Keys to the Game

Presented by

5 Claves del Juego: Washington vs Cowboys - Semana 12

Washington

Se juegan la supremacia divisional con el pavo en la mesa.

Luego de la victoria ante los nórdicos y la de los capitalinos ante los Bengalíes, pues ahora dos equipos con marca de 3-7 se juegan el primer lugar de la risible división Este de la Conferencia Nacional (NFC). 

Aparte, esta el hecho que las Águilas de Filadelfia entran a su semana de descanso obligado y considerando que su propia marca de 3-6-1 los tiene en primer lugar por medio juego, pues la mate-brútica esta más clara que nunca.  

Ganas y al primer lugar.

Para el clásico juego del Día de Acción de Gracias norteamericano llegan dos acérrimos rivales junto con un carnet lleno de acción, comenzando con los Texans visitando a los Leones, los odiados capitalinos en el AT&T Stadium, seguido por el invicto Acereros de Pittsburgh recibiendo a las Urracas en otro desafío divisional.

Nada como un juego de peso, y con protagonistas cuyas trayectorias añaden al drama del rudo deporte de las tacleadas; por un lado el milagro que representa Alex Smith y del otro lado un Andy Dalton que busca demostrar que su equipo merece estar en la lucha por la credibilidad. 

Para este jueves de Thanksgiving Day les tengo estas cinco claves del juego.

Clave 1 - Que siga la fiesta. No hay duda que las sandías que pulverizó con un mazo Mike McCarthy el sábado en su hotel de Minneapolis para motivar a sus huestes fue mucho muy comentado, al grado de que el timonel dijo el lunes en conferencia de prensa que hasta le sirvió de distracción para los medios.  La realidad es que fueron las primeras cuatro o cinco preguntas que se enfocaron en esto de la fruta, y que le haya salido al grado de una victoria, pues le sirvió de algo el espectáculo.  El despertar del profundo Donovan Wilson con dos intercambios de posesión clave con su presencia agresiva hizo preguntarse el uno a otro, pues donde andaba este amigo.  Fuera lo que fuera, la defensiva se paró "machito" en el terreno de juego como no lo había hecho en los nueve juegos anteriores, y es esa fé que necesita estar presente ante los capitalinos, con sandías o melones, o lo que sea.  

Clave 2 - No le muevan. La combinación de Ezekiel Elliott y Tony Pollard fue clave en la victoria ante Minnesota.  La anotación por piernas más larga de la temporada fue gracias a un Kellen Moore que puso como meta una combinación de los dos, y mientras Elliott aflojó a los Kendricks y Wilsons contrarios, fue Pollard el que tomó el rol de "extraterrestre" momentáneo con la espectacular anotación.  Esto tiene que continuar, con resolución y propósito.  No es meter a Pollard cuando Zeke necesite un respiro, es tener un plan de juego donde la coreografía dicta que llega el momento del cambio de velocidad.  El contar con un juego terrestre es primordial en la NFL, especialmente al momento que el calendario cambia al mes de diciembre y se entra a la recta final, pero el usar el juego por piernas como complemento estratégico al juego aéreo le funcionó ante los Vikingos, y será requerido ante Washington.  

Clave 3 - Buscando seguir inspirados. Lejos de darle todo el crédito al "show" de las sandías, el juego del profundo Donovan Wilson si puso en relieve la necesidad de algo de donde colgarse a la defensiva.  Hacía tiempo que no retumbaban la utilería del contrario de tal manera de hasta arrebatarle de manera espectacular a Kirk Cousins el balón para luego sembrar al propio Dalvin Cook para el segundo intercambio recuperado por el tan asediado Jaylon Smith.  Del otro lado del balón el movimiento del guardia a tackle derecho de Zack Martin también resultó en un gran aliciente para la tranquilidad de un Andy Dalton que luego de vivir tres semanas de antología entre dos protocolos fue otra inspiración.  Pudiera pensarse que otros salgan al quite, con juegos que los definan, de manera visible como Wilson, o invisible como la de Martin.      

Clave 4 - Seguir el circo aéreo. Vaya juego de Cee Dee Lamb.  Su recepción circense es prueba que la opción de tirar el balón de manera agresiva tiene que seguir siendo parte integral del plan de juego.  Amari Cooper debe volver a ser foco de atención y por haberse amantequillado en dos ocasiones clave no debe marginar a Michael Gallup de la fórmula.  El complemento de Noah Brown, Cedric Wilson y hasta el hombre misterio Aaron Parker, puede servir de oportunidad para expandir las oportunidades aéreas.  Hubo algunos titubeos por parte de Dalton ante los Vikingos, y no hay duda que corrió con suerte, algo que el mismo mariscal de campo admitió en su rueda de prensa todavía en el US Bank Stadium.  Las anotaciones con Elliott y la final con el ala cerrada Dalton Schultz fueron también evidencia que tienen que estos también tienen que entrar dentro de la fórmula.       

Clave 5 - Una secundaria diezmada. La lesión del esquinero Anthony Brown al final del juego en Minnesota puso de pronto a Rasual Robinson, para no ser confundido con el novato Reggie Robinson que sigue sin debutar, bajo las lámparas candentes en los momentos menos tibios del juego.  La reaparición de Chidobe Awuzie seguirá siendo una buena noticia, pero Jourdan Lewis estará obligado a hacer acto de presencia porque el mariscal de campo capitalino seguro se frota las manos sabiendo que el departamento de esquineros en realidad dista de ser lo ideal.  Detrás de ellos están C.J. Goodwin y Steven Parker, nombres que no asustan a nadie.  De consideración esta que el ala abierta Terry McLaurin no ha practicado del todo junto con el corredor Antonio Gibson, pero será de vital importancia que Aldon Smith, Demarcus Lawrence y Randy Gregory puedan presionar a una línea ofensiva contraria que cuenta con una buena parte de elenco estelar.

Related Content

Advertising