado por el tackle izquierdo Ereck Flowers. Ya para el segundo cuarto el pateador Aldrick Rosas empataba el juego a tres por bando con su propio puntapié de 39 yardas para la causa de estos Hombres G. 

De aquí fueron series inofensivas por ambos bandos sin ton ni son, hasta que los Gigantes tomaron patada de despeje de Chris Jones para comenzar serie ofensiva desde la 32 de su propio campo. Combinaciones de Darkwa y el corredor reserva Wayne Gallman, junto con el novato Evan Engram resultó en aquel pase desde la uno de los Vaqueros para el también ala cerrada Ellison para poner los cartones 10-3 con escasos 2:07 restando en el reloj de la primera mitad. 

Con la consigna que los de casa recibirían la patada de salida para abrir la segunda mitad, los pupilos de Jason Garrett por fin pudieron mover el balón en campo abierto cuando la combinación 4-88 resultó en un pase corto donde el receptor vaquero pudo quitarse la marca del esquinero y perfilarse para una senda anotación de 50 yardas para el empate de 10 por bando rumbo al descanso.    

Estos rivales divisionales en su encuentro 111 de dicha rivalidad no se hicieron daño en un tercer cuarto para el olvido que incluyó cuatro patadas de despeje y el segundo de dos intentos de gol de campo fallado por el Mr. Automático, Dan Bailey, este de 50 yardas. Bailey había fallado uno de 53 yardas en la primera mitad, que pegó en el poste derecho haciendo echo en el monumental estadio.   

De nueva cuenta fueron patadas de despeje en un diálogo de mediocridad ofensiva por parte de tanto Vaqueros como Gigantes, hasta que la ofensiva de Scott Linehan tomaba cartas en el asunto desde su propia yarda 18 luego de la entrega del pateador Brad Wing. En tercera y dos por avanzar desde la 26 de su propio campo, Prescott encontró al chaparrón Cole Beasley en pase corto donde la garra del número 11 en la casaca puso el balón en la 20 gigante con jugada de 54 yardas.

La siguiente maniobra fue algo versallesco, viendo como Prescott conectaba con Jason Witten desde la 20 del contrario para una espectacular anotación que hizo vibrar al respetable azul y plata presente en el MetLife Stadium a tiro de piedra de la Gran Manzana. Con el punto extra los visitantes de pronto tenían la ventaja 17-10 sobre sus anfitriones.   

Otra serie inoperante de Manning  y compañía resultaba en otra patada de Wing, que tuvo un total de ocho intervenciones, para ver a los Vaqueros comenzando desde su propia yarda 12 con 4:33 restando en el juego y ciertamente el resultado como moneda en el aire. 

Los Vaqueros se combinaron para 122 yardas por tierra, con Morris contribuyendo 62 yardas en 19 acarreos y el energético Rod Smith acumulando 113 yardas por pase en cinco recepciones y una anotación, pudiendo también acumular otras 47 yardas en seis acarreos.

En tercera y tres desde su propia yarda 19, Prescott de nuevo repartió pase corto ahora con Smith que se pudo llevar el corredor hasta la cocina para una anotación de 81 yardas poniendo así el marcador 23 a 10 luego de ver como Bailey de manera un tanto preocupante fallaba el punto extra en lo que no fuera su tarde.

Las siguientes ofensivas resultaron en pases interceptados, la primera del apoyador Sean Lee, que de nuevo demostró su valía 18 tackleos y siendo el alma de la defensiva vaquera de principio a fin. En otra tercera oportunidad la entrega fue para Smith desde la 15 de los Gigantes en campo corto luego del intercambio que pudo llevar hasta la diagonales para el 30-10 luego del punto extra de Bailey para el marcador final.

Ya con menos de 2:00 restando fue el profundo Jeff Heath el que encontró su tercera intercepción de la temporada para ya cerrarle la puerta a esta episodio de tan sonada rivalidad de contrincantes de la División Este de la Conferencia Nacional.

No fue lo más eficiente y bonito en los primeros tres cuartos, pero los 20 puntos en el último cuarto valió el boleto para Garrett y compañía que lejos de esquivar una bala, fue más el poder regresarse con una victoria a como diera lugar para mantener aquella vela prendida rumbo a la bahía para enfrentar los Raiders de Oakland la semana 15 de la NFL, luego de que cayeron en Kansas City 26-15 en aquella esquizofrénica División Oeste de la Conferencia Americana.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising