¿El futuro de Michael Gallup está aquí en Dallas?

Gallup

(Nota: El artículo original fue escrito por David Helman, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

FRISCO, Texas - Con tantas preguntas que responder, hoy evaluamos el grupo de receptores de los Cowboys y cómo podría verse en el futuro.

Tomando decisiones en la tabla de profundidad

Ha pasado menos de un año completo desde que los Cowboys seleccionaron a CeeDee Lamb y armaron uno de los mejores cuerpos de receptores de la liga, pero ya es hora de pensar en el futuro. El hecho de que dos temporadas se sienten como una eternidad es un testimonio de los cambios continuos de la NFL.

Para ser claros, no todo es un misterio aquí. Amari Cooper y CeeDee Lamb tienen un futuro muy concreto con los Cowboys.

Cooper firmó una extensión de contrato de cinco años y $100 millones la primavera pasada, y si bien es posible que el equipo salga de ese contrato el próximo año, no hay garantía de que quieran hacerlo. A pesar de perder a Dak Prescott por gran parte de la temporada, Cooper tuvo uno de los mejores años de su carrera en 2020, terminando con 1,114 yardas y 92 recepciones, la mejor marca de su carrera.

Lamb acaba de cumplir una de las mejores temporadas de novato en la historia de la franquicia. Él está bajo contrato hasta al menos 2023, y actualmente se siente como una buena apuesta decir que la oficina principal eventualmente firmará la opción de quinto año en su contrato de novato.

Sin embargo, ¿qué pasa con el resto de la lista? Cuanto más abajo mires en la lista, más incertidumbre hay.

Michael Gallup es el más interesante del grupo. La ex selección de tercera ronda del draft se ha convertido en una de las mejores historias de éxito de los Cowboys en los últimos años. Los números de Gallup bajaron un poco después de que Prescott salió lesionado, pero aún así logró una temporada de 843 yardas y cinco anotaciones.

Ahora, Gallup está camino a su importantísimo año de contrato. Es un poco difícil de creer, pero 2021 ya será la cuarta temporada de Gallup desde que fue seleccionado en el puesto 81, lo que significa que los Cowboys tienen que tomar algunas decisiones.

¿Puede la oficina principal darse el lujo de extender el contrato de Gallup? Podría ser financieramente factible, pero considerando que Cooper y Lamb ya están bajo contrato, ¿sería eso un buen uso de los recursos? ¿Podríamos estar dirigiéndonos a un escenario en el que la oficina principal se vea obligada a elegir entre Cooper y Gallup? O, ¿podría ser posible que, si llega a la próxima temporada sin un acuerdo, Gallup podría jugar lo suficientemente bien como para quedar fuera de la conversación por completo?

Estas son preguntas difíciles de responder, que es lo que da lugar a la siguiente parte: ¿sería ahora un buen momento para negociar con Gallup?

Normalmente, los equipos tratan de no deshacerse de sus buenos jugadores, pero esta podría ser una situación que requiera pensamiento creativo. Es posible que los Cowboys no puedan quedarse con Gallup más allá de la próxima temporada. Su valor de canje tampoco es mucho, porque solo le queda un año en su contrato.

Con todo eso en mente, podría tener sentido canjearlo ahora, digamos, por una selección de draft del Día 2. Eliminaría el problema de tratar de encontrar una forma de pagarle y le daría a la oficina principal un recurso adicional para reforzar el resto de la lista.

Honestamente, no hay una opción incorrecta. No hay nada de malo en tener tres buenos receptores. E incluso si Gallup se va en la agencia libre en 2022, los Cowboys obtendrían una selección compensatoria por sus esfuerzos.

Todo eso es pensando en el panorama general. El resto de las decisiones de los Cowboys vendrán a corto plazo.

Otro par de selecciones del draft, Cedrick Wilson y Noah Brown, están programados para entrar a la agencia libre el próximo mes. Wilson es un agente libre restringido, mientras que Brown no tendrá restricciones. Malik Turner, quien fue retirado de las exenciones al comienzo de la temporada pasada, también es un agente libre restringido.

Mantener agentes libres restringidos es un proceso sencillo. Si los Cowboys quieren quedarse con Wilson o Turner, simplemente pueden firmarlos al nivel de su estatus de draft original por un contrato de un año y $1.9 millones.

Esto tiene sentido especialmente para Wilson, quien fue una selección de sexta ronda del draft en 2018. Wilson luchó contra problemas de lesiones durante los primeros dos años de su carrera, pero se recuperó para mostrar su buen talento en 2020. Se ha hablado mucho sobre su química con Dak Prescott, que fue evidente cuando logró 107 yardas y dos touchdowns en la derrota de la Semana 3 ante Seattle.

Los Cowboys podrían tratar de quedarse con Wilson por otra temporada. Si otro equipo quiere ofrecerle un contrato, podrían asegurar sus servicios a cambio de esa selección de sexta ronda.

Brown, originalmente una selección de séptima ronda en 2017, disfrutó de la temporada más productiva de su carrera el año pasado, pero aún así terminó con solo 14 recepciones para 154 yardas. Es libre de firmar con cualquier equipo que elija, aunque es justo suponer que no habrá un mercado demandante por sus servicios.

Con todo eso en mente, y si los Cowboys quieren, no debería ser demasiado difícil mantener unido a este grupo. Gallup no tiene que irse a ninguna parte, y los tres agentes libres deberían ser bastante asequibles.

Sin embargo, hay suficiente incertidumbre. ¿El futuro a largo plazo de Gallup está aquí en Dallas? ¿Quieren los Cowboys volver al draft para completar su tabla de profundidad, en lugar de volver a firmar a sus veteranos?

Esas son decisiones que los Cowboys podrían tomar en las próximas semanas y que tendrían un impacto duradero en el futuro.

Related Content

Advertising