Keys to the Game

Presented by

5 Claves del Juego: Cowboys vs Eagles - Semana 8

eagles

Se reanuda esta rivalidad.

Vaqueros ante Águilas siempre ha sido un momento de parar las prensas. Tanto la afición azul y plata como la verde siempre están listos para estos cotejos, pero en esta versión edición 2020, para los aficionados de la afamada Ciudad de la Hermandad, la oportunidad de enterrar a los Cowboys es causa de celebrarse.

La verdad es que ninguno de los dos llega a este juego con mucho que presumir en cuanto a sus respectivas marcas. Los pupilos de Doug Peterson han podido mostrar algo de garra, y siguen con su mariscal de campo titular en Carson Wentz, mientras que su odiado rival tal parece que saldrá al terreno de juego con un líder bajo centro novato en Ben DiNucci. 

Con apenas dos victorias por bando entrando a la octava jornada, este juego divisional pudiera ser factor hacia los juegos de diciembre cuando se estén repartiendo las invitaciones a la gran fiesta como el representante de la división. 

El engrudo ciertamente se le ha endurecido a Mike McCarthy, y el haber soltado jugadores esta semana es señal de que algo ha cambiado en la percepción interna de su equipo rumbo al viaje anual ante su acérrimo rival divisional.

Para el domingo les tengo estas cinco claves del juego.

Clave 1 - Pase a la báscula.Para Ben DiNucci el de pronto estar bajo las luminarias candentes es algo por demás inesperado.  Si el salir de la Universidad de James Madison rumbo a los Vaqueros en la séptima ronda fue sorpresa alguna, el haber sido testigo de las salidas tan dramáticas de Dak Prescott y Andy Dalton, que lo pone en la primera fila, esta para el propio Ripley. DiNucci seguro tendrá un menu sencillo de donde escoger, porque siendo su primera salida como titular, lo menos que quiere es confundirlo al momento de saltar a la grama del Lincoln Financial. Dentro de lo bueno es la falta de video que analizar para Peterson y compañía, pero no hay duda que Kellen Moore va a tener que darle en cucharadas el plan de juego para no ponerle demasiado en su plato.

Clave 2 - Velocidad y rabia.Las Águilas han tenido su propia telenovela en este 2020 tan extraño. Las lesiones del lado de la ofensiva han causado falta de continuidad, aun cuando han podido anotar en dobles dígitos en cada juego. A la defensiva es donde Brandon Graham, con sus seis capturas, y el veterano Fletcher Cox, van a poner a DiNucci en la mira desde su primera jugada ofensiva con el afán de intimidarlo y buscar darle la bienvenida a la NFL al puro estilo local. Este esfuerzo continuo de presión le dará la oportunidad al esquinero Darius Slay y al profundo Jalen Mills de procurar usar esa presión en las trincheras para agregarle a las tres intercepciones con las que llegan al juego. Si la ofensiva de Wentz puede poner mas de 20 en la pizarra, la defensiva buscará a como de lugar la blanqueada para mandar a los odiados Vaqueros de regreso a casa con otra dolorosa derrota.

Clave 3 - Pues a ver como le hacen. La pobre línea ofensiva de los Vaqueros. Ya ni llorar es bueno, la verdad, luego de ver el orgullo con el que se contaba en esta cuadrilla hace escasa temporada. Pero bueno, con un centro novato, el regreso de Zack Martin y el refuerzo en Joe Looney, de perdido pueden alinearse con la esperanza de terminar el juego. La pérdida de Tyron Smith y La'el Collins son consecuencia del rudo juego en el que viven, el no tener reservas que puedan entrar al quite es consecuencia de un tope salarial que no permite el pagarle a todos, y ahora son los Terrence Steele y Connor McGovern los responsables de proteger los activos más valiosos del equipo.          

Clave 4 - A esconderse detrás del extraterrestre.Para la protección de DiNucci y quitarle la soga al cuello de la línea ofensiva, va a ser imperativo que se pueda correr el balón. Si la semana pasada en Washington la salida de Dalton causó pánico escénico, el salir con un novato en la posición desde un principio en un juego divisional tan crítico significa para Zeke Elliott que llegó el momento de que se arme de valor y exija que le den el balón a la antigüita – de perdido 20-25 ocasiones. No hay duda que tener un comienzo productivo es vital, pero el volver a entregar la posesión del balón temprano en este caso sería criminal. Zeke no soltó el balón la semana pasada, y eso es bueno. Tiene la obligación de volver a protegerlo pero, en esta ocasión, estará doblemente obligado a ser productivo y volver a ser el "extraterrestre" siendo parte fundamental de un balance ofensivo.           

Clave 5 - Orgullo al fin. A estas alturas de esta temporada, el ver como varios integrantes de lo que se esperaba sería la fórmula para el protagonismo se han desechado por la borda, es fácil doblar las manos. Los vestidores vaqueros han ido de mal en peor, con voces en los pasillos de The Star susurrando que esta tripulación está condenada a la ignomínia. Sea lo que sea, el ponerse el casco con la estrella debe significar algo, y es determinación de este grupo de hombres el salir y defender el orgullo personal a nivel nacional bajo las luminarias candentes del domingo en la noche. No hay de otra. La realidad es que si los actuales vaqueros no se ponen las pilas, estos pajarracos los pudieran humillar, porque eso es lo que sin lugar a dudas buscan hacer. Dependerá de su orgullo propio el que se dejen.

Related Content

Advertising