5 Claves del Juego: Redskins vs Cowboys - Semana 17

5 claves_WASvsDAL

Con todo y el regalo debajo del árbol y ni así se pudo.

Tanto historial en esa rivalidad de Vaqueros y Águilas solo para dejarse ganar de una manera casi inexplicable. La incógnita de que versión de Jason Garrett se daría cita fue contestada, y fue aquella versión en Patriotas, ante los Bills, la de Chicago, y no la de la fecha siete ante Philadelphia y menos el trabuco que se les apareció a los angelinos hace quince días.

La gran pregunta es el porque y cómo un equipo con tanto talento puede rendir tan pobres resultados, una marca de 7-8 con todo y esto de ser de las mejores ofensivas de la liga. Esta para el propio Ripley, y con un juego más en el carnet de temporada regular el equipo de la estrella solitaria fue de controlar su propio destino a depender de otros para calificar al torneo.

Si la semana pasada era ganarle a un disminuido equipo de Doug Pederson, con lesiones y ausencias, ahora es ganarle a un paupérrimo Washington con su marca de 3-12 y esperar que Daniel Jones y los Gigantes puedan vencer a las Águilas en los pantanos de East Rutherford, New Jersey para poder así pasar con una mísera marca de 8-8 para coronarse campeón divisional.

El entrenador en jefe de los capitalinos es el interino Bill Callahan, que tomara las riendas luego del despido de Jay Gruden con el comienzo de 0-5 en Octubre. Sus pupilos llegan como la ofensiva total número 31 de la liga, 21 corriendo el balón y la 32 por aire. Su defensiva tampoco anda con serenatas siendo la 25 total, 29 ante el acarreo y a 14 ante el envío aéreo.

Lo único destacable para Callahan y compañía es ser la cuarta mejor en regresos de patadas de salida, y viendo que los Cowboys cuentan con la peor de 32 equipos, pudiera haber una razón para poner atención en los regresos de patada de salida.

Pero de ahí al real, poco rescatable el encuentro número 118 de temporada regular de esta vistosa rivalidad entre Vaqueros y Pieles Rojas.

Para todo esto, les paso mis cinco claves del juego.

Clave 1 – Orgullo. Es claro que algo le pasa al equipo de la estrella solitaria. Ese algo es una gran incógnita, y usando esta palabra una tras otra ves en las últimas semanas se ha vuelto una verdadera broma de mal gusto para la Nación Vaquera. Ahora no queda más que el orgullo de salir en casa y buscar ganarle a un desdibujado rival, sin su mariscal de campo titular y remando sin remos en contra de la corriente. Aquí no hay mucho que buscarle – salir con alguna idea de lo que se trata vestir la casaca de un equipo de la NFL y dejarse de especulaciones. Será bastante obvio desde un principio que tanto lo querrán como equipo, a ver que deciden.

Clave 2 – Presionar.La semana pasada Lane Johnson, el tackle izquierdo y guardaespaldas mayor de Carson Wentz, no pudo salir dando la impresión que sería solo cuestión de tiempo que los Lawrence, Quinn, Bennett y Collins llegaran a la cocina. Pues solo fue una solitaria captura, y así no se ganan juegos en esta liga. Case Keenum, un verdadero vagabundo de los emparrillados, será el encargado de la ofensiva, y la mera verdad, si no pueden hacer a un lado un, "este amigo quien es..." ante linieros ofensivos desconocidos como defensiva, pues la verdad para que andar tomando nota. Se acaban las lianas para desplazarse al estilo de Tarzán, dejando un equipo tentativo y sin ilusiones a la defensiva si es que no pueden despeinar a Keenum.

Clave 3 – Verse al espejo. Dak Prescott y Zeke Elliott seguro han evitado los espejos, especialmente al momento de sumar tres goles de campo representativos de su producción ofensiva la semana pasada. Así no se puede. Se habla de llegar al torneo como se pueda, y que los seis por conferencia que finalmente ponchan su tarjeta tienen la oportunidad de salir adelante. De nuevo, el dúo Prescott/Elliott llegaron a Philadelphia con la única misión de ganar para pasar y no lo pudieron hacer. Ahora, es ganar y esperar, pero por la misma razón de sacarle la vuelta al espejo, ¿será posible que puedan lograr algo que no han podido hacer en ocho derrotas? Lo triste es que aun ganado tendrán que esperar que un revivido equipo de Philadelphia pueda ser victimado por unos Gigantes que ya andan pensando en la playa y el cocoloco.

Clave 4 – Intercambios. Toda la temporada la falta de balones sueltos e intercepciones han sido un reto para una defensiva de Rod Marinelli que con la adición de Kris Richard tal pareciera que entraban a una nueva era. Un -2 en, "dámelas… te la doy", es inaceptable, más que nada por la cantidad de billetes que se reparten de este lado del balón. Tal parece que el consentir a la defensiva ha sido el mote de Marinelli – no arriesgar para no tener el error. Pues ahora, con el final del 2019 a la vista, porque no soltarse un poco y decidir mandar a todos como perros rabiosos y que caigan las fichas donde caigan. Digo, ¿ya qué?

Clave 5 – El respetable al final de una era.Sin contrato para el 2020 el tremendo pelirrojo se juega la última carta como mandamás vaquero. Como individuo, nada como el oriundo de Rumson, New Jersey, hijo del desaparecido Jim Garrett, entrenador en jefe colegial, visor profesional y un verdadero caballero de los emparrillados. Pero ahora es un equipo vaquero cascabeleando, sin mucha ilusión y sin un timón a largo plaza, ya que su entrenador en jefe entra a este último juego de la temporada regular sin contrato para la siguiente temporada. ¿Será la última parada? La reacción del respetable lo dirá cuando el reloj marque los ceros, porque bueno o malo, la opinión del respetable es la que más cuenta.

Related Content

Advertising