Cómo los Cowboys han reforzado su equipo hasta ahora 

Dak Team

Se aproxima el NFL Draft 2019 y como ya es de costumbre, cada año empiezo a recibir preguntas alrededor de esta fecha: ¿Será que los Cowboys tienen lo necesario para llegar al Super Bowl?

Señores, hay que ir paso por paso.

Ni siquiera hemos pasado por el draft, y mucho menos iniciado el campamento de entrenamiento como para realmente poder dar un buen análisis y hablar de Super Bowl.

Existen múltiples factores – los cuales puedo listar en otro articulo, pero mientras tanto voy a responder la pregunta un poco diferida.

En vez de argumentar si son o no son contendientes al Super Bowl, lo que voy a hacer es listar las cosas que los Cowboys han hecho hasta ahora para mejorar a su equipo. Ya después podemos hablar del resto.

Empecemos con lo más reciente: DeMarcus Lawrence. Los Cowboys acaban de firmar a su ala defensiva de Pro Bowl a un contrato por cinco años y 105 millones de dólares con 65 millones garantizados – el contrato más grande en la historia del equipo.

Lawrence ha sido un líder fuera y dentro del campo, ha mostrado ser de confianza, cambió la dinámica dentro del vestidor, es respetado por sus compañeros y más que eso, llena todas las cualidades que los Cowboys buscan en un ala defensiva.

Lawrence registró 25 capturas combinadas en el 2017 y 2018, ahora a esto agrégale a Robert Quinn.

Aún no se sabe el estado de Randy Gregory para el 2019, pero ahora los Cowboys tienen a alguien que pueda ayudar. El equipo hizo un canje con los Miami Dolphins por el ala defensiva veterano (Quinn), quien ha acumulado capturas de doble dígitos en tres de sus primeras cuatro temporadas en la liga – incluyendo 19 capturas en 2013.

Es justo decir que Quinn no sigue jugando a ese mismo nivel ya que ha sido afectado por lesiones, pero aún así sigue siendo una gran adición para la línea defensiva. Anotó 6.5 capturas para los Dolphins la temporada pasada, junto con un total de 38 tacleadas. El jugar al lado opuesto de Lawrence sólo crearía un escenario aún más temible para las ofensivas.

Sigamos con la lista.

El regreso de Jason Witten. Esto sí que fue una sorpresa para todos. Se retiró para irse a trabajar en ESPN Monday Night Football, pero al parecer no aguantó las ganas de querer estar en el campo y competir. Evidentemente Dak Prescott estaba a falta de un ala cerrada que realmente lo pudiera ayudar. Witten no sólo puede hacer eso, sino que sigue siendo el ala cerrada con más experiencia en el grupo.

Contrato de Randall Cobb, ex receptor abierto de los Green Bay Packers. Este veterano tiene ocho años de experiencia y estaría ayudando en el slot tras la partida de Cole Beasley. Cobb ha atrapado 470 pases para 5,574 yardas y 41 touchdowns durante su carrera. Muy buena adición para el grupo de receptores de los Cowboys – que también incluye el regreso de Tavon Austin y la firma de Devin Smith.

Adición en la posición de tacle defensivo. El equipo firmó a Chris Covington y Kerry Hyder para añadir un poco de profundidad. Ahora, esto no quiere decir que ya no necesiten reclutar un tacle defensivo, sólo quiere decir que tienen cuerpos extras…

Entre otros: Trajeron al tacle ofensivo Cam Fleming de regreso, al igual que al snapper L.P. Ladouceur y al fullback Jamize Olawale. También firmaron al profundo George Iloka, pero esta sigue siendo una de las posiciones que necesitan ser reforzadas al igual que la posición de corredor ya que Ezekiel Elliott sigue sin un buen respaldo.

Related Content

Advertising