Keys to the Game

Presented by

5 Claves del Juego: Cowboys vs Bengals - Semana 14

cin

Continua el estira y afloja.

Llega la jornada 14 de la NFL y se enfrentan dos equipos que van en direcciones muy opuestas en el Paul Brown Stadium de la ciudad de Cincinnati.

Unos Bengalíes de Zac Taylor que han sido eliminados de cualquier posibilidad de pasar a la postemporada con su marca de 2-9-1, y los visitantes Vaqueros de Mike McCarthy que con su propia marca de 3-9 siguen vivos con posibilidades de ser campeones de su división...  

Estas "posibilidades" están en tela de juicio, considerando que matemáticamente existe todavía la posibilidad, pero anímicamente, ese es otro boleto.  Una defensiva que le permitiera 294 yardas por tierra a un monstruo de cuatro cabezas llamado Edmunds, Dobbins, Ingram y Jackson de nuevo les demostró el porqué de su marca de ganados y perdidos.

Nomas pregúntenle a Bill Parcells, que solía decir, "eres lo que tu marca dice que eres".

Y esa es la tortura.  Escuchar a un Ezekiel Elliott, que ahora tiene un problema en la pantorrilla rumbo al domingo, decir que tienen que jalar todos parejo y que el como líder de este equipo tiene que hacerlo viendo que siguen en la lucha, pues que caray, suena medio hueco a estas alturas. 

Para el domingo les tengo estas cinco claves del juego.

Clave 1 - Buscando inspiración.Para Andy Dalton el regresar por sus fueros tiene tintes agridulces, luego de vestir la casaca de las fieras saliendo de la Universidad Christiana de Texas (TCU) seleccionado en la segunda ronda del 2011.  Llegó como el titular indiscutible, y su estadía produjo algunos momentos gratos, pero su salida fue propiciada por la llegada del fenómeno Joe Burrow, una salida que el mismo cerillo dice lo dejó un sabor amargo en la boca.  Ahora llega en el corcel azulplata, y aun cuando su rol no es siquiera el mismo con su nuevo equipo, ese de titular indiscutible, tiene la oportunidad de ajustar cuentas, si de perdido algo, con una buena actuación ante su viejo equipo, que como en años anteriores bajo el mando de Marvin Lewis, siguen encontrando maneras más estrafalarias de perder.  

Clave 2 - Que les queda en el tanque. En cada temporada siempre llega el momento de soltar las riendas.  Hay momentos que les llega cuando son ya matemáticamente eliminados y es tiempo de meter a los jóvenes y pensar en la siguiente temporada.  En momentos es al final de un juego, ya en tiempo chatarra con la victoria asegurada ante un rival perdido en el espacio, o vice-versa, de nuevo estando del lado equivocado de la moneda.  Para estos vaqueros, ese momento parece haber llegado, pero no del todo.  Esto debe ser confuso para los jugadores al mando de McCarthy, y en particular el coordinador defensivo Mike Nolan.  La pregunta aquí es que si les queda algo de coraje para jugar y competir en este deporte tan físicamente exigente, pero por lo mismo, tan mentalmente ensordecedor.  Quizá se inspiren por su nuevo mariscal de campo que llega con su propia agenda personal, pero a estar alturas tal parece que ni ellos saben que hay en el fondo de ese tanque. 

Clave 3 -  Foco positivo.De lo negativo de una temporada de lo más extraña, de pronto hay una luz al final del túnel.  Ante las Urracas se vio una línea ofensiva un poco mas loable en su juego conjunto, que con solo un castigo de sujetando del guardia Connor Williams, pudo proteger a Dalton y darle algunos espacios a Elliott y Tony Pollard en el juego terrestre.  El centro Joe Looney tuvo sus problemas en momentos, pero entre los guardias Williams y Connor McGovern, y los tackles Brandon Knight y Terence Steele, pues dieron fe del porque están en este nivel del deporte.  De pronto ante Cincinnati pudiera reaparecer Tyler Biadasz, que luego de salir con un problema en la corva, pudiera retomar el vuelo que había demostrado al principio de la temporada.  Lo cierto es que esta fórmula de Tyron Smith, Zack Martin, La'el Collins se esfumo y el ver que las reservas de estos monumentos han podido llegar al punto del juego predecible y constante es buena noticia, y será vital para que Dalton pueda salir con la frente en alto de su vieja guarida.     

Clave 4 - Ya no hay para donde. La defensiva se ha vuelto un verdadero hoyo negro para el equipo de la estrella solitaria.  No hay otra manera de decirlo.  La número 32 ante el acarreo portando un -13 en intercambios de posesión dista de cualquier noción que su hubiera tenido haya en agosto cuando los nombres de los hombres seguían siendo una escuadra con potencial.  Ahora es un árbol hueco.  Enfrentan a un equipo que perdiera a su mariscal de campo titular hace tiempo y ahora lidian con otros dos de los que no haces uno.  A estas alturas Brandon Allen, o Ryan Finley, que más da, los dos no son titulares en esta liga.  Aquí se hablaría de la importancia de llegarle al que este bajo centro y de crear la presión necesaria y ….. en fin.  Ahora es simplemente mantener al rival con menos de 200 yardas por tierra, y a ver si pueden lograr alguna capturilla por ahí, a esto se ha llegado.  Eso si, Giovanni Bernard se deber estar frotando las manos en espera de recibir a esta oncena defensiva.     

Clave 5 - Zona roja. Los tres embates consecutivos de Elliott dentro de la cinco el martes fue difícil observar a la distancia para propios y extraños.  En escena estaba la pieza angular de la obra ofensiva vaquera evidenciando que lo se esperaba sería, pues no lo es.  Esto de entrar a la yarda veinte contraria y no tener que conformarse con un intento de gol de campo ha sido problemático desde hace tiempo, y pone en evidencia que no es fácil para nadie.  Peor aun es cuando se vive este problema y de pronto tienes a un pateador que falla tres de cuatro intentos, representando nueve puntos en una derrota 34-17.  Esto pudiera cambiar, ante un Cincinnati que no tiene mucho que presumir ante el acarreo ni ante el ataque aéreo, porque por aire los Vaqueros tienen su propio monstruo de varias cabezas en Cooper, Lamb y Gallup, que junto con Schultz han tenido destellos, pero estos normalmente son entre las 20, donde todo es "chiflar y cantar".  Es importante ajustar dentro de la 20 para hacer sonar la cajita con seis, y un punto extra.

Related Content

Advertising