De vuelta al campo con una gran meta 

dak_prescott

FRISCO, Texas - Se acabó la vacación para los Cowboys y su siguiente semana sin partido esperan que sea cuando termine la temporada regular, a la espera como primer sembrado de que arranquen sus playoffs.

Los Cowboys empiezan este miércoles su preparación formal para visitar el domingo a los Minnesota Vikings, en el que será su primer partido después del fin de semana de descanso y de que dieron una demostración de poder ofensivo en el triunfo contra los Patriots en New England, como pocas veces la había dado algún equipo frente al entrenador Bill Belichick.

Aún tienen 11 partidos por disputar en la temporada y falta mucho incluso para pensar en playoffs o al menos en coronar su División Este de la Conferencia Nacional.

"Ha sido un buen comienzo de temporada y hemos hecho algunas buenas cosas", dijo el guardia derecho de los Cowboys Zack Martin. "Obviamente, nos encanta en lugar donde estamos. Pero este equipo tiene grandes metas y todos estamos convencidos de esos objetivos".

Cuando los Cowboys lleguen a Minnesota, su ventaja en la división será superior al 50 por ciento de sus partidos ganados, aunque apenas hayan disputado seis. Washington, Filadelfia y los Giants tienen idéntica marca de 2-5, con un juego más que Dallas.

"Nosotros desde que llegamos al campamento hemos tenido una meta mucho más allá de la división", agregó Martin. "Nuestro objetivo, como cada año, es ganarlo todo. Pero lo mejor que hemos hecho es tomar las cosas día a día. El próximo partido es el más importante. Creo que todos los muchachos han comprado la idea y estamos emocionados de estar de regreso y trabajando en Minnesota".

El buen inicio de temporada y la ventaja en la división tampoco implica que estén exentos de preocupaciones físicas y de ejecución. La más importante debe ser, sin duda, la salud del quarterback Dak Prescott, quien salió del estadio en New England con una bota protectora/inmovilizadora en su pierna derecha, por una distensión muscular en la pantorrilla.

Desde el momento en que terminó el partido, Prescott, el entrenador, Jerry Jones y toda la organización han minimizado el problema y confían en que podrá enfrentar a los Vikings, pero sobre todo jugar a tan alto nivel como ha hecho hasta ahora.

"Según lo que vimos el lunes, fue muy optimista", dijo el dueño y gerente general de los Cowboys, Jerry Jones, a la estación de radio 105.3 FM The Fan Dallas. "(…) Me siento muy bien acerca de dónde está Dak en este momento ".

Por otro lado, la buena noticia es que los Cowboys tendrán refuerzos internos para esta segunda parte de la temporada.

El receptor Michael Gallup está listo para regresar a entrenar, después de estar fuera por lesión de pantorrilla desde la segunda mitad del partido inaugural de temporada contra los Buccaneers.

Gallup es uno de tres jugadores que salen de la lista de lastimados y entran a la ventana d 21 días para prepararse rumbo a su regreso a la cancha, junto al tackle defensivo Trysten Hill y el linebacker Francis Bernard, quienes ni siquiera han debutado en esta temporada.

El esquinero novato Kelvin Joseph y el ala cerrada serán elegibles para jugar a partir del sábado, después de que han pasado en la lista de lesionados desde el día siguiente que los Cowboys anunciaron su roster de 53 jugadores. Si hubieran ingresado antes, no podrían jugar esta campaña.

Jones dijo que aún faltaba tiempo para que regresen el ala defensiva DeMarcus Lawrence (pie) y el tackle defensivo Neville Gallimore (codo), aunque será en algún punto a media temporada, es decir, en dos o tres semanas, cuando empiecen a entrenar.

"No creo que vayan a empezar a practicar pronto", mencionó Jones en referencia a Lawrence y Gallimore. "Tenemos la intención de empezar a practicar con Gallup esta semana. Mirando a Trysten Hill, tal vez empiece a entrenar esta semana. Luego Francis Bernard".

Los Cowboys además tendrán que tomar la decisión en la posición de tackle derecho titular, donde Terence Steele ha superado las expectativas en los cinco partidos que ha reemplazado a Lael Collins, quien ya cumplió sus cinco partidos de suspensión.

"Estamos emocionados de tenerlo de regreso", dijo Martin. "Sé que está ansioso por salir y correr con todos. Así que veremos qué pasa en el futuro, pero sé que está emocionado de estar de regreso".

Los Cowboys entrenarán miércoles, jueves y viernes para viajar el sábado a Minnesota.

Related Content

Advertising