Advertising

Defensa élite: D-Law alegre al jugar como un verdadero equipo de campeonato

1dlaw

(Nota: La nota original fue escrita por Rob Phillips, escritor para DallasCowboys.com, y traducida al español para SomosCowboys.com)​

FRISCO, Texas - DeMarcus Lawrence le dio a la ofensiva de los New Orleans Saints todo el crédito del mundo hace dos días.

"Sin lugar a duda, si realmente miras los detalles, ellos son el mejor equipo en la liga", dijo.

Un gran elogio por parte del ala defensiva de los Cowboys, pero un elogio que vino con una advertencia: la ofensiva de mayor puntaje en la liga (37.2 puntos por juego) aún no se ha enfrentado a la defensa de Dallas.

También puedes llamarlos élite después de la gran victoria del jueves, 13-10, en el estadio de AT&T.

"Debo decirles que la defensa jugó más allá de mis expectativas", dijo el dueño y gerente general de los Cowboys, Jerry Jones. "Ellos jugaron como una defensa de campeonato".

Los Saints (10-2) habían anotado justo un poco más del 60 por ciento de sus posesiones en sus primeros 11 juegos. El jueves, anotaron en sólo dos de nueve de ellas.

A lo largo de 11 juegos, su gran ofensiva había alcanzado al menos 30 puntos en nueve ocasiones. El jueves, esos 10 puntos contra Dallas (7-5) reemplazaron fácilmente su baja anterior de 21 puntos en la victoria de la Semana 2 contra los Cleveland Browns.

Y Drew Brees, un candidato legítimo de MVP (jugador más valioso) en su 18ª temporada, completó solo 18 de 28 pases para 127 yardas, su segundo juego aéreo más bajo de este año. Los Minnesota Vikings lo mantuvieron a 120 yardas en la semana 8. Tendrías que volver a la temporada 2006 para encontrarle un total más bajo.

El jueves, Lawrence y el frente defensivo de los Cowboys nunca lo dejaron sentirse cómodo.

"No le dimos la oportunidad de entrar en su ritmo. Grandes mariscales de campo, todos ellos consisten en el ritmo ", dijo el apoyador Jaylon Smith. "Él sabe lo que estamos haciendo porque él ha estado jugando este juego por mucho tiempo, existe una razón por la que es tan élite. Pero seguimos atacando, y eso fue lo que ayudó esta noche".

La ofensiva de New Orleans se quedó sin anotaciones en la primera mitad por primera vez desde 2014. Su mejor oportunidad, que fue un primer y gol desde la yarda 7 después de recuperar un balón suelto de Amari Cooper, resultó en una entrega de balón después de paradas consecutivas por Smith, Lawrence y el liniero defensivo Tyrone Crawford.

Los Saints empezaron a avanzar un poco en el tercer cuarto, pero su única anotación del juego – el pase de Brees de 30 yardas al receptor Keith Kirkwood – se produjo después de cuatro castigos de los Cowboys, incluyendo un castigo por el ala defensiva Randy Gregory golpear al pateador.

Los dos últimos intentos de New Orleans en el último cuarto terminaron en una patada de despeje y una intercepción con la punta del dedo del esquinero de segundo año Jourdan Lewis.

"Ellos nos llevaron", dijo el corredor Ezekiel Elliott.

Lawrence llegó a los titulares con sus comentarios a principios de la semana, diciendo que la defensa tenía que golpear a los Saints en la boca, en sentido figurado, por 60 minutos.

Él sintió que sus palabras fueron tomadas fuera de contexto, pero el mensaje fue claro: los Cowboys tenían que atacar primero, jugar de manera física, reproducir el sonido de la asignación.

"Es el fútbol", dijo. "Si capitalizas desde temprano, tienes que ahorcarlos como dije y no dejar que se levanten, como hicimos hoy. Y los mantuvimos a 10 puntos.

"Estoy emocionado por todos mis muchachos. Me alegro de haber tenido esta batalla para ver cómo se ve un verdadero equipo de campeonato. Tenemos que avanzar y pasar al siguiente ".

Related Content

Advertising