Bajo Revisión: Randy Gregory - Capturas vs. Castigos

Randy-Gregory-Reinstated-Possible-Role-hero

(Nota: La nota original fue escrita por Nick Eatman, escritor para DallasCowboys.com, y traducida al español para SomosCowboys.com)​

La agencia libre comienza en marzo, por lo que se aproximan cambios en la lista. Los Cowboys agregarán y presumiblemente liberarán a jugadores, además de dejar que algunos se vayan sin un nuevo contrato.

Sin embargo, la mayoría de la lista para el 2019 ya está en su lugar. En las próximas semanas, el personal de DallasCowboys.com realizará una vista previa de esos jugadores, analizando dónde han estado y hacia dónde se dirigen.

Hoy la serie continúa con el ala defensiva Randy Gregory.

Lo que ha sido bueno: el solo hecho de estar en el campo fue un gran comienzo para Gregory, quien muchos pensaron que nunca se recuperaría por completo tras ser suspendido 30 partidos en las últimas dos temporadas. Así que todo lo que hizo en el campo fue un bono. De ahí, Gregory pudo obtener algo de presión fuera del borde, razón por la cual los Cowboys lo reclutaron en la selección global No. 60 en el NFL Draft 2015. Terminó segundo en el equipo con un total de 28 presiones al mariscal de campo y segundo en capturas con un total de seis.

Lo que ha sido malo: los castigos fueron un gran problema para Gregory en 2018. No necesariamente fue el hecho de quedar empatado en segundo lugar en el equipo con 10 castigos, sino más bien fue el momento en el cometió los errores que resultó ser problemático. De sus 10 infracciones, ocho de las cuales dieron lugar a un primer intento para los oponentes de los Cowboys – una falta personal llevó a un gol de campo antes de la mitad en Seattle, otra llamada eliminó una captura / balón suelto y hubo muchas otras llamadas innecesarias que fueron contra Gregory, quien terminó la temporada con la mayor cantidad de yardas penalizadas (97) en el equipo.

Momento destacado en 2018: cuando Gregory consiguió una captura o un tacleada para pérdida, los Cowboys tuvieron un récord de 7-0 en 2018. Obtuvo una captura y una tacleada detrás de la línea de golpeo en la victoria ante Jacksonville, pero es probable que la mejor jugada de Gregory haya sido la captura/balón suelto contra los Bucs que llevó a que Jaylon Smith recuperara el balón para una anotación de 69 yardas.

Lo que sigue: Gregory está bajo contrato hasta 2020, año en el que se convertirá en un agente libre restringido. Para ese entonces, ya deberíamos tener una mejor idea de cómo Gregory se ha desarrollado tanto dentro como fuera del campo. Una meta para Gregory podría ser el desarrollar su juego en general. Si bien fue segundo en el equipo en mayor cantidad de capturas y presiones al mariscal de campo, quedó 17º en tacleadas, con sólo un total de 15. Eso lo llevó a empatar con el novato Dorrance Armstrong, quien sólo jugó 272 jugadas defensivas, a comparación con Gregory, quien jugó 457.

En resumen - Bryan Broaddus (analista de fúltol americano) opina lo siguiente: Nunca pensé que él jugaría otro partido más en la NFL después de todo lo que pasó fuera del campo. Lo que no evalué bien fue el deseo que Gregory tenía de rehacer su vida hasta el punto en que pudiera volver a jugar. Como diría Jason Garrett, Gregory no era perfecto, pero jugó lo suficientemente bien como para ser considerado un jugador confiable en la rotación. Mientras más avanzaba la temporada, más te dabas cuenta de que el cuerpo técnico sentía que podían apoyarse más en él y por períodos más largos durante el juego. Gregory no va a ser DeMarcus Lawrence o Tyrone Crawford cuando se trata de jugar la carrera, pero con su primera temporada baja en el gimnasio, sus niveles de fuerza deberían mejorar y eso beneficiará su juego en general.

Related Content

Advertising