5 Claves del Juego: Cowboys vs Redskins

was vs dal

Para la séptima jornada se reanuda una de las rivalidades más candentes de la NFL cuando la edición no. 117 entre estos dos contrincantes de la División Este de la NFC arranca desde Landover, Maryland.

De hecho, tanto Redskins (3-2) como Cowboys (3-3) se están jugando el primer lugar de dicha división y mientras el equipo capitalino ya disfruto de su descanso obligado, los pupilos de Jason Garrett buscarán a como de lugar ir al suyo en la octava jornada con una marca ganadora.

Los visitantes llegan al juego intra-divisional con una racha ganadora de cuatro al hilo, barriendo las series recíprocas en las últimas dos temporadas y con una dominante ventaja de 70-44-2 en todos los tiempos.  Por demás interesante es como llegan dos equipos a la semana que tanto jugadores, administradores como aficionados señalan como momento cumbre de la temporada regular nivelados en todas las categorías.

Dallas tiene la ofensiva número 25 de la liga en puntos por juego, la ofensiva número 29 y la defensiva número 4, mientras que los equivalentes del equipo de Jay Gruden reflejan la ofensiva número 24 en puntos, la defensiva 8 y la ofensiva 25 respectivamente.  Por el lado defensivo es similar, con Washington siendo la defensiva total número 6 ante el acarreo y 9 ante el pase, con Dallas presumiendo el número 7 ante el acarreo y 8 ante el pase.

Sea lo que sea, las estadísticas se pueden tirar por la ventana cuando estos dos se dan cita, que de hecho se han enfrentado solamente en dos ocasiones en postemporada, siendo en el '72 y '82 los capitalinos los ganadores en juegos de Campeonato de la Conferencia Nacional (NFC).

Clave 1 – Intercambios de posesión con agresión. Los Pieles Rojas se impusieron a Cam Newton y las Panteras 23-17 y en gran parte fueron intercambios de balón que le sirvió la mesa a Alex Smith y compañía.  Con la afición en el FedEx Field todavía acomodándose en sus butacas para dicho juego, un balón suelto en patada de despeje para abrir boca le daba posesión con campo corto a Smith, que en la primera jugada fue directo a la yugular con pase de anotación de 22 yardas con el ala cerrada Vernon Davis para el 7-0 inicial.  Este hecho le dio vuelo al público desde temprano y la actitud agresiva y sin cuartel de Gruden ante el regalo pre-navideño tampoco se puede menospreciar. Para el equipo de casa este tipo de comienzo es oro molido, y con la posibilidad de un duelo defensivo los cambios de posesión no solo son clave para cualquiera, pero el saber aprovecharlo es vital.  Cuidado donde Smith y la ofensiva escarlata tenga un buen comienzo, algo que debe cuidar la defensiva vaquera considerando la experiencia ofensiva de su equipo en los tres juegos de gira.

Clave 2 –  Lo primero es lo primero.  No hay duda que el establecer el juego terrestre será la primera tarea para Ezekiel Elliott de un lado y un rejuvenecido Adrian Peterson del otro.  Ambos fueron clave al éxito en sus respectivas victorias, permitiendo el balanceo ofensivo tan codiciado en juegos que prometen tener una intensidad muy propia, como es el caso de una motivante rivalidad. Desde este punto de vista, no se espera un juego de altas anotaciones, siendo el ganar el tiempo de posesión importante meta para ambas ofensivas de manera de que la batalla se de más que nada en las trincheras.  Para lograrlo se requerirá de una línea ofensiva lista para el quite, esquemas de bloque tanto para alas cerradas como receptores abiertos, y el ojo clínico de cuando abrir los aires en jugadas de engaño de acarreo.  De especial interés será el juego terrestre de los mariscales de campo y que tanto hace Scott Linehan por darle una bolsa móvil y la oportunidad de estirar las piernas a Dak Prescott, que en este rubro cuenta con la ventaja sobre su similar de posición.

Clave 3 – También hay que tirar el ovoide.  Los números no mienten en cuanto a la dificultad que ambos equipos han arrastrado al momento de tirar el balón.  Con un juego menos, los de casa tienen como líder receptor al corredor reserva Chris Thompson, algo que no se antoja bueno a estas alturas de la temporada.  La ausencia del receptor abierto Tavon Austin sin lugar a dudas afecta, tomando en cuenta la velocidad que impone y su habilidad de estirar el campo de juego, mientras que el chaparrón Cole Beasley va a ser un hombre marcado luego de sus dos anotaciones de la semana pasada.  Los Cowboys esperan que los 40 puntos ante la defensiva número uno de la liga no fue una 'chiripa' luego de cascabelear por los aires en todas sus salidas de gira hasta ahora, pero por el lado de los Redskins, ellos tampoco han encontrado ninguna consistencia al momento de tirar el balón. Ventaja de los de casa en cuanto a las alas cerradas, siendo Jordan Reed y el mencionado Vernon Davis de lo mejor de la liga ante una comitiva de desconocidos por parte de los visitantes.

Clave 4 – Cual será el Dak de la semana.  Los Vaqueros han salido muy agresivos en sus tres victorias en casa ante Gigantes, Leones y ultimadamente la victoria más convincente en la era Prescott con 40 sendos puntos ante los Jaguares.  De gira no ha sido lo mismo, con actuaciones que dejan mucho que desear en derrotas que dejaron a propios y extraños rascándose la cabeza.  El aspecto de sube-y-baja de este ejercicio tiene a todos preguntándose porque la ofensiva no puede hacer lo que viene haciendo en casa cuando es básicamente el mismo personal responsable de allanar las diagonales contrarias.  La ofensiva en la zona roja sigue siendo foco de atención y en este caso dependerá de Prescott el encontrar la manera de no surtirse de goles de campo, porque como es sabido por todos, de tres-en-tres no se ganan juegos.  Lejos de pedir agresividad sin estrategia, se le pide ahora si a Prescott manejar el autobús, aprovechar las oportunidades que su defensiva le de en cuanto a balones sueltos y tener la paciencia de abrir la ofensiva cuando sea propicio.

Clave 5 – El perímetro azul y plata en veremos.  Durante la semana el apoyador Sean Lee regresó de tiempo completo a las sesiones de práctica en las instalaciones en The Star in Frisco.  La duda es si ya utilizar a Lee justo antes del descanso obligado en lo que seguro serían rotaciones con su colega Leighton Vander Esch haciendo dupla con Jaylon Smith.  Estos últimos dos han mostrado ser una buena mancuerna, pero no hay duda que la inclusión de Lee es valiosa, considerando que se enfrentan a un amenazador corredor junto con dos alas cerradas de peligro, siendo estas precisamente las asignaciones principales de los apoyadores.  Por otro lado, se espera la probable reaparición del esquinero Chidobe Awuzie luego de ser marginado durante el juego en Houston y durante todo el juego ante Jacksonville, teniendo que hacer mano del reserva Anthony Brown, que se defendió cabalmente ante los Jaguares.  La defensiva de Rod Marinelli seguro se alegra de ver el regreso a dichas sesiones de práctica no solo de Lee y Awuzie, pero también de las alas defensivas David Irving, Randy Gregory y Demarcus Lawrence que son primordiales para la presión sobre la ofensiva contraria, ya sea cuando esten buscando establecer  el acarreo o en busca de surcar los aires.

Related Content

Advertising