Cómo Dak puede ser "más inteligente" como corredor

Prescott

(Nota: El artículo original fue escrito por David Helman, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

FRISCO, Texas - Con Dak Prescott nuevamente bajo contrato y trabajando para su regreso de la lesión, ya podemos reanudar las preguntas sobre su desempeño en el campo. 

Ha sido una ocurrencia tardía en medio de la emoción en torno a la extensión de contrato por cuatro años y $160 millones, pero se han planteado varias preguntas sobre su estilo de juego.

Conocido desde hace tiempo por su estilo físico y atletismo, a Prescott se le preguntó el día que firmó su contrato si necesitaría cambiar su estilo de juego para prevenir lesiones futuras como la que puso fin a su temporada 2020.

"Sí, tengo que ser más inteligente", dijo. "Antes de la lesión, cuando estaba en la escuela secundaria, me dijeron que fuera más inteligente al momento de querer demostrar mi juego físico o cuando quiera intentar marcar un punto en el juego o cambiar el impulso. Esto no es diferente. Tengo que ser más inteligente".

Nadie quiere volver a ver esa jugada, pero para recordar lo que pasó: 1º y 10 desde la línea de 27 yardas de los New York Giants y la primera posesión de los Cowboys en la segunda mitad. Prescott se escapó por el centro de la bolsa de protección, deslizando a un tackle en el proceso. Mientras cambiaba de rumbo hacia la línea lateral cercana, se enredó en medio de la jugada mientras trataba de evadir a Logan Ryan. El golpe resultó en una fractura de tobillo compuesta y una dislocación.

Perder al mariscal de campo de franquicia por un golpe tan innecesario ha generado muchas especulaciones sobre la mentalidad física de Prescott. En diciembre pasado, el propietario y gerente general de los Cowboys, Jerry Jones, señaló lo bueno que es el mariscal de campo de los Seahawks, Russell Wilson, para evitar el contacto, y sugirió que Prescott tendrá que hacer lo mismo.

"Dak puede hacer eso. Dak hará eso", dijo Jones en ese momento. "Puede evolucionar hasta el punto de recibir cada vez menos golpes. Tiene que hacerlo, o no lo tendremos para jugar".

Al mismo tiempo, eso lleva a una conversación sobre cómo cambiar el juego de Prescott para protegerlo mejor – algo que quizás no daría aquellos buenos resultados. En 72 juegos en su carrera, Prescott ha acumulado 1,359 yardas terrestres y 26 touchdowns. Ya había corrido para tres touchdowns en la semana 5 de la temporada pasada, cuando finalmente se lesionó.

Prescott reconoció que la situación dicta lo que se le debe pedir, y que un primer intento en el tercer cuarto probablemente no sea el momento para hacer un esfuerzo extra.

"En una jugada como esa – primer intento, vas abajo. Te estás deslizando", dijo.

Sin embargo, es difícil no pensar en cuántas veces Prescott ha mantenido viva su ofensiva por pura fuerza de voluntad, sobre todo, su sinuosa carrera de 16 yardas contra Seattle en una jugada crucial de tercera y 14 en un juego de comodines. La carrera colocó a los Cowboys en la línea de gol de los Seahawks, donde finalmente tomaron una ventaja de 24-14 para terminar el juego.

Y según Prescott, ese no es el tipo de jugada que planea eliminar de su repertorio.

"Decir que el juego está en juego, ya sea en un primer intento o en la zona roja, lo voy a hacer, eso es lo que soy", dijo. "No sé si alguna vez podré bajar el tono, y si lo hago, pues todos ustedes estarían cambiando quién soy".

Su entrenador en jefe parece estar de acuerdo con él. Cuando se le preguntó al respecto la semana pasada, Mike McCarthy reconoció que Prescott probablemente no necesite tensar el brazo y bajar el hombro ante los defensores tanto como lo ha hecho en el pasado. Pero McCarthy también dijo que no quiere sacar el instinto de ninguno de sus jugadores.

"Nunca trato de decirle algo a un jugador que lo haría dudar, porque el dudar en la NFL hace que estés un paso más lento que el oponente y eso puede ponerte en una peor posición", dijo McCarthy. .

Ciertamente, aquí se puede encontrar un buen término medio. La movilidad de Prescott es demasiado valiosa para eliminarla por completo de su juego, pero los Cowboys necesitan tener a su mariscal de campo de $40 millones en el campo si quieren ganar partidos. A pesar de toda la charla al respecto, nadie parece entenderlo mejor que él.

"Hay ciertas jugadas, hay ciertas ocasiones en las que seré un jugador mucho más inteligente y decidiré cuándo no usar mi físico durante la carrera, cuidándome", dijo. "La mejor habilidad es la durabilidad y tengo que estar ahí para mi equipo.

Related Content

Advertising