Draft: Oportunidad para reforzar la posición de profundo

Profundos

(Nota: El artículo original fue escrito por Patrik Walker, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

FRISCO, Texas — No mires ahora, pero los Dallas Cowboys finalmente han decidido aumentar el valor que le dan a la posición de profundo y, debido a esa decisión, ingresarán a la temporada 2023 con (nuevamente) una de las mejores unidades de safety en toda la NFL. Eso, por supuesto, no significa que carezca de una o dos preocupaciones, y ahí es donde entra en juego el próximo Draft de la NFL.

La parte superior de la tabla de profundidad se ve fantástica en la posición, pero las cosas se ponen un poco inestables detrás de Donovan Wilson, Malik Hooker y Jayron Kearse. Además, es una clase de profundos que brindan valor en cada ronda, y los Cowboys tienen que amar eso, especialmente considerando cómo suelen reforzar la posición en abril.

Mejor aún es que no tienen la necesidad extrema que alguna vez tuvieron, y eso les permite operar más... libremente... al reforzar la profundidad en la posición, por así decirlo.

Qué hay aquí:

Donovan Wilson — El profundo veterano encabezó la lista de la clase de agentes libres internos de este año. Algunos creían que dejaría Dallas después de lo que equivalía a una temporada de carrera en 2023, una que en realidad fue su segundo año destacado de sus primeros cuatro en la NFL, pero resultó que está exactamente donde quería estar y vinculado al coordinador defensivo Dan Quinn, quien realmente ha desbloqueado el potencial de élite en la ex selección de sexta ronda. Wilson es el que marca la pauta para toda la secundaria defensiva, y perderlo habría sido un duro golpe para la unidad.

Malik Hooker, Jayron Kearse — Al mantener a Wilson en el equipo, los Cowboys mantuvieron a su hidra de tres cabezas completamente intacta, algo que tanto Malik Hooker como Jayron Kearse celebraron abiertamente en las redes sociales luego de la renovación del contrato. Sin embargo, este dúo merece su propia parte de elogios, y por una razón diferente, ya que firmaron acuerdos de "prueba" para unirse a los Cowboys inicialmente y aprovecharon la oportunidad para restablecerse como jugadores críticos de la NFL que merecían un segundo contrato. Pero a medida que ambos ingresan a una temporada de contrato en 2023, el grupo joven detrás de ellos tiene la oportunidad de intentar hacer que Dallas piense mucho sobre el futuro.

El grupo joven  Tal como están las cosas, no hay nadie detrás de los tres mejores profundos en la plantilla de Dallas que pueda suplantar a los titulares; y eso significa que esta temporada baja ejercerá mucha presión sobre jugadores como Markquese Bell, Tyler Coyle y Juanyeh Thomas (también Sheldrick Redwine) para que den pasos importantes en el campamento de entrenamiento. Porque no solo están compitiendo entre sí, sino que, como se señaló, también están compitiendo por la posibilidad de reemplazar a Hooker o Kearse en el futuro, o seguir siendo relegados a equipos especiales, la lista de inactivos o el equipo de práctica hasta que/o a menos que lo hagan. Israel Mukuamu lidera este grupo con repeticiones de juego tanto potenciales como activas, y también ha agregado valor al demostrar que puede jugar CB2 cuando se le pide que lo haga.

Principales prospectos para 2023:

Andrew Mukuba, Clemson — No se hagan ilusiones con él, porque lo estamos resaltando por ser uno de los mejores profundos de la clase de este año, pero no porque creamos que los Cowboys tienen la oportunidad (o la necesidad) de subir hasta la posición de top 15 para reclutarlo (que es donde creemos que será seleccionado). Mukuba tiene la habilidad de llegarle al balón, y juega con velocidad, rapidez y cierta fluidez en sus caderas y pies que lo ayudan a "superar" físicamente a los mariscales de campo y receptores. Quizás le hace falta ser un poco más fuerte, pero para eso está el entrenamiento con pesas.

Calen Bullock, USC — Aunque no es el más grande del grupo, en lo que respecta a la masa, sin duda es uno de los que más longitud tiene y, si conoces a Quinn, sabes que le encantan jugadores que con longitud. Si Bullock cae por alguna razón, podría estar disponible en la segunda mitad de la primera ronda, pero no creemos que esté en el tablero en el Día 2. El cambio de dirección de élite combinado con la habilidad (y la voluntad) de obtener girar y perseguir se suma a otros atributos que lo hacen atractivo, pero debe equilibrarse con el hecho de que sus manos "entran en pánico" si cree que perdió la batalla y eso atrae pañuelos de castigos en la NFL. Sin embargo, eso se puede mejorar, al igual que aprender cuándo ir por el gran golpe y cuándo lanzarse para hacer la tacleada.

JL Skinner, Penn State — Salgamos de la primera y segunda ronda para ver quién debería estar disponible para los Cowboys en el Día 3, que es donde han logrado hacer magia en la posición. Después de todo, usaron una selección de sexta ronda en Jeff Heath y Kavon Frazier, convirtiéndolos en titulares de la NFL, antes de volver a hacerlo con Donovan Wilson; y aunque no creemos que Skinner esté disponible en la sexta ronda, creemos que podría estar en la cuarta, y nos encantaría agregar su habilidad a la lista con ese tipo de valor. Si aún está disponible para ese entonces, se debe únicamente a un desgarro en el pectoral que sufrió durante el entrenamiento esta temporada baja, pero dijo en el NFL Combine que estará listo para el campamento de entrenamiento. Es explosivo, un ejecutor y un especialista en apoyo a la carrera que juega sin miedo en cada jugada, y eso lo congraciará rápidamente detrás de Wilson y con Micah Parsons. 

Ronnie Hickman, Ohio State — Hickman sabe lo que es entrar en uno de los estadios más grandes del país semanalmente y actuar, y eso debería servirle bien a nivel de la NFL. Al igual que el hecho de que es uno de los mejores profundos de cobertura en la clase de draft de este año, junto con una velocidad de carrera de 4.45s en 40 yardas y una longitud de brazo que está en el 83 percentil. Es largo y rápido, y una vez que comienza a confiar verdaderamente en sus instintos en lugar de dudar a veces, realmente todo juega a su favor en el campo. Pero, en general, sería una gran elección al principio del Día 3, especialmente porque tampoco le tema a la defensa contra la carrera o al tacleo.

Trey Dean, Florida— Hablando de alguien que no teme golpear, este Gator juega con actitud. El hecho de que esté en el percentil 98 con su press de banca explica por qué sus manos son tan violentas en la cobertura, derribando a los receptores de forma rutinaria. También tiene buen tamaño, mide 6 pies 2 pulgadas y pesa más de 200 libras, por lo que podría imaginarlo trabajando también como un gran slot (sombras de Jayron Kearse) para ayudar con alas cerradas más grandes. Mucho mejor en la cobertura de hombre que en la zona, usar una quinta ronda sobre Dean suena bastante bien, y de todos modos está muy cerca de donde a los Cowboys les gusta reforzar la posición.

Mención de honor: Christopher Smith II, Georgia

Related Content

Advertising