Advertising

5 Claves del Juego: Redskins vs Cowboys

DALvsWAS

Se alinean los planetas en la División Este de la NFC cuando dos rivales con larguísimo historial se enfrentan en el clásico juego del Día de Acción de Gracias, y como para ponerle pimienta al pavo, se juegan el primer lugar divisional.

Desde 1966 el equipo de la estrella solitaria ha sido parte integral de las celebraciones del afamado “Thanksgiving Day” en la Unión Americana, siendo anfitrión del juego en 50 de los últimos 52 años.  En 1975 y 1977, los entonces Cardinals de St. Louis fueron los anfitriones en lugar de los Cowboys, pero del ’78 en adelante ha sido propiedad del equipo tejano.           

La verdad es que la cúpula vaquera de aquel entonces se aventuró siendo uno de los equipos noveles de la liga y de hecho se prestaron para ser el equipo conejillo para recibir dicho juego, celebrado cada tercer jueves del mes de noviembre.  El primero fue ante los Cleveland Browns en el Estadio del Tazón del Algodón con victoria de los Cowboys por marcador 26-14 ante 80,259 aficionados.  

La marca de todos los tiempos de los anfitriones es de 30-19-1, siendo la victoria 28-6 de los San Diego Chargers el resultado final en el 2017.  Para esta edición del esperado juego se verán las caras estos dos viejos conocidos por novena ocasión en estos jueves, ostentando una dominante marca de 7-1 el equipo azul y plata.   

En cuanto a las estadísticas, los visitantes son la ofensiva total número 25 de la liga, número 12 corriendo el balón y la número 25 por aire.  Por su parte los pupilos de Jason Garrett son la ofensiva número 27 total, la cuarta mejor corriendo y la número 28 por la vía aérea.

Las defensivas tienen a la de Jay Gruden como la número 16 total, permitiendo 356.9 yardas totales por juego, mientras que Dallas permite 331.1 yardas totales y se coloca como la número ocho de la liga. Donde la defensiva capitalina se luce es en un +12 en cuanto a los intercambios de posesión, siendo acreedor de la segunda mejor posición en esta categoría en la NFL.

Para las cinco claves del juego les tengo estas observaciones.

Clave 1 –  Cambio repentino en el timón. Con la dramática lesión del mariscal de campo capitalino Alex Smith ante los Texans, le ha llegado el momento para salir de la congeladora a Colt McCoy en busca de la chica, considerando que los Cowboys son favoritos por siente y medio puntos de acuerdo a los momios. McCoy entró en el tercer cuarto ante Houston y pudo mover a su equipo para irse arriba 21-20, pero a fin de cuentas cayeron 23-21 con un gol de campo del Texan Ka’imi Fairbairn de 54 yardas.  Para la defensiva vaquera la noticia del posible regreso de Daniel Ross y Antwaun Woods es buena, porque esta dupla venía contribuyendo de buena manera enérgica en las rotaciones, y ciertamente la presión en la bolsa va a ser de vital importancia considerando el cambio a estas alturas de mariscal de campo.  Le servirá también a la defensiva de Rod Marinelli que la ofensiva comandada por un reserva obligará a una estrategia bastante vainilla, simplificando de cierto modo los ajustes al medio tiempo.     

Clave 2 –  Al César lo del César.  Lo más obvio del juego ante Atlanta es que Ezekiel Elliott es el que mueve el pandero para el equipo de Jerry Jones.  Punto. Dak Prescott es esencial, pero Elliott es primordial, y para los Redskins la meta es embotellarlo al grado de no necesariamente pararlo, pero eso si, tratar de contenerlo.  La misión será de los apoyadores Preston Smith, Mason Foster y Zach Brown en esta alineación 3-4 donde el cuarto apoyador Ryan Kerrigan se maneja más bien como caza-cabezas en cargas continuas al mariscal de campo. Los 23 acarreos para 121 yardas representan gran logro, pero si le agregamos las otras 79 por pase, vemos que de las 324 yardas totales ante los Falcons, el 61.2% le son atribuibles al jugador con la casaca 21 en la espalda.  El desgaste pudiera comenzar hacer presa del estelar corredor, y por ello sería bueno el de pronto contar con la tranquilidad de usar a Rod Smith, pero ante la urgencia de seguir en la lucha no dudemos ver a Elliott dominando la atención tanto de propios como extraños.       

Clave 3 –  Todos traen algún malestar.  Los 32 equipos de la NFL tienen una lista de lesiones que hace de su equipo una sala de emergencias.  En el caso de los Cowboys, gente como David Irving, Taco Charlton, Maliek Collins y los mencionados Ross y Woods se han quedado marginados en algún momento a estas alturas de la temporada restándole cuerpos a una de las mejores defensivas de la liga.  Por el lado de la ofensiva se ha visto el resurgimiento de Xavier Su’o-Filo en el lugar del novato Conner Williams y su actuación por lo pronto ha sido muy bienvenida, al grado de que aun cuando Williams vistió en Atlanta no hubo duda de quién era el titular.  Por otro lado el tackle izquierdo Tyron Smith salió en la última serie por lesión pero el mismo aclaró que no hay porque dudar de su alineación del jueves.  La lesión que pesa es la del ala cerrada Geoff Swaim, ya que es definitiva su salida por fractura de muñeca requiriendo una cirugía inmediata, obligando al lema cotidiano de Jason Garrett que el siguiente hombre es al que le toca, pero en este caso ni Blake Jarwin, el novato Dalton Schultz o Rico Gathers inspiran mucha confianza.   

Clave 4 –  Hay ofensiva con que lidiar.  Los capitalinos se han podido levantar del 2017 con su ahora marca de 6-4 y se han metido de lleno en la lucha por el título divisional.  Su caballito ha sido el über veterano Adrian Peterson, que con sus 723 yardas es el líder indiscutible en cuanto a correr el balón, quedándose en el camino Chris Thompson, Kapri Bibbs o Samaje Perrine.  Para ello está el ahora súper-dotado Leighton Vander Esch, cuyo juego sigue en apogeo en dupla con Jaylon Smith, y estos serán los que corran de lado a lado en persecuciones continuas.  Lo mismo será el encontrar la manera de maniatar al ala cerrada Jordan Reed, que aun con apenas dos anotaciones sigue siendo foco de atención, junto con su colega de posición el veterano Vernon Davis.  La lesión del ala abierto Jamison Crowder pesa, ya que deja encargado a neófitos como Maurice Harris y Josh Doctson, que tendrán que lidiar con unos mejorados Byron Jones, Chidobe Awuzie y los reservas Anthony Brown y hasta Jourdan Lewis en momentos.  Bajo la lupa estarán de nuevo los profundos Jeff Heath, Xavier Woods y Kavon Frazier.            

Clave 5 –  A celebrar y dar gracias.  Otra temporada más de la NFL y otro jueves de celebración en los recintos de los Detroit Lions y los Dallas Cowboys, y para culminar un día de familia, amistades y gozo, los Falcons visitan al resurgido Saints en Nueva Orleans.  Vaya banquete.  Para los Cowboys el salir a la grama en un jueves es causa de semana corta, pero el largo historial y experiencia en este menester es algo que propiamente saben hacer a ciencia exacta.  Esperemos que se vuelque la nación vaquera en el AT&T Stadium y que haya paciencia mientras estos dos se tantean al principio del juego tomando en cuenta que ninguno de los dos cuenta con una vertiginosa explosividad al momento de lanzar el balón.  El público tejano se vuelve un tanto intransigente al momento de ver un marcador de 6-3 o 12-7 luego del primer tiempo, pero tal parece que esa será la tónica para esta edición del juego a celebrarse en los hogares de millones disfrutando de un asueto familiar, mientras que en otros países donde se labora de manera normal se encontrará la manera de seguirlo por cualquier medio posible, mientras el jefe ande distraído.

Related Content

Advertising