Advertising

5 Claves del Juego: Saints vs Cowboys

Saints vs Dallas

El equipo de la estrella solitaria con sus tres victorias consecutivas está de regreso en el radar del universo de la NFL y como para poner a prueba su repentino éxito llegó el momento de darle la bienvenida a unos poderosos Saints que llegan como verdaderos santos peregrinos justo antes de la época decembrina.  

Increíble en verdad el momento por el que pasa el equipo de Jason Garrett.  Con victorias consecutivas en Philadelphia y en Atlanta, los fantasmas de las aduanas ajenas fue de pronto mandado a dormir, solo para confirmar este vuelo del ave fénix con esta última 31-23 en su propia guarida ante su acérrimo rival Redskins de Washington.           

No hay duda que el arribo de Amari Cooper ha sido un verdadero elixir para la ofensiva de Scott Linehan y aun con una línea ofensiva sin uno de sus hijos predilectos.  Tyron Smith decidió no salir ante Washington, agregando a Cameron Fleming como el guardaespaldas mayor que junto con el resurgimiento de Xavier Su’o-Filo de pronto han aprovechado este nuevo balance ofensivo. 

Para ser grande, hay que ganarle a los grandes y pues, el equipo de Sean Payton llega al AT&T Stadium para este compromiso con un pedigree indiscutible.  Con su marca de 10-1, el único descalabro la primera semana ante Tampa Bay, el balance ofensivo que Drew Brees ha estampado en esta versión de la Nación “Who Dat” es verdaderamente impresionante.  

La ofensiva total no. 5 de la liga, son la no. 6 corriendo el balón con el monstruo de dos cabezas de Kamara/Ingram combinándose para 1,146 yardas y 15 anotaciones, mientras que Brees contando con un “rating” de 127.3, que incluye 29 pases de anotación con tan solo dos intercepciones, para ser la no. 6 por pase.  Incluimos las 86 recepciones de Michael Thomas para 1,080 yardas con ocho pases para anotación y es tiempo de buscar la salida.   

La victoria ante Colt McCoy y compañía le permite la soltura a estos Cowboys de llegar a este compromiso sin la presión de mortificarse si no pueden dar el campanazo sabiendo que su estancia en esta recta final decembrina esta plenamente asegurada dada la situación por la que pasa la División Este de la NFC.

Para las cinco claves del juego les tengo estas observaciones.

Clave 1 – El príncipe de los emparrillados.  La temporada de Brees es algo para el propio Ripley, pero mas allá de los indiscutibles números es la precisión con la que ha llevado acabo su labor semana tras semana.  Imagínese que en la derrota ante los Bucs 48-40 completó 37 de 45 envíos para 439 yardas y tres anotaciones, el problema siendo la falta de un juego terrestre que aquel domingo acumulara apenas 43 yardas.  El jueves pasado fueron 15 completos de 22 pases para 171 yardas en la victoria 31-17 ante los Falcons de Atlanta con el diferencial siendo las 150 yardas combinadas de Adam Kamara y Mark Ingram.  Siendo la defensiva no. 4 ante el acarreo, los pupilos de Rod Marinelli estarán obligados a llegarle a un Brees que solo ha sido capturado en once ocasiones y cuyos movimientos estratégicos en la bolsa de protección muchas veces son en realidad para ver el otro lado de las trincheras al momento de soltar el brazo.  La combinación de parar el acarreo y llegarle a Brees se antoja guajiro a estas alturas, pero esa es la intención. 

Clave 2 –  No perdamos de vista la recta final.  Las estadísticas del otro lado delatan a un Dak Prescott que dista de ser el posible Jugador Más Valioso como su homólogo de posición si estos Saints siguen con este paso tan arrebatador.  Para la ofensiva vaquera no es ver que tan verde está la grama del otro patio sino seguir creciendo con este vuelo que de pronto han acumulado con un balance muy propio. No hay duda que Ezekiel Elliott es el popote que menea la limonada y el éxito dependerá de nuevo en que pueda darle a su mariscal de campo la tranquilidad de saber que cuando quiera atraer la atención de ocho defensivos con un ‘tris’ de los dedos lo puede invocar. Si solo su reserva Rod Smith pudiera ser un tanto más productivo como segundón-y-volantazo, pero este no parece estar en los libros, y Elliott es el obligado a cargar con la losa ante la defensiva no. 1 de la liga ante el acarreo permitiendo apenas 73.2 yardas por juego.  Notable también es el hecho que la defensiva de NOLA permite 285.7 yardas por juego, catalogándose como la 30 de 32 equipos en la liga.

Clave 3 –  La muralla azul y plata con nuevos ladrillos.  Desde el momento que se le diagnosticó su presente condición al centro Travis Frederick lo que se esperaba fuera una verdadera fortaleza vaquera de pronto era en el papel una del montón.  Derrotas ante Carolina, Seattle, Houston, Washington y Tennessee fueron en parte por la falta de continuidad de la línea ofensiva al grado de decidir cortar por lo sano con el coordinador de dicho departamento Paul Alexander.  La lesión de Connor Williams puso a Su’o-Filo bajo las luminarias y este respondió ante Atlanta y Washington, al grado de ver que el reporte de lesionados tiene a Williams trabajando de tiempo completo con su reemplazo ahora limitado con un detalle en el tobillo.  Por otro lado se comenta que el tackle izquierdo Smith será una decisión del día del juego, asumiendo de nuevo su lugar el reserva Fleming, y ahí esta el detalle, viendo como de pronto la falta de linieros pesa. Con Joe Looney el centro, el guardia Zack Martin batallando con su propia lesión, La’el Collins como el tackle derecho, de pronto esta tripulación cuelga realmente de un hilo.  Tal parece que Williams se convierte en el comodino, tomando en cuenta que pudiera verse de pronto como el tackle izquierdo o guardia tanto derecho como izquierdo si es que hay algún desaguisado entre los gigantes. Precario es poco.       

Clave 4 –  Perímetro en la mira de los visitantes.  La ofensiva visitante vive en otro mundo con tantas armas por la vía que uno vea. Esta versatilidad por tierra o aire será un verdadero reto para Leighton Vander Esch y Jaylon Smith, sin perder de vista la peligrosidad de Kamara en las trincheras y los pases por las bandas que han sido la kryptonita ante el contrario junto con pases a Thomas y el experimentado ala cerrada Benjamin Watson.  Los esquineros Chidobe Awuzie, Byron Jones y el “nickel” Jourdan Lewis tendrán las manos llenas desde el silbatazo inicial.  Los linieros defensivos Demarcus Lawrence, Randy Gregory, Maliek Collins y las rotaciones estarán bajo la lupa desde un principio de manera de forzar a Brees a cometer algún error y de hacerlo será la responsabilidad de Prescott de hacer pagar caro con una actitud agresiva que vaya directamente a la yugular.                 

Clave 5 –  De nuevo al escenario universal.  Cuando los Cowboys perdieron ante los Titans 28-14 ante su propio público en el AT&T Stadium la nación vaquera presentía que la esperanza de un diciembre competitivo se desvanecía como uno de esos textos telefónicos modernos que no dejan huella.  De no estar inmersos en una racha de tres ganados de manera consecutiva los aficionados del equipo de la Calle Bourbon se estarían frotando las manos sabiendo que los boletos para esta contienda estarían a la venta en el mercado de reventa por abonados desilusionados.  Pues ahora es otro cantar y es muy probable ver a un estadio en Arlington repleto de sus propios partidarios, y de tener esto es vital que se cuente con un respetable energizado buscando presionar al ahora príncipe de los emparrillados.

Related Content

Advertising