Gol de campo tardío lleva a los Cowboys a una victoria en Atlanta

Maher

Los Cowboys ganaron su segundo partido fuera de casa. No fue nada lindo, pero ganaron – que es lo que cuenta.

Con tres segundos restantes en el reloj, el pateador Brett Maher anotó un gol de campo de 42 yardas para ganar el partido con un marcador final 22-19 ante los Falcons.

Hasta ahora, Maher ha fallado una patada en cuatro partidos consecutivos, incluyendo el juego de hoy donde falló un punto extra tras la anotación de touchdown en el último cuarto. 

Al preguntarle sobre la falla en el partido, Maher explicó que su pie se quedó medio atascado en el césped. "Sentí que fue una de esas cosas… como que me agarró el monstruo del césped", dijo. "No sucede muy a menudo".

Puede que el gol de campo ganador no borre las dudas que se han ido creando sobre su habilidad como pateador, pero la victoria ciertamente ayuda a mitigar un poco las cosas.

Juego terrestre:

Esta fue otra semana dominante para el corredor Ezekiel Elliott, quien Tuvo 23 acarreos para 122 yardas y un touchdown. No solo eso, sino que también atrapó 7 de 8 pases para un total de 79 yardas – marcando la mayor cantidad de yardas aéreas por el lado de los Cowboys.

"Creo que finalmente estamos agarrando ritmo. Creo que finalmente estamos dando un paso en la ofensiva y la defensa", dijo Elliott. "No podemos perder este agarre. No podemos perder la forma en que salimos y trabajamos todos los días ".

Elliott no falló en darle crédito a su línea ofensiva.

"Están siendo muy dominantes en el frente, y cada vez que esos muchachos hacen eso y abren esos huecos, es muy fácil para mí. Esos tipos son el motor de este equipo. Cuando ellos juegan así, vamos a ser difíciles de vencer".

Mariscal de campo:

Dak Prescott completó 22 de 32 pases para un total de 208 yardas, sin ningún pase para touchdown – pero acarreó el balón dentro de la zona de anotación para tomar la delantera y cambiar el marcador 6-9 a 12-9 durante el inicio del primer cuarto.

Defensa:

El novato Leighton Vander Esch logró recuperar el balón en un momento crucial para los Cowboys. Esta viene siendo la segunda intercepción lograda por el joven apoyador, luego de hacer su primera intercepción en la victoria ante los Eagles el fin de semana pasado.

"Fue en el lugar correcto, en el momento adecuado", dijo Vander Esch – quien fue nombrado el Jugador Defensivo de la NFC la semana pasada.

"Esa fue una intercepción crucial. Una parada de la defensa que nos permitió tomar una ventaja de dos anotaciones", dijo Prescott.

Lo siguiente:

Esta victoria hizo que los Cowboys cambiaran su récord actual a 5-5. El equipo tendrá que volver a jugar en solo cuatro días en el juego anual del Día de Acción de Gracias ante su rival, los Washington Redskins – quienes actualmente están en el primer lugar de la división.

Related Content

Advertising